" />
0 COMENTARIOS

Stephen Leonard, Director Mundial de Ventas de Sistemas y Tecnología de IBM

El 70% del tiempo se pierde en mantener los sistemas funcionando

IBM es inseparable de la historia de la informática. Ha estado allí desde sus orígenes, en 1896 diseñando máquinas de tabulación de datos pasando por todo el desarrollo de la computación moderna en los 60 y 70, y por el lanzamiento del IBM PC, que creó toda una nueva industria. En los últimos años ha sido noticia por deshacerse de su negocio de fabricación de discos duros, portátiles, ordenadores de sobremesa e incluso servidores.

Esto forma parte de un proceso de tranformación de la compañía que busca las posiciones más interesantes y rentables y deja para otros jugadores los segmentos donde tiene menos oportunidades. Pues aún así la cantidad de servicios y de líneas de producto que ofrece IBM es amplísima. En esta ocasión hemos conversado con Stephen Leonard, Director Mundial de Ventas de Sistemas y Tecnología de IBM sobre algunos de sus productos. Dada la gama de productos de IBM, sus áreas de responsabilidad son muy extensas, pero hemos preferido “centrar el tiro” en la gama de servidores y sistemas Pure. Como verás a lo largo de la conversación, son un sistema que en gran medida el “llave en mano” y que acerca modelos de proceso de datos muy punteros y potentes a empresas que, por capacidad tecnológica y dimensión, quizá no se atreverían a entrar en ellos.

La familia de productos y servicios IBM Pure tiene tres elementos principales: PureFlex, que son los dispositivos integrados de hardware que engloban el procesamiento, el almacenamiento, las redes y la virtualización; PureApplication System, que son plataformas de software diseñadas y optimizadas para aplicaciones transaccionales y de bases de datos y, por último, PureData System, plataformas de software especializadas en proceso masivo de datos y analítica. Como nos detalla Stephen Leonard en la entrevista, el reto estaba en ofrecer estos productos como soluciones integradas casi listas para usar, y que no requirieran costosos y lentos procesos de integración y personalización.

TNL: ¿Puede explicarnos qué es y qué no es IBM Pure? Es una arquitectura de HW y SW que… ¿de qué está hecha?

Los sistemas Pure son dispositivos de tipo appliance que incluyen gran cantidad de software de IBM dentro del equipo. Es realmente para clientes que trabajan en entornos muy centrados en los datos, como bases de datos y analítica.

TNL: ¿Cuál es el escenario principal de uso de estos dispositivos? ¿Los clientes más prototípicos?

Es una solución convergente que reúne tecnologías de procesamiento, almacenamiento y redes todas en el mismo chasis. Y esto le proporciona muchos beneficios operativos al cliente y también una gran capacidad para instalar y poner en marcha nuevos desarrollos. En el caso de Pure Data lo que incluye el appliance es una capa de base de datos, no todos los elementos de procesamiento, almacenamiento y redes. Es importante destacar que con un único pago se incluyen licencias de uso ilimitadas del software y del hardware del aparato. El modelo económico es distinto, y el modelo de precios también es distinto. Si te mantienes con el mismo hardware, todo el software está incluido en el precio.

TNL: Entonces el activo principal es el chasis, el hardware. El resto viene con la máquina, ¿no?

Por ejemplo, todas tus licencias de software están ahí. Si empleas el triple de licencias con el mismo equipo, el coste no varía. El coste está definido sólo por el tipo de chasis (de hardware) que se adquiere.

Pure es la parte física de todo: el chasis, la integración de redes, almacenamiento y proceso en un único factor de forma. Eso es Pure. Eso contiene a los servidores Blade, al almacenamiento y a la conectividad. Y por encima de esto tendríamos instancias con Pure Data, o Pure Application, en las que hay una gran cantidad de contenido de software. Y puedes adquirir esto en distintas modalidades: sólo la parte de proceso, la parte de proceso junto con la de almacenamiento y redes o se puede adquirir la de proceso, almacenamiento y red junto con el software, todo incluido. Esa es la forma en la que están definidos los precios.

Inhi-Cho-Suh-IBM-VP-Product-Management-Strategy

TNL: ¿Cuál sería el punto de entrada? ¿Qué tamaño tendría la empresa más pequeña que se puede plantear este tipo de sistemas?

Cualquier compañía en el entorno de los 500 empleados. Una empresa que tenga múltiples servidores, que disponga de dispositivos en su red que se verían beneficiados por consolidar todo esto en un sistema convergente. El otro elemento importante de todo esto es el sistema de gestión. Hay un sistema centralizado de administraciómn desde el que se pueden controlar todos los aspectos desde, como decimos nosotros, un único panel de cristal. Por ello deja de ser necesario disponer de distintas herramientas para administrar el almacenamiento, las redes, el procesamiento o las aplicaciones. De este modo todo se maneja desde un único lugar. Y desde él se pueden implantar los recursos o gestionar la capacidad del sistema.

TNL: ¿Podemos decir que esta familia de productos permitirá a empresas que anteriormente no eran clientes de IBM pasar a serlo porque ya no necesitarán un gran departamento de TI como antes?

Así es. Estos sistemas tienen dos objetivos: facilidad de uso y la mayor potencia posible para ese tamaño.
No tienes que disponer de tantos conocimientos como antes (gente experta en gestión de redes, en almacenamiento de red, en procesamiento y en software). Ahora sólo hace falta una persona porque el interfaz es único. Pueden gestionarlo todo desde ese único punto. Los sistemas Pure ofrecen una gran capacidad en ese factor de forma (en ese tamaño y formato de dispositivo hardware, en este servidor). Es un escenario perfecto para los MSPs, (Managed Service Providers, o Proveedores de Servicios Gestionados), que pueden integrar distintas cargas de trabajo en un mismo chasis. Y pueden gestionar todos esas tareas repartiéndose la capacidad del dispositivo. Es un sistema muy efectivo en costes para implantar nuevos desarrollos tecnológicos.

También es muy importante la velocidad para implantar un entorno desde cero. Se puede poner en marcha un entorno virtual muy, muy rápido. No es necesario cablear… Tradicionalmente, cuando se pone en marcha un nuevo servicio es necesario obtener capacidad de procesamiento (servidores), capacidad de red (conexionado y configuración de red), capacidad de almacenamiento y también disponer del software necesario. Con los sistemas Pure todo esto se hace de una sola vez. En uno o dos clics.

TNL: Entiendo que la escalabilidad de estos sistemas es muy grande pero, hay distintas opciones de hardware (Servidores con procesadores Intel x86 y también IBM Power 7+), ¿dónde está la línea divisoria entre ambos tipos de sistemas? ¿depende de mi necesidad de potencia o del tipo de trabajo?

Mucho depende de la carga de trabajo, de los requisitos específicos de la tarea. Puedes tener ambos tipos de servidores dentro de un mismo chasis. Y ambos se pueden manejar desde el mismo panel de configuración, tanto las cargas de trabajo de las máquinas Intel como las de las máquinas Power. Es un sistema altamente integrado, lo denominamos sistema híbrido, en el que coexisten ambas arquitecturas.

Los entornos de trabajo de muchos clientes ya son de hecho entornos híbridos, en los que algunas partes del sistema, la base de datos generalmente, y sobre todo si trabajan con una única instancia de base de datos de gran tamaño, suele residir en un servidor Power que es una gran opción para gestionar ese tipo de entornos. Y luego disponen de muchos servidores Intel para correr el interfaz de la aplicación, el front-end (lo que ve el usuario de un sistema formado por múltiples elementos). En casos así es muy efectivo tanto desde el punto de vista operativo como desde el punto de vista de los costes que ambos estén integrados y se gestionen conjuntamente. Y es muy efectivo también si consideramos el aspecto de disipación del calor y la necesidad de enfriamiento de estos equipos.

TNL: ¿Cómo se integra todo esto con las tecnologías existentes en el centro de datos de los clientes? ¿IBM Pure son tecnologías abiertas?

Sí, todos los interfaces son abiertos así que se pueden conectar con cualquier dispositivo de almacenamiento existente. Son arquitecturas abiertas. Y es algo que buscámos muy conscientemente. Queríamos dar soporte a entornos heterogéneos.

TNL: He leído algo muy peculiar sobre La plataforma Pure, que es el uso de Patterns (Patrones o Plantillas) ¿Son una clase de recetas preparadas para la configuración rápida?

Si vas a un cliente que quiere poner en marcha un entorno concreto, generalmente necesitará personalizar la configuración para sus necesidades de trabajo específicas. Y esta personalización es un proceso manual que tiene que realizar un operador. Y si ese cliente está implantando múltiples instancias de ese entorno, entonces esa tarea tiene que repetirse varias veces.

Como es la misma tarea la que debe llevarse a cabo con los sistemas de procesamiento, almacenamiento y redes, podría darse el caso de tener que repetir esta tarea 10, 50 o 100 veces. Y tendrían que hacer lo mismo 100 veces en todos estos entornos. Lo que hacen las plantillas es permitirte almacenar esa configuración una vez y el software se encargará de repetirla tantas veces como le indiques sin intervención manual. En esencia son un sistema de scripting para optimizar las limitaciones del sistema manual. Y esto acelera mucho los tiempos de puesta en marcha.

Uno de los factores que siempre se considera en un nuevo proyecto dentro de una empresa son los plazos necesarios para implementar la infraestructura tecnológica necesaria y para hacer las pruebas de uso. Y es necesario porque, por bueno que seas tecleando, es muy fácil cometer un error en el tipo de datos que se introducen en esta fase de un proyecto. Todo esto retrasa mucho el arranque de un proyecto.

Con este nuevo planteamiento, lo configuras una única vez, lo pruebas a fondo y entonces lo puedes ampliar a tantas nuevas instancias como necesites. Sin intervención humana. Puedes reaprovechar todo el trabajo de configuración de tanto valor y aprovechar el talento y las capacidades de esas personas en otras tareas importantes en lugar de que estén repitiendo mecánicamente lo que ya han hecho decenas de veces.

Stephen-Leonard-IBM

TNL: ¿Se podría decir que parte de las ventajas de los sistemas Pure están en un mejor aprovechamiento de los recursos existentes?

Las consultoras Forrester y Gartner indican que más del 70% del trabajo de los centros de datos se va en tareas repetitivas que básicamente consisten en, digámoslo así, mantener las luces encendidas. Eso es todo lo que es. No añade ningún valor a la compañía. No está dedicándose a cómo usamos la tecnología para aplicarla a nuevas oportunidades de negocio o a cómo ampliar las capacidades de negocio que ya tenemos.

En el mundo en el que estamos hoy, claramente muchas empresas están fijándose con mucho detalle en cómo pueden hacer un mejor uso de la tecnología en sus procesos clave de negocio. La tecnología se está desplazando desde el back-office hasta el front-office. Y hay toda una intersección de lo social y lo móvil con la capacidad de proceso de las empresas. Esta intersección es donde están presentes las oportunidades tanto para las empresas B2C (Business-To-Consumer, las que se dirigen al consumidor) como para las B2B (Business-To-Business, las que tienen como clientes a otras empresas).

Hay enormes oportunidades si se aplica la tecnología de procesamento de la información y se le extrae todo el valor. Pero si tienes el 70% de tu coste y de tu gente dedicados a mantener las luces encendidas, es muy difícil ir tras estas oportunidades.

TNL: ¿Dispone de otros datos que apunten en esta dirección?

En IBM también hicimos una encuesta, una autoevaluación de algunos de nuestros clientes, a los que les pedimos que nos dijeran dónde se veían ellos en términos de rendimiento. Queríamos saber si ellos mismos se consideraban dentro del 25% de los mejores de su sector, si creían que estaban en el 50% de los del medio o en el 25% del furgón de cola. Y luego les preguntamos si eran unos Early-Adopters (Visionarios, aquellos que primero adoptan una nueva tecnología) o unos Late-Adopters de tecnología (Mayoría tardía, los que adoptan una tecnología cuando ya es mayoritaria. Para más información, ver la explicación de Javier Megías). Una de cada cinco empresas nos dijeron que eran Early-Adopters y el 90% de estos asimiladores tempranos de tecnología se consideraban a sí mismos dentro del 25% de los mejores en su sector.

La mayoría de las compañías, por no decir todas, de las que tardaban más en adoptar las últimas tecnologías se veían a sí mismas dentro del 50% del medio e incluso del 25% menos destacados de su sector. Y la conclusión que extrajimos de todo esto es que si eres un Early-Adopter de tecnología, es mucho más probable que seas una de las compañías cuyo rendimiento está entre el 25% de las mejores de tu industria. Es claro que los primeros en adoptar nuevas tecnologías y en aprovechar las posibilidades que brinda pueden conseguir una ventaja competitiva.

También hemos completado lo que llamamos IBM Value Business Survey (Encuesta de Valoración de Negocio IBM) en la que analizamos a más de 750 clientes. Y descubrimos que el 75% de estos clientes necesitaban mejorar claramente su uso de la tecnología. La infraestructura era algo realmente importante en sus negocios. Pero menos del 10% de ellos estaban seguros de tener ya las capacidades o los recursos para afrontar lo que pensaban que tendrían que hacer. Así que este es un tema muy importante en el mercado.

Y eso es porque los entornos de TI actuales son muy complejos y mucha gente pasa gran parte del tiempo a conseguir que sigan en marcha (“manteniendo las luces encendidas”). Tecnologías como Pure Data y Pure Apps están pensadas para revertir esa tendencia y conseguir que el tiempo de mantenimiento no pase del 20% y que el 70-80% restante del tiempo de esos especialistas se dedique a desarrollar futuros casos de uso y a aprovechar las posibilidades que se abren en los frentes social, móvil, de Big Data o de analítica. A hacer verdadero negocio nuevo.

TNL: Ya hemos hablado de los sistemas PureFlex (hardware) y de los PureApplication System (software), pero hay un tercer bloque de elementos llamados PureData System for Analytics, PDS for Operational Analytics & PDS for Transactions. ¿Qué son?

Básicamente son personalizaciones para esos entornos tan concretos porque esos casos incluyen configuraciones predefinidas para trabajar con el mejor rendimiento. Tener un entorno genérico sería negativo porque no estaría optimizado. Iría en contra del planteamiento del sistema. Estos productos están adaptados para casos concretos de uso. Y en estos casos hemos empleado nuestra propia experiencia de décadas de conocimiento para ponerlo en manos de los nuevos clientes. Hemos configurado muchos sistemas para nuestros anteriores clientes. Y hemos hecho mucha analítica de datos previa. Eso es lo que se encontrará alguien que adquiera uno de estos sistemas: casos de uso optimizados con la experiencia de muchísimos clientes anteriores. No empezamos de cero al plantearlo. Hemos recurrido a la enorme cantidad de datos de clientes que tenemos de nuestras décadas de experiencia para construir estas herramientas analíticas. Como decimos por allí, hicimos nuestro propio pastel y nos lo comimos nosotros mismos. Para un cliente es algo que genera mucha confianza, ya que esto está basado en entornos reales de clientes reales. En sus cargas de trabajo reales. Estamos muy seguros de poder recomendarle a un cliente rápidamente cuál es el entorno que se adecuará más a su necesidad.

TNL: Muchas gracias por su tiempo, ha sido un placer.

 

Imágenes: Marcos Sagrado / Teknlife

No comments yet.

Deja un comentario