0 COMENTARIOS

Nos adentramos en el mundo de la mitología cántabra, con la ilustradora Andrea Obregón

Cantabria, tierra de anjanas

Paseando por el maravilloso mundo de Twitter el equipo de eSTARenEspaña se topó un buen día con unos bellos dibujos de unos seres alados que, con sutil delicadeza, son dueños y señores de la cuenta @AnjanasDeCantab, desde el primero al último tuit. Las anjanas son seres de la mitología cántabra, quisimos saber más sobre ellos y descubrimos que, la autora de estas dulces y coloridas imágenes, es una joven santanderina de 26 años, Andrea Obregón Mantecón. Una diseñadora gráfica y programadora de aplicaciones web que simultanea su trabajo con el mundo de la ilustración. La fascinación que Andrea sintió desde niña por hadas, duendes, elfos, brujas y bosques encantados lleva camino de convertirse en su auténtica razón de ser. Dice que “ser cántabra, ayuda mucho“. Y lo que le motiva a seguir con este proyecto es “que no se pierdan nuestras costumbres y leyendas”. Adentrémonos de su mano, sin más demora, en el fantástico mundo de las anjanas cántabras.

eSTAR: ¿Nos podrías explicar qué son las anjanas de la mitología cántabra? ¿Son una especie de hadas?

Efectivamente, nuestras anjanas de la mitología cántabra son hadas, aunque el término “anjana” viene de “jana” que en la antigua España de la Edad Media se utilizaba para designar a las brujas o hechiceras. En cambio, en algunas zonas de Italia el término “jana” significaba hada. Concuerda más con el concepto que ahora mismo tenemos en Cantabria de lo que son las anjanas realmente. Hadas buenas, que están en la tierra durante dos siglos para hacer el bien y ayudar a las personas que más lo necesiten. Siempre se ha dicho que su apariencia es de extrema belleza y dulzura, su voz igual que la de un ruiseñor y  que huelen como las más hermosas flores de la tierra.

eSTAR: ¿Cómo son las anjanas?

Las típicas anjanas son más bajas y pequeñas que una persona de una estatura normal, con una larga y hermosa melena rubia, que adornan con coronas de flores hechas por ellas mismas y que recogen en bosques y campos. Con lazos que, dicen, brillan por las noches, se hacen trenzas y recogidos. Su piel es muy blanca y sus ojos azules como el cielo. Van vestidas con una túnica blanca, cubierta  con una capa de color azul, con adornos y detalles bordados con hilo de oro. Siempre  se acompañan de un bastón, que puede ser de fresno, adornado con flores, o incluso rematado con una especie de estrella, con la que iluminaban la noche, y guiaban a la gente que se perdía por el bosque. La única vez que cambian sus ropajes, se dice que es el día de Viernes Santo, que se ponen de total luto. Entonces se quitan sus hermosas coronas de flores.

Adornan su cabello con lazos que brillan en la noche

Adornan su cabello con lazos que brillan en la noche.

Hay más variedades de anjanas en Cantabria: morenas con largas melenas, con coronas de espino y espigas adornando sus cabellos, con capas grises o amarillas, incluso con una estatura de un ser humano normal,  muy delgadas, blancas de piel y con unos ojos negros como la noche. Otras, en cambio, se muestran vestidas con ropas hechas de la lana de las ovejas. También. según nuestra mitología, decían que algunas tenían cruces marcadas en la frente o, incluso, un tercer ojo. Y al ser hadas, también pueden tener unas alas pequeñas en la espalda. Como véis, puede haber tantos tipos de anjanas como pueblos y zonas hay en Cantabria.

eSTAR: ¿Qué tienen en común con las xanas asturianas o con las meigas gallegas?

En realidad, las xanas de la mitología asturiana y nuestras anjanas de la mitología cántabra son básicamente lo mismo. Ambas son hadas buenas que buscan hacer el bien y ayudar a la gente. Físicamente se las describe de la misma manera, y con las mismas costumbres y labores. Simplemente cambia el concepto con las que se las denomina, dependiendo del territorio. Con las meigas gallegas yo diría que no tienen absolutamente nada en común. Son la antítesis totalmente de las anjanas. Son brujas malvadas  que sólo buscan hacer daño, echar maleficios tanto a personas como animales, hacer el mal en general y cuánto más, mejor.

En la mitología gallega existe otra figura que es las de las bruxas. Es muy importante diferenciar lo que es una meiga de una bruxa. Las bruxas son brujas blancas, buenas, que luchan contra los maleficios y los conjuros de las meigas, y ayudan a la gente a librarse de sus maleficios dañinos. Por lo tanto, yo diría que las bruxas gallegas son lo más parecido a nuestras anjanas de Cantabria.

eSTAR: ¿Y con seres parecidos de la mitología irlandesa?

La Noche de San Juan

La Noche de San Juan.

 

Respecto a la mitología irlandesa, sí es cierto que alguna que otra semejanza encontramos, debido a la cultura y origen celta que comparten ambos países. En Irlanda y las Tierras Altas de Escocia a las hadas se las denomina “Daoine Sidhe”, nombre celta que se refiere a los monumentos megalíticos de Escocia (Sidhe). Estas hadas escocesas únicamente se muestran a los mortales en determinadas épocas del año, más específicamente  en la noche San Juan, en la que bailan en corro a la luz de la luna.

Y aquí encontramos una similitud con las xanas asturianas y las anjanas cántabras. La noche de San Juan es noche de celebración para todos estos seres, prácticamente del mismo modo, ya sea a la luz de la luna o alrededor de una hoguera. Como mencioné anteriormente, el origen celta se hace notar en ambas mitologías, de ahí las similitudes.

eSTAR: ¿Son seres exclusivamente benéficos las anjanas o también las hay malvadas?

Las anjanas son seres de enorme bondad y sólo viven para hacer el bien. Tan sólo conozco una posible anjana malvada, que ha sido descrita de manera similar a la figura de “La Guajona”, que también es un personaje dentro de la mitología de Cantabria. Se la considera algo parecido a las lamias de otras mitologías. Es una vieja delgada y siniestra, tapada de la cabeza a los pies por un manto negro. Lo único que muestra son las manos, renegridas y sarmentosas, los pies, que en realidad son patas de ave, y la cara. Una cara amarilla, rugosa, consumida, sembrada de pelos y verrugas, con unos ojos diminutos, brillantes como estrellas, nariz aguileña y labios delgados y descoloridos. Y en la boca, un único diente, negro y enorme como un puñal, pues le llega hasta debajo de la barbilla. Se dice que entra en las casas por la noche sin hacer ruido, y que con ese horrible diente chupa la sangre de los niños y de los jóvenes que gozan de buena salud. Como véis, es un personaje espeluznante. Dentro de mis conocimientos sobre esta mitología, podría decir que es una posible perfecta versión de una anjana malvada.

eSTAR: ¿Dónde viven, a qué se dedican?

Las anjanas viven en cuevas y grutas muy bien escondidas en lo más profundo de los bosques, solo visibles a las personas que ellas mismas deciden que pueden verlas. Esas cuevas tienen paredes de oro y suelos de plata. Podemos considerarlas unos verdaderos palacios, dentro de los cuales no existe ni el día ni la noche, siempre hay claridad y un agradable aire templado. En lo más profundo de esas cuevas, dicen, hay multitud de tesoros y riquezas. Y muchos árboles y huertos que ellas mismas plantan y cuidan. Las hojas de los árboles nunca se caen y sus frutos siempre están maduros. También hay fuentes de agua que producen un líquido semejante al sabor de la miel.

Cantabria tierra de anjanas

Una estrella remata su bastón de fresno.

Pasan el día andando por las sendas de los bosques, sentándose a descansar en las orillas de las fuentes y los arroyos parecen cobrar vida a su paso. Allí, en las fuentes, conversan con las aguas, al igual que con los pájaros y el resto de los animales. También ayudan a los viajeros perdidos, a los pastores, a los animales heridos y a los árboles que la tormenta o el viento han quebrado. Durante las noches, en algunas ocasiones, se pasean por los pueblos dejando regalos en las puertas de las casas de aquellos que se lo han merecido por sus buenas obras. También curan a la gente enferma y castigan a quienes hayan sido avariciosos. En la Noche de Reyes llevan juguetes y pequeños tesoros a los niños más necesitados. Aunque durante todo el año ayudan a la gente más pobre, llevándoles comida y lo que necesitan.

eSTAR: ¿Cómo surgió en ti el interés por recrear el mundo de fantasía en el que habitan las anjanas?

Siempre me ha encantado todo lo que tiene que ver con la fantasía: hadas, duendes, elfos, brujas, bosques encantados… Mi interés por las anjanas siempre ha estado ahí, ser cántabra ayuda mucho, y hace unos años, más en concreto por 2011, se me pasó por la cabeza llevar a cabo un proyecto de ilustraciones referido a las anjanas y a otros aspectos de la mitología cántabra.

Lo dejé un poco de lado por otros motivos… este año, en 2016, me vi con ganas y  decidí continuarlo poco a poco. Me siento contenta por cómo lo estoy llevando a cabo y por cómo percibo que gustan las ilustraciones que voy haciendo. Pero sobre todo lo que me motiva a seguir con este proyecto es que no se pierdan nuestras costumbres y nuestras leyendas. Hoy en día tenemos tanto, vivimos tan deprisa, que todas estas cosas se están perdiendo y cayendo en el olvido. Yo desde luego no voy a dejar que se pierdan. O al menos lo voy a intentar a través de mis ilustraciones.

eSTAR: ¿Qué mensaje intentas transmitir a través de las anjanas que dibujas? 

La mayoría de las ilustraciones que hago se podría decir que tienen partes de anjanas típicas de la mitología de Cantabria, y otras que intento que sean cosecha mía propia, para que se diferencien. Respecto a su apariencia física, más o menos  son todas rubias y con ojos azules o verdes y muy blancas de piel (anjanas típicas). Otras que he realizado no se asemejan para nada a este concepto, son muy fantasiosas. En lo referente a sus ropas, voy un poco más allá. Creo que algo muy importante y diferenciador de mis anjanas con el resto son tanto sus coronas de flores, como sus vestidos y capas. Me gusta mucho ponerles coronas de flores bastante exageradas y pobladas de flores. Me encanta que de esas coronas cuelguen hilos con más flores que les lleguen hasta la cintura, o hasta los pies. Incluso que les rodeen parte de la melena y que les ayuden a crear peinados originales.

En las túnicas de las anjanas, Andrea dibuja el lábaro cántabro

En las túnicas de las anjanas, el lábaro cántabro.

En la ropa, suelo respetar la típica túnica blanca, pero lo que incluyo mío es la capa: de un color burdeos o color lila oscuro a la que suelo añadir un estampado de una estela cántabra de color amarillo (lábaro cántabro) en mitad de la capa. El lábaro cántabro es un símbolo muy conocido y representativo de Cantabria, y me pareció buena idea incluirlo en mis ilustraciones de alguna manera. También lo incluyo como tatuajes en algunas anjanas.

El mensaje que quiero transmitir con mis anjanas es el de belleza, delicadeza, felicidad… Que solo con verlas pienses “¡qué bonita!”… y que el color que les pongo y la manera en que las diseño llamen la atención del público. También me gusta mucho transmitir el simple hecho de que las anjanas son cántabras, es algo nuestro y que nos representa. De ahí el ponerles capas con el lábaro o adornos con ello. Y que quede claro que Cantabria es tierra de anjanas.

eSTAR: ¿A qué público te diriges con tus ilustraciones?

Yo creo que están dirigidas a cualquier típico de público, tanto infantil, como juvenil, como adulto. Al menos me gusta pensar que es así y que les puede llegar a gustar tanto a pequeños como a grandes.

eSTAR: ¿Cuáles han sido tus fuentes de inspiración?

Principalmente he tomado como referencia los relatos que dejó el escritor cántabro Manuel Llano. Algunos, concretamente los que describen a las anjanas, fueron hechos a modo de reportaje a montañeses de la época.Tienen una explicación tan detallada de cómo son, que es muy fácil imaginárselas y plasmarlas en el papel. La verdad que se agradece mucho la labor tan bonita que hizo y dejó Manuel Llano. Es interesante ver como la gente de los pueblos las describe, y las diferencias que hay entre unas anjanas y otras. Es muy inspirador.

También me gustaría destacar al ilustrador cántabro Gustavo Cotera como referencia. He estado viendo sus ilustraciones toda la vida en multitud de publicaciones, preciosas llenas de vida e inspiración, me encanta todo lo que ha dibujado. Es un icono de la ilustración en Cantabria.

Texto: Paloma Larena / Ilustraciones: Andrea Obregón

 

Así empezó como ilustradora…

La ilustradora cántabra Andrea Obregón

Desde que era una niña Andrea Obregón siempre tuvo el dibujo como un hobby y una forma de expresar las ideas que se le pasaban por la cabeza. Desde los 11 años es cuando, por decirlo con sus propias palabras, se le “encendió la bombilla”, y decidió trabajar mucho para que su pasatiempo llegara a ser algo más que una mera afición. Nos lo cuenta ella misma:

“Pasaron algunos años y empecé a escribir alguna historia corta que luego reflejé en cómics, con la intención de presentarlos a concursos. Mi experimento salió bastante bien y fui buscando concursos y presentando cómics cortos.  Como conseguía premios y resultados en ellos seguí participando en concursos durante más o menos unos dos años y medio. Después de esta etapa, que me ayudó a que me fuesen conociendo un poco, a hacer currículo artístico y exposiciones, vinieron mis comienzos en los fanzines y cómics de encargo. Empecé a los 21 años a colaborar con “2012 Magazine” de la editorial Ediciones Morpheus Projects, de José Manuel Villena Pastor, de Tarragona, con cómics y alguna que otra ilustración. Continué bastante tiempo participando en esta revista y  en otras como la revista “Ultratumba”, fanzines como “Inari” o “Forbidden Webzine”.

Yo creo que esta ha sido mi preparación como ilustradora, y que realmente estoy empezando ahora mismo y espero darle continuidad. Mis referencias iniciales empezaron con el cómic y el manga japonés. En mi adolescencia tenía un estilo de dibujo muy nipón, estaba muy influenciada por series de televisión como “Dragon Ball” de Akira Toriyama, se notaba mucho en mi manera de dibujar. Con el tiempo fui dejando atrás estas influencias y adaptando mi estilo de dibujo a uno más propio, aunque no se puede negar que tiene ciertos rasgos parecidos al japonés. Fui apartándome del mundo del cómic y centrándome más en la ilustración. Mis referencias cambiaron el manga y el cómic por el gran Luis Royo, Victoria Francés, Amy Brown… Y esto es en lo que ando centrada hoy en día, en la ilustración de historias, poemas, cuentos…”

 

… hasta llegar a Dusty Wings

“‘Dusty Wings’ es una publicación exclusivamente sobre el mundo de las hadas que ha salido a la venta este mismo año, en marzo. Aunque ya he publicado en fanzines y revistas, la considero mi primera publicación. He disfrutado mucho dibujando a  las hadas, con total libertad e imaginación por mi parte. He sido libre de dibujar lo que quería. Es una colaboración con una gran escritora de cuentos y poesías, María Jesús Verdú Sacases. Ella aporta poesías sobre hadas y yo las ilustraciones. La verdad, ha quedado una publicación muy bonita, gracias a Ediciones Morpheus Projects, cuyo editor José Manuel Villena Pastor, me dió la gran oportunidad de editar ‘Dusty Wings'”.

Su primera publicación acaba de salir

Su primera publicación, en 2016.

 

http://rengadre-aom.blogspot.com.es/

www.facebook.com/anjanasdecantabria

 

No comments yet.

Deja un comentario