" />
Bellotas de encina
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

El fruto de la encina se dispersa mucho mejor si los ratones huelen a otros ratones

A las bellotas les conviene que huela a ratón

Antes de comenzar a explicar por qué a las bellotas les resultan tan convenientes los ratones, es necesario aclarar que lo que más nos ha sorprendido de esta noticia (razón por la cual hemos decidido compartirla con vosotros) es el titular original. En la investigación publicada por la Agencia Sinc el nombres es el siguiente: “Las bellotas se dispersan mejor cuando el bosque huele a ratón que cuando huele a jineta”. Dicho lo cual, pasamos a contar el resto.

La cuestión es que los pequeños roedores, como la mayoría de animales, se rigen fundamentalmente por lo que les indica su sentido del olfato. Si detectan señales de peligro, sus movimientos y trayectos dentro del bosque estarán condicionados por el temor a ser detectado y convertirse en la cena de otro. En el caso de los ratones de campo, el olor a jineta en el ambiente hace que los estos se muevan mucho menos y limiten sus movimientos a las zonas consideradas “seguras” por ellos, y no se dedicarán tranquilamente a la búsqueda de alimento.

¿Y qué tiene esto que ver con las bellotas? Los ratones, cuando no huelen cerca enemigos como la jineta, pasan buena parte de su tiempo de actividad buscando comida para ese momento y pasa después. Cuando encuentran bellotas, suelen enterrar algunas para más tarde, con el problema para ellos de que su memoria, sin ser la de un pez, tampoco es lo buena que desearían, y olvidan frecuentemente dónde las han enterrado. Además, algunos ratoncillos pueden llegar a morir por cualquier otra cuestión, incluida una jineta, antes de alcanzar a desenterrar su botín.

Pero si el olor a jineta les “paraliza”, el oler a otros ratones en la zona les pone las pilas. Básicamente huelen a la competencia, por lo que comienzan una frenética carrera por localizar las mejores bellotas y esconderlas en los lugares más recónditos del bosque. El resultado de esto es lo que perfectamente explicaba el titular original, que las bellotas salen beneficiadas con una mejor dispersión de su semilla cuando huele a ratón que cuando huele a jineta. Y no sólo se dispersan mejor. La mala memoria de los ratones favorece que buena parte de las bellotas enterradas, germinen y puedan dar lugar a nuevos y mejores plantones.

El estudio en cuestión ha sido realizado por el Centro de Investigación Ecológica y Aplicaciones Forestales del Parque Natural de Collserola (Barcelona), y publicado en la revista Functional Ecology por investigadores del CREAF, la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y el Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (IREC; CSIC-UCLM-JCCM).

Imagen: Wikimedia Commons. Autor: Danielbron

Fuente: Agencia Sinc

No comments yet.

Deja un comentario