" />
0 COMENTARIOS

Alexander Moiseev, Director General de Kaspersky Lab Europa

El malware se está convirtiendo en un auténtico arma

TNL: La mayoría de usuarios de Internet no sólo usan su ordenador para conectarse a Internet, por lo que el software de seguridad está evolucionando desde un producto basado en el PC hacia paquetes pensados para proteger varios dispositivos. ¿Piensa que es el futuro del software de seguridad o los productos pensados únicamente para Mac o PC tienen aún su público?

Si, por supuesto que los productos sólo para Mac y PC tienen su público, porque aún se venden bastantes ordenadores. Por supuesto, hay un gran avance en cuanto a dispositivos portátiles, ya que la gente usa cada vez más tanto tablets como smartphones. No obstante, aún no proporcionan el nivel de comodidad que requiere el usuario convencional en cuanto a uso. Sobre todo en lo referente al uso profesional y de negocios, ya que todavía no se puede utilizar un smartphone para crear y desarrollar el material de trabajo que necesitas en esos casos. Se utilizan más para el ocio, o como mucho para consultar el correo electrónico, por lo que los productos de seguridad para ordenador todavía tienen y tendrán su nicho.

TNL: El aumento del fenómeno BYOD supone un gran desafío para las empresas que quieren proteger sus datos confidenciales. ¿Son conscientes de todos los riesgos que rodean al fenómeno BYOD? ¿Cómo puede el software de seguridad para móviles ayudar a las compañías a proteger los datos confidenciales almacenados en los dispositivos personales de sus trabajadores?

El principal escollo en este caso no es, en contra de lo que pueda parecer, la fuga de datos corporativos, aunque puede ser uno de los problemas ocasionados por este fenómeno. En efecto, uno de los principales inconvenientes y riesgos del BYOD es que, al igual que sucede con otros dispositivos, puede utilizarse para introducir una nueva amenaza en una empresa. Por tanto, no hay una gran diferencia entre el uso de dispositivos personales en un entorno empresarial y un smartphone profesional cualquiera a la hora de introducir una nueva amenaza en una empresa. Las medidas de seguridad  y precauciones que deben tener en cuenta las empresas y sus empleados para evitar ataques son las mismas, y de hecho, nuestra solución de seguridad es la misma en cualquier caso.

TNL: ¿Qué presencia tienen las soluciones de seguridad de Kaspersky en el mundo de la empresa? ¿Cómo están funcionando sus productos en las compañías?

Hemos hecho algunas mejoras en nuestra compañía para dar mejor servicio a las empresas, no solo en cuanto a mentalidad, sino también en lo necesario para proporcionar un servicio a los clientes mucho más amigable. Actualmente, tenemos clientes muy grandes y relevantes, como los Ministerios de Hacienda y Defensa de Italia, así como todos los organismos que dependen de ellos. No obstante, en cuanto a empresas, para mí no importa la relevancia o el tamaño de la compañía, sino el nivel de complejidad que debe tener la solución que necesita cada una.

En general, no sólo cuenta el programa o la solución de software, sino también el servicio de instalación, su despliegue o el análisis de las amenazas que pueden afectar a cada compañía. Por tanto, lo que vamos a ofrecer a las empresas son paquetes con diferentes soluciones de consultoría, algo que va más allá de lo que nuestros competidores tienen en mente.

TNL: ¿Qué pasos está dando en estos momentos Kaspersky para crecer como compañía?

Ahora mismo lo que estamos haciendo es modificar un poco el organigrama. Lideramos el crecimiento en ventas en el segmento de pequeñas y medianas empresas, somos el número uno en antivirus en España y en varios segmentos en otros paises europeos. Ahora mismo no es suficiente para nosotros, queremos crecer más y podemos hacerlo. Necesitamos dirigirnos en gran medida al mercado empresarial, pero de una manera un poco especial. Por tanto, lo que estamos haciendo ahora es cambiar el organigrama de la compañía para satisfacer mejor las necesidades de los usuarios. Otro de los pasos a dar para conseguirlo es marcar la diferencia a la hora de proporcionar servicio técnico a los clientes. Queremos que se nos conozca no por ser los mejores en este campo, sino por hacerlo a la perfección.

TNL: ¿Qué expectativas de futuro tiene Kaspersky en el mundo de la empresa?

En estos momentos nos estamos centrando en proporcionar soluciones específicas a tres tipos de compañías y organizaciones: automoción, finanzas, y ministerios y organismos gubernamentales. Las tres están relacionadas con determinados requisitos legales, que nosotros satisfacemos completamente. Además, podemos afirmar que somos únicos en esos segmentos.

TNL: ¿Cuáles son las amenazas que acechan hoy en día a los usuarios de Internet?

En el pasado, la mayoría de usuarios malintencionados presumían de que podían hackear la cuenta o acceder al equipo de alguien y hacer varias cosas con lo que había en su disco duro, sus fechorías no iban mucho más allá. Pero después evolucionaron, y descubrieron que podían ganar dinero con ello, por lo que empezaron a desarrollar malware para ganar dinero. Esta situación llevó a la creación de algunas organizaciones en torno a ello, esto es, surgieron organismos que desarrollaron estructuras legales para trabajar y poder extraer este dinero. Es un trabajo sucio y criminal, pero lo hicieron, y han conseguido crear malware a gran escala y obtener bastante dinero. En la actualidad, la situación es diferente. Lo que ocurre ahora es que todo el malware se está creando de una forma completamente distinta, y se está convirtiendo en un auténtico arma.

Así que, si echas un vistazo a ejemplos recientes, tienes malware como Stuxnet, que es una verdadera arma, y una amenaza para grandes compañías y estructuras. Kaspersky proporciona una solución de seguridad completa a las empresas, como hacemos con Ferrari, uno de nuestros clientes. Es un tipo de trabajo que para nosotros supone un punto de vista completamente diferente en cuanto a protección. No está sólo relacionado con la protección de ordenadores y servidores, sino que llega incluso a la protección de las unidades de ensamblaje y de la fábrica desde su base. Es algo completamente distinto a una solución tradicional. Este es nuestro trabajo, así que tratamos de profundizar al máximo en el tipo de industria al que nos dirigimos y en las compañías de nuestros clientes.

TNL: ¿Cómo pueden ayudar a los usuarios a estar más protegidos frente a los ataques y amenazas?

La protección que nuestros productos pueden ofrecer a los usuarios va mucho más allá de la convencional. Pongamos un ejemplo. En 2008 empezamos a colaborar con una pequeña organización en Italia, el “Telefono azzurro” (Teléfono del menor). Su misión principal es proporcionar apoyo psicológico a menores afectados por violencia de una u otra forma. Cuando empezamos a trabajar con ellos vimos que también podíamos colaborar en el aspecto técnico. Les enseñamos cómo funcionaba nuestro producto y nos unimos a su comunidad.

Empezamos a mantener reuniones mensuales con el parlamento italiano para discutir las amenazas que acechan a los menores. En un primer momento, su principal preocupación estaba relacionada con la situación psicológica de los niños, pero les mostramos que podían resolver otro tipo de situaciones con la ayuda de soluciones técnicas, algunas de las cuales estaban ya incluidas en varios de nuestros productos. Conseguimos que Italia las implementase a gran escala, lo que resolvió otro tipo de problemas. En concreto, gracias a nuestra colaboración se logró hacer varias detenciones el pasado año 2012. Por tanto, una colaboración que comenzó como un apoyo psicológico evolucionó hasta convertirse en una cooperación contra la pedofilia online en Italia.

Además, en la actualidad esta cooperación está creciendo y convirtiéndose en algo grande, ya que se está empezando a llevar a cabo a nivel europeo. Por tanto, podemos ir más allá de la ayuda tradicional gracias a nuestros productos. A nosotros nos ayuda a entender las necesidades de los clientes y a ofrecer un tipo de ayuda diferente.

No comments yet.

Deja un comentario