" />
0 COMENTARIOS

Rafael Achaerandio, Director de Estrategia y Desarrollo de Negocio de Microsoft Ibérica

En España nos tenemos que poner las pilas

Impulsando Pymes 2014 es un potente roadshow dirigido a las PYMEs que ha recorrido 12 ciudades españolas entre febrero y junio. El formato de los eventos es muy atractivo: representantes de grandes empresas ofrecen ponencias de 10 minutos con un contenido muy práctico, positivo e innovador. La gira terminó a finales de junio en Madrid con 11 ponencias de empresas como: Sociedad de Tasación, Randstad, Sanitas, Microsoft, Correos, Cadena Ser, JCDecaux, Endesa, Deutsche Bank, Cesce, Enisa o Ewaste. Y no eran charlas para vender un producto o servicio, sino para sorprender, dar ideas, explicar servicios o planteamientos novedosos para la pequeña y mediana empresa. Los contenidos se centraban en cómo apoyarse en la «nube», cómo financiarse, cómo salir al exterior, cómo mejorar conectándose a la Red, nuevas oportunidades de negocio, cómo ahorrar en la factura energética o cómo plantear una estrategia de eCommerce. Estos eventos empaquetan, en sólo 120 minutos, una gran cantidad de información y potencial en un envoltorio muy atractivo y motivador.

Impulsando Pymes: 11 intervenciones de 10 minutos cada una. Dos horas intensas.

En esta última presentación tuvimos la oportunidad de charlar con Rafael Achaerandio, Director de Estrategia y Desarrollo de Negocio de Microsoft Ibérica. En su ponencia «Trabaja mejor, vive mejor» habló de las mejoras y cambios que puede aportar la tecnología al trabajo diario en una PYME. Tras su intervención pudimos charlar brevemente con él sobre la intersección de dos asuntos que nos parece crucial: Tecnología y PYMEs.

TNL: En primer lugar, en el caso de la Pyme ¿qué radiografía haces sobre las pequeñas y medianas empresas? ¿Cómo están las Pymes hoy en España en relación con la tecnología?

La Pyme española está ciertamente en una situación de mejora. Hay ratios muy interesantes para verlo como la penetración de los CRM (Customer Relationship Management, sistemas de gestión de la cartera de clientes comerciales y sus pedidos). En España está en el entorno del 19%-22% dependiendo de la comunidad autónoma de la que hablemos. Si lo comparamos con otros países europeos, por ejemplo en el norte de Europa la penetración es superior al 70%. La distancia existente es muy grande. Ese dato muestra un área de mejora, un área de oportunidad porque si pensamos en la productividad que podrían tener estas PYMEs, la posibilidad de exportar, la capacidad de generar nuevos ingresos,… Hemos hecho un estudio con la consultora Boston Consulting que muestra ratios espectaculares en aquellas PYMEs que realmente utilizaban las tecnologías actuales (CRM, la nube, dispositivos móviles,…) para trabajar frente a aquellas que no lo hacían. Las primeras exportaban más, ganaban más, generaban más empleo, eran más productivas. Estoy seguro de que existe un potencial de mejora en España. El reto es darlo a conocer. Eventos como Impulsando Pymes ayudan pero es difícil. Es complicado que un gestor, un directivo de una PYME entienda lo que puede hacer con la tecnología. Lo que otras empresas están haciendo con la tecnología. Y el problema, creo yo, es que en otros países, y estamos cada vez en un mercado más globalizado, esas PYMEs sí están compitiendo con la tecnología. Y por lo tanto creo que en España nos tenemos que poner las pilas.

TNL: ¿Cómo sabe una PYME todo lo que no sabe que hace la tecnología y que le podría ayudar?

Esto es lo complicado. Es lo que intentamos desde Microsoft al menos, sensibilizar sobre que a lo mejor estamos perdiendo el tren. Suelo poner este ejemplo: si la tecnología ha cambiado la forma en la que vivimos, de forma dramática en los últimos años, ¿por qué la tecnología no ha cambiado la forma en la que trabajamos en las pequeñas empresas? En las grandes sí, en éstas está cambiando muchísimo. Pero en las pequeñas no. Yo creo que eso es un poco el despertar que hay que generar y que el directivo de la PYME empiece a preocuparse. Y diga «esto de las redes sociales… esto de la movilidad… esto de la web…. esto de la gestión de la información… esto de la productividad…». Hay que despertar esa preocupación y luego, en nuestro caso, en Microsoft contamos con más de 8.000 partners en España. Nuestra propuesta de valor es completamente distinta a la de nuestra competencia porque lo que hacemos es llevar soluciones de nube muy avanzadas como las de las grandes empresas a pequeñas empresas gracias a nuestros partners, que las personalizan y les ayudan a resolver sus problemas del día a día.

TNL: Entonces, el primer paso que debería dar un responsable de una PYME que quiera dar pasos en esta dirección, ¿sería contactar con su proveedor de tecnología?

Desde luego. Yo animo a todos a que se metan en ImpulsandoPymes.com. Y si pueden buscarlo en Bing, mejor que en Google. Que lo vean y hablen con un partner, que hablen con nosotros. Que nos pregunten. Y que nos pregunten en clave de negocio «Oiga, mire, yo lo que necesito es montar una página web y que además esté conectada a redes sociales», genial. O «yo lo que necesito es movilizar a mi fuerza comercial y que puedan meter los pedidos cuando están visitando un cliente», también. En fin, ese tipo de cuestiones que los partners están acostumbrados a resolverlas a precios además muy ventajosos. Que eso es la parte importante, porque estamos hablando de una herramienta como Office 365 que es un pilar fundamental del trabajo diario y que incluye ahora 1Tb de almacenamiento la nube. Y estamos hablando de poco más de 100€ al año, unos 9-12€ al mes por usuario. No hablamos de cantidades astronómicas, vaya.

«Lo que queremos es que las PYMEs vengan y hablen con nuestros partners y con nosotros. Que nos pregunten en clave de negocio que es lo que necesitan».

TNL: Antes has hablado de la situación en otros mercados y de las diferencias entre la forma de trabajar en las grandes empresas respecto a las pequeñas empresas ¿En el resto de Europa la PYME tiene una presencia tan fuerte como en la cuenca mediterránea o es un fenómeno muy nuestro?

No es tan distinta como pensamos. De hecho hay un estudio que me resultó apasionante de una universidad alemana. Lo realizó un técnico del management, que por una vez no era americano sino alemán. Se planteó esta pregunta «¿por qué Alemania es competitiva? ¿a qué se debe su productividad? ¿por qué es internacional? ¿Qué empresas están detrás de esto? ¿qué características tienen?» Y el tipo lo primero que vio es que la riqueza del país no estaba en las grandes empresas como Bosch o Volkswagen, sino que estaba en pequeñas y medianas empresas alemanas. Muy interesante. Y ¿cómo eran estas empresas alemanas? Pues fíjate, eran empresas muy industriales, muy de servicios. Con un altísimo valor añadido. Exportadoras todas ellas. Y con productos número 1 o número 2 en sus mercados. Esto es, líderes. Con un alto precio, con un alto valor añadido en esos productos que comercializaban. Empresas familiares, ¿nos suena, no? Todas ellas muy entrelazadas con el tejido local de cada ciudad, de cada pueblo de Alemania. Y con plantillas súper motivadas. Esta era un poco la radiografía de estas PYMEs. Quiero decir que quizá el peso de las PYMEs en España y en Alemania es parecido, pero no son iguales en la forma en la que se gestionan y en la forma en la que se hacen las cosas.

TNL: ¿Guarda relación el porcentaje de negocio que representan las PYMEs para Microsoft con el porcentaje que ocupan en la economía? ¿Están las PYMEs proporcionalmente bien representadas?

No todavía. Siendo muy honestos, desgraciadamente en el negocio de Microsoft tiene mucho peso la gran empresa, la mediana empresa y el consumo. La pequeña empresa no está en la proporción en la que debería estar. También digo a su favor que está creciendo muchísimo. Los crecimientos están siendo salvajes, probablemente ayudados por los dispositivos móviles y la nube. Está creciendo la facturación y el negocio. Es un negocio de poco ingreso pero de muchísimas empresas. Están creciendo mucho y en ese sentido hay que ser optimista de cara al futuro.

TNL: Por último, ¿qué aspectos destacarías como más favorables del gasto en tecnología desde el punto de vista financiero y contable? ¿Perciben las PYMEs como algo positivo que se pague por servicios y no tanto por adquirir y amortizar equipamiento?

A ver, la flexibilidad es muy importante. Poder conectarte a Microsoft en un momento y poder desconectarte cuando lo necesites. Poder modificar tus servicios de forma inmediata es fundamental. Desde el punto de vista contable y financiero, como la tecnología representa tan poco en lo que gastan a día de hoy las empresas o las administraciones públicas, realmente no es un capítulo a tener en cuenta. Pero la flexibilidad es otro de los aspectos que las PYMEs valoran mucho. Valoran muy positivamente cosas como ésta: «Oiga, yo me conecto con usted a esto de Office 365, a su CRM o a lo que sea y mañana no me gusta, o mañana ya no tengo 50 usuarios sino que tengo 2 y no pasa nada, dejo de pagar esa proporción y no hay ningún problema».

Imágenes: Marcos Sagrado / Teknlife.com

No comments yet.

Deja un comentario