" />
Carlos Rodríguez mascoteros
22 COMENTARIOS

Carlos Rodríguez: veterinario, activista y comunicador

El que de adulto es malo con los animales no es bueno con las personas

¿Qué ocurre en una sociedad cuando unos niños asesinan a patadas una camada de gatitos? Mientras en la superficie los medios se ocupan de Mariano, el de la coleta, la Troika, Blesa, el fútbol y Supervivientes, por debajo pasan cosas que nadie ve, pero que dan como resultado acciones de absoluta barbaridad. Son señales que anuncian la enfermedad crónica de un país que ha renunciado al valor esencial de la Educación. Que ha vendido su futuro a una rentabilidad que no llegará nunca, porque lo rentable no es lo que da dinero, sino lo que da humanidad.

Broken nunca habría sido Broken sin aquellos niños. Fue Broken porque cuando una mujer la llevó a la clínica de Mascoteros en Rivas, lo que parecía una hernia resultó ser una rotura completa de la pared abdominal y una fractura del fémur, producida por las patadas de unos niños. Las mismas patadas que la rompieron por dentro a ella habían matado a todos sus hermanos, hasta que una mujer logró detener a los animales agresores y rescatar a la maltrecha gatita. Al menos así fue por unos días. Las lesiones eran tan severas que no pudo superarlas y acabó muriendo. Llegó un 12 de junio. Se fue el 17.

Manos

Carlos Rodríguez fue el veterinario que atendió a Broken. Como veterinario clínico con más de 30 años de profesión se puede llegar a ver de todo, pero es imposible no estremecerse ante una violencia tan gratuita contra un ser absolutamente indefenso, más aún cuando los autores de la barbarie deberían, por su condición de niños, haber sentido algún tipo de piedad o empatía. No fue así. Se tiende a pensar que estas son las cosas que pasan en los barrios marginales. Pero no era un barrio marginal, ni siquiera de la periferia, era en un barrio de Madrid capital, y no de los “malos”. Como en otras ocasiones, Carlos grabó a Broken y compartió en las redes sociales el estado de Broken desde que llegó a su quirófano hasta que, finalmente, falleció. Más de 17 millones de personas han conocido su historia. No es el éxito viral del que más se alegra uno. Como decía el Principito, las cifras son para las personas grandes, “pero nosotros, que comprendemos la vida, nos burlamos de los números”. España sigue siendo el país de Europa en el que más animales se abandonan en verano. Algo está podrido dentro de una sociedad que permite eso.

Carlos está acostumbrado a los medios. Es la voz de “Ládrame mucho” y “Como el perro y el gato” en Onda Cero desde 1990. También participó en la última etapa del popular Waku Waku y condujo la “edición Mascoteros” de Pelo Pico Pata y ha dejado regularmente su meridiana opinión en diversos blogs y artículos.

hay muy pocos problemas del mundo que se solucionen desde casa

No acostumbra a morderse la lengua, menos aún en temas que claman menos silencio y más presencia, como el del maltrato animal. Complicado en un país donde se culturizan los toros. Pero ante las situaciones, legales o no, en las que se hace sufrir a animales, Rodríguez se alza claramente para exigir que se pida más. “Somos un país de pasotas, creo que todo da un poco igual. Parece que con firmar en Change.org hemos cumplido con el mundo, y ya si pones comentarios en Facebook y Twitter es que eres un gran activista, pero hay muy pocos problemas del mundo que se solucionen desde casa. Somos un poco vagos, y para mi es un poco decepcionante“, dice.

Carlos Rodriguez

Al problema del abandono se suma el del maltrato. Ante ese terrible síntoma de precariedad educativa (responsabilidad fundamental de un Gobierno), muchas personas reaccionan como pueden para intervenir en este gran vacío social. La mayor parte de las asociaciones de protección animal están formadas por una sola persona, explica Carlos Rodríguez, “hay miles con muy poca gente, dos o tres personas y veinte socios. Verdaderamente horrible“. La labor de estos voluntarios no es fácil. En número de horas es equivalente o superior a cualquier trabajo remunerado, sólo que lo hacen todos los días (incluidos fines de semana y fiestas de guardar) , no obtienen compensación económica alguna y encima corren de su bolsillo con la gran mayoría de los gastos de mantenimiento de los animales que logran rescatar. “Dar de comer a veinte perros es un rato, si encima le sumas atenderlos, limpiarles las cacas, curarles… es mucho esfuerzo personal y mucho dinero. En total pueden sumar varios millones de euros al día. Si hubiera que imputar sueldos, seguridad social, suelo, instalaciones, comidas, vacunas, operaciones… la protección voluntaria de animales cuesta anualmente millones de euros que se ahorra el Estado, pero lo hacemos callados y sin protestar“, señala Carlos.

La empatía existe, pero se pierde

YouTube está plagado de vídeos que nos sorprenden al mostrar la solidaridad entre distintas especies, incluso entre depredador y presa como el leopardo que protegió a un bebé mono después de matar a su madre, o el oso que salva a un pájaro de morir ahogado, o los rinocerontes que salvaron a un búfalo del ataque de unas hienas. Pueden parecer curiosidades, pero no lo son. Según explica Carlos Rodríguez todos los seres vivos nacen con biofilia, un sentimiento de amor y respeto por la vida que se manifiesta, al nivel de cada especie, de muchas maneras. “Es bonito que todos nazcamos así, y triste que a pesar de eso podamos llegar a convertirnos en unos hijos de la gran puta“, dice. “La gente normal, expuesta a una vida normal, querría proteger a unos gatitos pequeños. Cualquier ser humano sin grandes conflictos tiende a que le caiga bien la gente. Los reparos que sentimos por los extranjeros es porque nos los han metido, pero si ves a los niños, juegan con otros de otras razas y no pasa nada. La empatía existe, pero se pierde“, dice.

Carlos Rodríguez

¿Qué nos hace perder esa empatía? ¿Esa capacidad para ponernos en el pellejo de otro, aunque ese otro no sea humano? Quizá tenga que ver con la educación y con las excepciones que aceptamos. “En un país donde es legal y festiva la corrida de toros, ¿cómo le explicas a un niño qué es bueno y qué es malo, que no debe matar a patadas a un gatito?“, pregunta Rodríguez. Una pregunta con difícil respuesta, especialmente porque hay quien se empeña en sacar de la norma lo que le interesa, cuando lo cierto es que si maltratar animales es malo, no hay excepción que valga. “Si pones los toros por televisión parece que es bueno, entonces los niños dirán, ¿por qué no juego a matar toros, o algún otro animal, en el parque? Y luego dices que esos niños son mala gente por hacer eso, pero no, es triste. No tienen esos valores, no se los han enseñado“, apunta Carlos.

Hasta no hace mucho existía la creencia generalizada de que el ser humano, como cima de la creación, tenía todos los derechos sobre el resto de seres. La gran diferencia de nuestros tiempos es que, poco a poco se va cambiando el concepto “derecho” por “responsabilidad”. El ser humano tiene poder sobre lo que está por debajo de él y, por tanto, la responsabilidad de cuidarlo. “Hay que entender que, como seres humanos, somos la especie con más posibilidades de hacer lo que queramos, pero podemos educarnos para mantener la empatía natural y proteger, porque el que de adulto es malo con los animales no es bueno con las personas. La falta de empatía dice mucho de las capacidades de una persona. Con la experiencia de más de 30 años de profesión puedo ver a una persona y saber el tipo de mascota que tiene“, dice Carlos. El fotógrafo que nos acompaña en esta ocasión no puede contenerse y quiere poner a prueba la habilidad del veterinario. Acierta en un 97%.

¿tienen sentimientos los animales? claro que sí

El ser humano ha ido perdiendo la capacidad de observación, perdemos mucho por no integrar al animal en nuestras vidas y, fíjate, el perro nos mira todo el tiempo, tiene todo el día para entender tus manías y tus movimientos“, dice Carlos Rodríguez, lamentando que no nos enseñen eso. “Qué bonito sería que entendiésemos a la gente, que fuésemos solidarios con todo lo que nos rodea, con todo lo que está vivo“, dice. Carlos explica que uno de los conceptos con el que muchos animalistas trabajan se puede resumir en NAP: Naturaleza, Animales, Personas.

Par

No hace mucho alguien difundió en Internet un supuesto estudio científico que afirmaba que, en realidad, los perros no tenían sentimientos. Las redes no tardaron mucho en echarse encima. Carlos Rodríguez entiende que “no se pueden atribuir definiciones humanas a los animales“. Si preguntas, ¿tienen sentimientos los perros?, la respuesta para el mascotero está muy clara: “Claro, los suyos, pero son distintos de los humanos, son los suyos. ¡Ojalá pudiéramos comunicarnos! pero claro que los tienen!” Rodríguez recuerda que cuando los lobos tienen un enfermo en la manada lo dejan atrás, “no lo entendemos, pero es la norma de su especie. Sin embargo, cuando se muere se pasan la noche llorando. ¿Cómo se explica eso? ¿Cómo podemos decir que no tienen sentimientos? Claro que los tienen“, afirma.

Otro tema del que hablamos con Carlos Rodríguez es el de las perreras. Son una obligación de los ayuntamientos con más de 5.000 habitantes. Tienen que tenerla y encargarse de la recogida y atención de los animales sin dueño. No existe, explica Rodríguez, una legislación muy clara y definida. Cada perrera se puede adherir al estándar como decida. Si recogen un perro y pasa un plazo de tiempo sin que nadie lo reclame pueden decidir si eutanasiarlo o no. Teóricamente deben hacer lo posible por encontrar al dueño, especialmente si el animal tiene chip, pero es demasiado amplio. Según Rodríguez ahora, con las presiones de las entidades de protección se ha delegado la gestión de las perreras a estas entidades, “algunas veces con dinero y otras sin nada“. Carlos recuerda que él se hizo cargo hace algunos años de la perrera de Torrejón, con un presupuesto de 15.000 euros al año. “Así es imposible“, dice visiblemente indignado. Finalmente lo dejó por la rabia de estar haciéndole el trabajo al Estado en aquellas condiciones.

Los mataderos mueven mucho dinero y están perfectamente regulados por la legislación europea. Tienen una legislación sobre el bienestar de los animales en la granja, sobre las salas de espera de los mataderos, sobre el aturdimiento (que siempre debe hacerse), etc. Otra cosa es que no se cumpla, pero la ley está muy detallada y clara, y si se detectan irregularidades se pueden (y deben) denunciar. Al contrario que con los animales de renta, el resto de animales tienen una regulación legal sobre maltrato animal mucho más ajustada y escasa. Para Carlos Rodríguez el problema está, por una parte, en que no nos esforzamos por hacemos cumplir las que hay y, por otro, en que no peleamos por que existan nuevas leyes que cubran lo que ahora no está cubierto. A esto se suma que, según Rodríguez, no sabemos hacer denuncias, y explica que la mayor parte de las denuncias de maltrato animal que se ponen son rechazadas por defectos de forma, por eso recomienda que siempre que se quiera denunciar algo se haga a través de entidades de protección, donde tienen al menos abogados con experiencia en el tema animal, “no hay que hacerlas solos, porque la cagamos; la legislación está muy ajustada y no podemos perder oportunidades“.

En un país de autonomías, donde las normas de protección animal están delegadas, la tarea se complica un poco, pese a lo cual Rodríguez es optimista: “Se pueden hacer cosas“. Él ha estado en diversas reuniones que se han mantenido con el Ministerio y está convencido de que se van a poder hacer cosas, aunque “no se van a quitar los toros mañana“, y la legislación que se logre no va a ser al gusto de todos, pero existe la posibilidad de que se logre el máximo de los mínimos.

los toros y la caza son el juguete de unos pocos, y no se lo toques

El tema de los toros es un verdadero problema para el país, y muchos pueblos ya se están negando a que en sus fiestas populares haya toros, y posiblemente “pegarán a esos alcaldes, les quemarán la casa, les reventarán las ruedas y no pasará nada“, opina. ¿Mientras haya toros no habrá posibilidad de castigar con la dureza que se merece el sufrimiento animal? Detrás de eso hay un lobby de protección de los toros y la caza e influyen en las normativas, porque “es su juguete, su diversión, dice. “Es gente que cree que es de ellos, pero no es algo nacional ni un baluarte, “es su juguete y no se lo toques; esos poderes existen“. Según Rodríguez hay mucha gente por ahí que no se sabe lo rica que es y contribuyen a legitimar los toros, y “lo triste es que se divida España entre animalistas y no animalistas“. Este veterinario cuestiona incluso a los compañeros de profesión que, debiendo ser garantes del bienestar animal, ponen su firma en las corridas de toros y viven de eso; “¿no existen también los asesinos a sueldo?“, dice.

Monigotes

La educación es imprescindible. La conciencia tiene que ser global. No puede haber excepciones. Volvemos la vista al caso de Broken. Por los años de formación y experiencia lo primero que te sale, dice Carlos Rodríguez, es intervenir por la salud del animal, pero cuando está estabilizado surgen sentimientos de venganza innatos del ser humano, “el deseo de devolver el daño, porque antes decía que esos niños no son conscientes, pero alguien tiene que ser responsable del daño causado a un ser vivo que no ha hecho nada“. En la consulta de Mascoteros se reciben casos de toda España, y “la crueldad no tiene límites“, revela Carlos. “¿Quién corta morbosamente a un cachorro de perro con cuchillas?, ¿quién quema a un perro con ácido o gasolina?, ¿o le revientan el ano o la vulva con un palo?, ¿cómo llevas eso? Todos tenemos un punto de disparo de la venganza. Gracias a Dios lo primero que te sale es el profesional y luego el instinto. Creo que si a todos nos hicieran una consulta privada y anónima sobre la pena de muerte la mayoría diríamos que sí”, afirma, aunque luego lleguen los que los tachen de nazis o asesinos. “Los animales eliminan a los individuos que consideran lesivos para el grupo, pero no lo escribas en un tuit si quieres presentarte a concejal”, dice.

Es difícil navegar por las redes sociales sin que salte algún anuncio de adopción urgente. En muchos casos se trata de anuncios falsos, en otros el teléfono de contacto de la persona que aparece es “robado”. Se pone el de alguien real que no tiene ni idea, hasta que comienza a recibir llamadas. Carlos Rodríguez aboga por la creación de un lugar común para este tipo de trámites, de manera que cualquiera que quiera adoptar, dar en adopción o comunicar la recogida de algún animal abandonado, lo hagan desde la misma plataforma, que no cualquiera pueda poner un anuncio en Facebook para que se adopte un animal. Una forma de evitar que se venda siete veces al mismo cachorro que puede, además, que ni siquiera exista.

los perros son enzimas sociales

Rodríguez considera que el ser humano está indudablemente por encima del animal, “no somos iguales“, pero por eso mismo hay que “respetarlos al máximo. El ser humano se ha ido perdiendo“. Aunque en los pueblos a veces les hagan perrerías, en opinión de Rodríguez son mucho más respetuosos con los animales allí que en las ciudades. “Lo de Broken fue en un barrio de Madrid Capital, y no en un barrio marginal. No hay que poner clichés. Una de la cosas que más me gusta de mi consulta es que en la sala de espera se juntan todo tipo de personas, de alto nivel y gente que no tiene para comer, y hablan, aunque si se vieran en la calle cambiarían de acera“.

Carlos Rodríguez describe a los perros como “enzimas sociales”, porque ellos sociabilizan al hombre. “Vas por la calle paseando con un perro y te miran bien. Dos personas con perro que no se conocen se paran a hablar, se cuentan la vida. Esta mesa (señala la mesa de su consulta) es un confesionario. La gente se abre al perro o al gato“, explica. Quizá por eso tanta gente se vuelca en darles la protección que no les da la ley. En las asociaciones hay muchos tipos distintos de gente, desde los que hacen de casa de acogida a los que están todos los días en la asociación. Los voluntarios de este tipo tienen seguros, horarios y compromisos, “pero eso es ser voluntario, no ir cuando te da la gana, sino cumplir unos compromisos“, explica Rodríguez. “Hay gente que está jodida y hace su donativo, y gente que tiene mucho dinero y te sorprende, y de verdad lo sienten. Sienten como vergüenza de que el dinero sea la única forma que tienen de ayudar; no están sudando, pero aportan algo muy importante, aunque no les cueste tanto, y si les planteas gastarlo en otra cosa no lo hacen, lo dan por los animales. Creo que el que quiere hacer algo por ellos puede hacerlo, más allá de lo que se tiene“, señala. Y estamos de acuerdo, siempre podemos hacer algo, aunque sea no abandonar un perro en verano, aunque sea no apoyar las granjas de animales, aunque sea educar a nuestros hijos para que nunca hagan daño a un animal.

22 Responses to El que de adulto es malo con los animales no es bueno con las personas

  1. raquel 17 Julio, 2015 at 15:08 #

    sensacional, si señor. Pero solo una cosa a los niños , a nuestros hijos se les ha de enseñar lo que esta bien y mal. Desde bebes les has de enseñar que se ha de ser bueno, el , mi hijo tiene 8 años ahora, y es un NAP, es incapaz de arrancar una flor, matar a un animal, o ver un espectáculo donde sufran los animales, y también es incapaz de pegar a otro niño, y de tirar un simple papel al suelo. Los padres tenemos la obligación de enseñar los valores de la vida

    • Fátima Gordillo
      Fátima Gordillo 17 Julio, 2015 at 15:55 #

      Se valora poco, pero la educación que se da a los niños es fundamental. Ellos tendrán el mundo en sus manos en el futuro, si ellos son gente decente y ética, que respete la naturaleza, sin duda el mundo que viene tendrá que ser mejor.

    • JULIETA C 23 Julio, 2016 at 0:57 #

      Raquel te felicito\r\nTu hijo de adulto será una magnífica persona\r\nCon padres así está sociedad y el mundo entero serían mucho mejor

  2. María 17 Julio, 2015 at 15:14 #

    Que lástima que los seres humanos no se puedan clonar… necesitamos unos cuantos como tú para barrer fuera del mundo a todos los maltratadores de animales. Eres un buen ejemplo de “humano” 🙂

  3. pilar 17 Julio, 2015 at 17:45 #

    Estoy totalmente de acuerdo en lo que has dicho. Tambien gracias por decir que es mejor unirse a una asociacion en vez de hacer la denuncia en solitario… pero hay dos cosas que creo que tienes que saber si me lo permites… y esque hay gente que por circunstancias y experiencias traumaticas no podemos ayudar en directo a los animales porque eso nos supera.. pero si podemos dar nuestro apoyo de otra manera y todo es valido.. difundiendo.. publicando para que la gente no olvideee… haciendo actos beneficos.. el caso es aportar un granito de arena.. por fortuna hay gente que si que vale para ello.. gracias a Dios… y la segunda opinion que tengo esque no es mas importante un ser humano que un ser animal pues sin ellos y sin la naturaleza nosotros no existiriamos… cada ser es importante en su mision en esta tierra no hay seres mas superiores que otros.. el hombre es el mas inteligente lo cual no significa que sea superior porque superior es aquel que no lleva la maldad en su alma… y dime… quien no lleva esa maldad en su alma??? Nosotros o ellos??\r\n\r\nDe igual manera tus palabras me han encantado\r\n\r\nGracias

  4. Karina 17 Julio, 2015 at 19:47 #

    Gracias Carlos. Cuánta razón estamos comunicando al hacer notoria la maldad humana en los maltratadores. El abusador es abusador, es un pérfil sicológico, va a abusar dle más débil, cuando son niños serán animalitos, y van en escalada, empiezan con pájaros, siguen con conejos o hámsters, luego perros y gatos. Y la escalada continúa porque siempre terminan en humanos. Primero serán otros niños menores o desprotegidos (el tan mentado bullying si las víctimas tienen suerte) luwgo proseguirán con mujeres y ancianos de la familia o vecinos. SIEMPRE es así, solo un 3% de los maltratdores de animales se “ha detenido allí”. El 87% de los PEDERASTAS y Pedófilos fue un abusador de animales, el 93% de asesinos seriales practicó antes con animales, y el 96.8% de golpeadores y abusadores de mujeres fue un violento con animales en su juventud. Son datos del FBI … ya es hora de que deje de taparse el sol con un dedo.

  5. Yolanda 17 Julio, 2015 at 20:25 #

    Fantástico la opinion de este señor. Todo es educación y respeto. La ignorancia, el desconocimiento, lo que te enseñan desde pequeño y te hacen ver algo como ‘lo normal’. Aquella chica de 15 años que en facebook le contesta a Frank Cuesta y le dice que es normal pegar a los animales! Ahí está todo el problema.

  6. Othman 17 Julio, 2015 at 21:41 #

    Los animales han estado aqui mucho antes que nosotros, el planeta estaba sano, hasta que el ser humano apareció para destruirlo todo. \r\nComo especie y familia de este hermoso planeta lo que tiene que hacer cada uno es preocuparse en llevar una vida tranquila sin dañar ni afectar a nadie, y verías tu que mejora tan notoria.\r\n\r\nPero no, eso no sucederá, el dinero esta por encima de las vidas humanas (así que ni dudemos que el dinero vale mas que una vida animal en esta sociedad), alla arriba en lo más oscuro siguen controlando las masas via la prensa para mantener el mundo en calma y funcional para que ellos sigan alimentandose de fajos de billetes bañados en oro.\r\n\r\nLujuria y sadismo, son las dos cosas que impedirán que la mejora del mundo se lleve a cabo, y la única forma de poner fin a esto es levantarse y luchar – pero la gente tiene miedo, esta reprimida contra el gobierno, les asustan con los antidisturbios, lo que el mundo necesita para mejorar es una revolucion que apele y proteja el derecho de la igualdad DE TODOS LOS SERES VIVOS.

  7. Joaquín Barberá 18 Julio, 2015 at 0:34 #

    Ni cien mil palabras mas. No se puede añadir nada.Nada

  8. Ale 18 Julio, 2015 at 0:43 #

    Te podrías quedar leyendo/escuchando a éste hombre todo el rato y no te cansarías!! Es de lo más!!!!!!!! Bravo!

  9. Rosy 18 Julio, 2015 at 9:57 #

    Carlos es una persona que tiene un carisma especial y es una gran persona que se involucra y defiende a los animales , yo comparto con el todo lo que piensa y hace y ojalá en el mundo en cada pais tuvieramos una ong fuerte, consolidada y apoyada por el gobierno con leyes fuertes para los maltratos y a abandonos y a la vez , que el.gobierno ayudara a sufragar gastos y mantenimientos incluso darles un sueldo a los voluntarios que emplean sus horas y dinero para esta bonita causa que son los animales. Las demás personas estamos apoyando con nuestro cariño, apoyo, lucha y en la medida de lo que podemos aportamos nuestro pequeño grano de arena.Yo siempre digo que si tuvoera dinero me cojeria una casa para ayudar a los animales abandonados y cuidarlos para darlos después en adopción a buenas personas y asi salvar muchas vidas de estos inocentes. Pero por favor que se centren en los colegios y en los hogares de que eduquen a los más pequeños a amar y respetar a los animales y asi creceran en un mundo de respeto y lucharan con estas causas y seremos más y más fuertes .

  10. Beatriz 18 Julio, 2015 at 12:38 #

    ¡¡Entrevistón!!

  11. Montse Garcia 18 Julio, 2015 at 15:09 #

    Simplemente GRACIAS por dar voz a todo lo que nos gustaría gritar a los que vemos cada día lo que tú describes.

  12. ángeles 18 Julio, 2015 at 20:03 #

    Creo que ya lo habéis dicho todo, lo único animaros a que cuando nos concentremos o se hagan acciones en pro de una ley que proteja de verdad los derechos animales, no os quedéis en casa, juntos podemos conseguirlo!!!

  13. Felisa 19 Julio, 2015 at 16:02 #

    La opinión de Carlos como siempre ,te hace pensar en la grandeza que tiene como ser humano,y reflexionar y pensar si todos fuésemos así no se sentiría el miedo y la angustia de pertenecer a una especie tan violenta y cruel ,que descarga su furia con los seres mas indefensos ,que se puede esperar de quien tira a un bebe a la basura que haga con un perro o gato …y que representación puede tener en este mundo prefiero no pronunciarme,gracias Carlos mil gracias

  14. MiMiga 21 Julio, 2015 at 11:24 #

    De acuerdo con @Raquel que la educación en valores se debe dar (ante todo) en casa, y no sólo de palabra sino con el ejemplo. [Aunque la emisión de toros en televisión la dificulte.]\n\nEl maltrato de animales por parte de menores no es normal sino un signo de alarma (patrones patológicos de comportamiento, entorno desestructurado). \n\nCómo dice @Karina, datos estadísticos avalan que un altísimo porcentaje de criminales y maltratadores empezaron maltratando animales. Por ello, en otros países, estos casos son tomados muy en serio por pedagogos, fiscales y tribunales, con una intervención inmediata y ayuda psicológica a esos niños, por el bién de ellos y de la sociedad. \n\nQuizás esos niños no tengan la culpa, pero no hacer nada al respecto no es la solución.

  15. Dinamo 21 Julio, 2015 at 15:13 #

    Un apunte a la articulista.\r\nQué hablen de Mariano y el de la Coleta no creo que sea un problema. Es justamente la clase política la responsable de asegurarse que la sociedad trata bien a los animales.\r\nEs más, sospecho que “el de la Coleta y sus colegas” tiene más sensibilidad con los animales que el gobierno del PP.

  16. Maria 23 Julio, 2015 at 11:58 #

    TENDRÍA QUE HABER MUCHOS CARLOS COMO TÚ EN TODO EL TERRITORIO ESPAÑOL. ERES UN ORGULLO, PARA CUALQUIER ESPAÑOL. UN EXCELENTE PROFESIONAL Y UNA EXCELENTE PERSONA. ¡¡DIOS TE BENDIGA SIEMPRE!!.

  17. CARMEN 23 Julio, 2015 at 17:57 #

    mi unico comentario es que el que maltrata a un ser inocente e indefenso que no nos ha hecho nada y que lo hace por diversion lo hace tambien con una persona y los padres son responsables por enseñarles aquello de primero yo despues yo y mas tarde yo y si los padres son responsables sino mirar algun articulo donde se ve al clasico hijo de torero imitando al padre y al padre aplaudiendo al retoño como si hubiese ganado el premio nobel vamos de traca claro que vivimos en un pais de traca por no decir de pandereta o de republica bananera

  18. nefertina 5 Noviembre, 2015 at 20:24 #

    Todo lo que no se puede nombrar lo deseo para quien hace daño a un animal. Mi gata y mi perra lo más tierno en mi vida, no puedo imaginar que alguien les pudiera hacer algún mal; y por extensión, el maltrato a cualquier animal lo castigaría con la mayor pena posible…

  19. cecilia 23 Julio, 2016 at 23:00 #

    tenemos q hacer algo y pronto debemos cortar tanta maldad y educar a nuestros peques y a respetar a nuestros semejantes como a nosotros mismos y acabemos con tanto maltrato animal y no abaldonemos nuestras mascotas son nuestra familia y y nosotros la suya seamos responsables y demostremos cuanto los queremos

  20. Lola 6 Noviembre, 2016 at 20:57 #

    Me parece muy interesante todo lo que has dicho, sobre la educacion a niños, pero debemos ver, lo que los politicos y alcaldes, de algunos pueblos y ciudades han dicho. Que se mate a los perros abandonados, y gatos , que se puede disparar atodos los animales abandonados.también lo pueden hacer a los lobos ibericos que defender Fernadez de la Fuente.

Deja un comentario