Javier Pérez de Vargas RAI
0 COMENTARIOS

Javier Pérez de Vargas, Director General de Academy Cube en España

El papel líder de España en STEM es indiscutible

Hace dos años el potencial tecnológico e industrial de Europa tenía una previsión de desarrollo enorme, pero condicionada a la disponibilidad de talento joven más o menos preparado en el ámbito STEM (acrónimo en inglés de science, technology, engineering y mathematics). La Comisión Europea entendió la necesidad de hacer algo, y con el apoyo de unas primeras empresas se creó Academy Cube, una plataforma destinada a ser un canal directo entre los egresados y las empresas. En estos dos años Academy Cube se ha consolidado como puente, y nuevas empresas como SAP y CISCO, y universidades de prestigio se han sumado al proyecto.

TnL estuvo con Javier Pérez de Vargas, Director General de Academy Cube en España y de la Real Academia de Ingeniería, para conocer el presente y el futuro de esta plataforma, que ofrece entre 800 y 1.000 vacantes profesionales internacionales de perfil STEM. Los países que conforman el comité de dirección de Academy Cube somos Alemania, EE.UU., Austria y España. La representación española en AC es la RAI.

En un principio el entorno geográfico de Academy Cube se circunscribía a Europa, sin embargo, desde el comité de dirección de AC se identificaron otros entornos afines, por lo que la plataforma ha adquirido una estructura global con una importante penetración en LATAM liderada desde España, y más concretamente desde la red que la Real Academia de Ingeniería tiene en los países latinoamericanos; un entorno en el que España “es un faro al que miran en busca de ese talento tecnológico“, explica el director de AC.

Los egresados necesitan una última milla formativa, y ahí Academy Cube tiene sentido”

Pérez de Vargas explica que el objetivo de la plataforma AC es dar apoyo a talentos y empresas, ayudando a los egresados a completar la última milla formativa antes de incorporarse a las empresas. “Nuestros jóvenes en España tienen una ventaja competitiva por sus estudios, pero su formación requiere de la última milla formativa, y ahí AC tiene sentido“, dice Pérez de Vargas.

Dentro de Academy Cube

Para las empresas a veces es complicado encontrar al candidato que reúna las competencias que necesitan. Para eso, explica Pérez de Vargas, las empresas especifican dentro del portal de AC el perfil profesional que necesitan. A partir de ahí los candidatos pueden recorrer el camino para cumplir los requisitos que demandan esas empresas. Así las empresas tienen acceso a perfiles de alta cualificación.

El 100% de la formación en Academy cube es gratuita

Un joven ingeniero entra al portal y se registra. Entonces puede ver las vacantes que quieren cubrir las empresas, unas 1.000 aproximadamente, y encuentra un puesto que le gustaría ocupar, por ejemplo como especialista en organización industrial del modelo 4.0. En ese momento el sistema de la plataforma AC le hace una propuesta formativa, que básicamente consiste en que para optar al puesto tiene que hacer los cursos A, B y C, que no duran en total más de tres semanas. En el momento de registrarse al candidato se le muestra un indicador, a modo de semáforo, que va mejorando conforme va quemando las etapas de su formación. Los departamentos de RR.HH. de las empresas entran periódicamente a ver las propuestas de los aspirantes. A partir de ahí pueden convocar, para pasar a la ronda de entrevistas, a los que hayan terminado satisfactoriamente su formación. El joven ingeniero podría comenzar a trabajar en esa empresa con unas condiciones laborales y económicas generalmente muy buenas.

Entrevista a Javier Pérez de Vargas

El 100% de la formación que se imparte en AC es gratuita. Habitualmente los candidatos que desean entrar a una empresa tienen que pasar por un proceso de formación que dura entre 3 y 6 meses. AC adelanta esa formación y garantiza que el candidato tiene ya los requisitos necesarios para cubrir el puesto que demanda la empresa. Así es que llega ya formado.

Para las universidades, señala Pérez de Vargas, AC es una puerta de empleabilidad para sus egresados, y las mismas universidades pueden, junto con las empresas, impartir esa formación específica. Se trata mayoritariamente de formación online, aunque ocasionalmente sean contenidos mixtos. Al ser una solución global tiene que ser así “para que se pueda optar igualitariamente desde cualquier país“, apunta. La formación impartida está certificada por AC, según las capacitaciones que exigen las empresas. Esta  certificación está respaldada por las propias empresas como CISCO y SAP, al igual que por las universidades.

Aunque no se corresponda con nuestra tasa de empleabilidad, el papel líder de España en STEM es indiscutible”

Recientemente el MIT publicó un trabajo con algunas soluciones para evitar que los alumnos abandonen los cursos online. Este tipo de formación está cada vez más extendida y cuenta con ciertas ventajas sobre la formación tradicional, pero también con el inconveniente de que los alumnos dependen mucho más de ellos mismos para continuar. Por eso nos interesaba conocer si los cursos impartidos desde AC sufren también el problema del abandono. En este sentido Pérez de Vargas apunta que el grado de abandono en la formación online se asocia a la duración de la misma“. En el caso de AC “está diseñada para ser de alta eficacia“, dice. Se trata de cursos de entre 20 y 25 horas que se van cumplimentando como píldoras formativas, reduciendo al máxima la tasa de abandono. Al mismo tiempo hay otro factor que ayuda a mantener al alumno dentro del proceso formativo hasta el final, y es la motivación. “La motivación en este caso se asocia a un interés por completar unos conocimientos y ocupar una plaza profesional. La formación tiene una dirección clara para conseguir un puesto de trabajo“, explica Pérez de Vargas.

En este momento los candidatos registrados son unos 14.000 de todo el mundo, de los cuales 1.500 son españoles, “con lo que somos el país que tiene más personas registradas en AC, en parte por el desempleo juvenil, pero también por el papel de liderazgo de España, porque aunque no se corresponda con nuestra tasa de empleabilidad, el papel líder de España en STEM es indiscutible“, señala.

Bajo el abanico AC

La audiencia objetivo de AC es el talento altamente especializado que se desenvuelva bien en entornos STEM. Dada la alta tasa de desempleo juvenil, la Administración está apoyando directamente la acción de AC. Según Pérez de Vargas, ya han firmado un contrato con el Ministerio de Economía y Empleo por el interés gubernamental en la gestión educativa en España. Ese puente entre la formación STEM y los profesionales lo está cubriendo AC.

Para Pérez de Vargas, aunque el segmento de talento STEM es interesante “hay que abrirlo más“. Concretamente a la segunda capa de este ámbito, que son los profesionales de la FP. “En las organizaciones hay hueco para profesionales de este tipo, y en el futuro industrial español es importante el egresado, pero también la FP, por eso el siguiente paso en AC es abrir el abanico en esta línea de FP“, explica.

El siguiente paso es abrir academy cube a la fp

En LATAM hay una necesidad creciente de desarrollo STEM, en EE.UU. hay grandes empresas que se fundamentan en el talento STEM, otro punto de crecimiento es Asia-Pacífico, y Europa es rica en ese talento. El contacto con las grandes corporaciones, según Perez de Vargas, “abre un entorno irreal en España, porque aquí la mayoría de las empresas son pymes“. La ventaja entonces del modelo AC es que sirve a todos los elementos de la cadena de suministro, a todas las empresas que participan en esa cadena aportando valor”, dice.

Javier Pérez de Vargas

Por parte de la RAI, en parte por sus propios principios y en parte por su vinculación a AC, “tiene el compromiso de contribuir viralmente al facilitar el crecimiento también en las pymes que se relacionan con las universidades y participan en la cadena“, apunta el director de AC, y añade que “la RAI apoya AC por la afinidad de sus proyectos estratégicos, pero es sólo una de las líneas de acción de la Academia”. España está haciendo un interesante uso de las redes sociales para difundir todo esto. Pérez de Vargas explica que las previsiones apuntan a que entre 2015 y 2019 habrá 700.000 vacantes en el sector tecnológico en todo el mundo. Aunque AC lleva sólo dos años sobre el escenario, “ya aporta una parte de esa demanda”, dice.

Las previsiones apuntan a que entre 2015 y 2019 habrá 700.000 vacantes en el sector tecnológico en todo el mundo”

LATAM, FP… una tercera línea de crecimiento en AC es la oferta formativa, muy centrada en el conocimiento. “Las empresas quieren que preparemos a los candidatos en negociación, liderazgo, idiomas, trabajo en equipo, comunicación… y poco a poco incluiremos esas capacidades dentro de AC“, señala. Además, por la colaboración con CISCO también AC abre su programa formativo al emprendimiento. “El emprendimiento tiene que ir más allá y aportar algo remunerable a la sociedad. Esta actitud emprendedora es muy importante para generar riqueza“, apunta Pérez de Vargas, y apunta que AC va disponer en las próximas semanas de contenidos para emprendedores. “El crecimiento en España tiene que apoyarse de nuevo en las pymes“, señala de Vargas.

Salir de España, retornar a España

Una cuestión que no puede faltar cuando hablamos de talento joven y de STEM es el de aquellos que tienen que marcharse a trabajar fuera de España. Las diferencias en las condiciones de trabajo entre España y en el resto de países es notoria, incluso para el mismo desempeño, incluso dentro de la misma compañía según emplee en las oficinas de un país que de otro. Para Pérez de Vargas “el riesgo es el desaprovechamiento del talento que se forma en España, en las universidades públicas gracias a los contribuyentes. Pero hay que dar al egresado la libertad para decidir”. Según el director de AC los jóvenes tienen aprovechar su potencial “en los escenarios que ofrezcan mejores posibilidades, y si es fuera tienen que recorrer los caminos que se les ofrezcan para mejorar su formación“, pero dar esa libertad para salir y completar su formación no excluye que, a la vez, se tenga la libertad de volver después a España. “Tener esa libertad de decisión implica la responsabilidad de ofrecer en España un entorno empresarial e industrial que sea atractivo. Hay que desarrollar un círculo virtuoso con el tejido empresarial que motive el retorno de los talentos a España“, concluye. Esta es una de las razones, explica, por las que la RAI se implica en el desarrollo tecnológico, empresarial e industrial de España, y en el retorno de esos profesionales.

Es importante poder formarse y trabajar fuera, pero también poder volver a españa

El rol que juega la RAI en todo esto es el de “constituirse como canal de influencia en la sociedad española“, de modo que pueda, como institución, apoyar prioritariamente muchas iniciativas pequeñas por encima de una grande, para satisfacer las necesidades concretas de la sociedad. “Queremos colaborar en la solución de los problemas españoles y no esperar a la que la administración se ponga en marcha. Queremos trabajar juntos en España para que sea un gran equipo de fútbol con 45 millones de jugadores, y no sólo un único jugador, con todos los actores alineados para esta carrera“, termina Pérez de Vargas.

 

No comments yet.

Deja un comentario