" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

La compañía también ha llegado a un acuerdo para pagar tasas de alojamiento en Portland (Oregon)

Airbnb empezará a pagar tasas hoteleras en San Francisco

Tras meses de polémica y enfrentamientos con autoridades locales de diversas ciudades, principalmente estadounidenses, parece que los problemas de Airbnb comienzan a remitir. Tras semanas de negociaciones , está empezando a alcanzar acuerdos para pagar las tasas hoteleras correspondientes en varias localidades. Así, los responsables de la compañía han anunciado en su blog oficial que han llegado a un acuerdo con la ciudad californiana de San Francisco para comenzar a pagar las mismas tasas que pagan los que se alojan en los hoteles de la ciudad, un 14 por ciento del total de la factura. Este pacto se produce justo una semana después de que también acordase abonar las denominadas «tasas de alojamiento transitorio» en Portland (Oregon).

Así, Airbnb ha anunciado que, una vez que resuelvan diversos problemas operativos, comenzarán a recaudar la tasa a los que se alojen en San Francisco a partir de este verano. En el post publicado al respecto en el blog de la compañía, sus responsables comentan que, según han manifestado en repetidas ocasiones, siempre han estado de acuerdo en que su comunidad de proveedores de alojamiento pague los impuestos correspondientes. En Airbnb han mantenido numerosos encuentros al respecto con sus miembros, que han comentado que las reglas que tienen que seguir son muy antiguas y les resulta complicado seguirlas. Algunos de ellos han intentado pagar las tasas correspondientes por su cuenta, y las autoridades no se las han aceptado.

Con estos acuerdos, que se engloban dentro de su recientemente presentado programa «Ciudades compartidas», Airbnb espera ayudar a sus proveedores de alojamiento a ponerse al día con los impuestos. Eso sí, sus responsables también han manifestado que su aceptación no implica que estén completamente de acuerdo con el tipo de tasas de ocupación que abonarán. Más que nada, porque los proveedores de alojamiento de Airbnb no regentan hoteles, y la mayoría de las tasas que ahora se les piden se crearon para ellos. A pesar de esto, en la compañía están satisfechos con un acuerdo que es bueno para todos. También para los representantes de la ley, que no tendrán que ponerse a identificar a los proveedores de alojamiento uno por uno, ni tampoco encargarse de recaudar impuestos, algo que Airbnb hará por ellos.

Además de poner a su comunidad al día con la ley en las ciudades en las que alcancen un acuerdo para pagar tasas, en Airbnb esperan también empezar a zanjar los frentes que tienen abiertos con varias localidades, que les acusan no sólo de no pagar impuestos, sino también de incumplir algunas leyes locales, que prohiben el alquiler de casas por periodos cortos de tiempo. El enfrentamiento más polémico que la compañía mantiene en la actualidad es con Nueva York, ciudad con la que está negociando la posibilidad de comenzar a pagar impuestos, además de habilitar un teléfono para que los proveedores de alojamiento puedan quejarse de los inquilinos que no se comporten adecuadamente.

No comments yet.

Deja un comentario