" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

El Ayuntamiento de San Francisco quiere modificar la Ley Airbnb y ha empezado a mandar cartas a los arrendadores pidiendo el pago de impuestos

Airbnb sigue con problemas en San Francisco

A pesar de que todo apuntaba a que la situación de Airbnb en San Francisco ya estaba completamente legalizada, nuevos movimientos por parte de las autoridades de la localidad californiana están ocasionando problemas, tanto a la startup como a los residentes en la localidad que alquilan sus residencias, ya sea completas o por habitaciones, en la web de la compañía. Aunque la ciudad ya aprobó en febrero una ley que regulaba el alquiler de alojamiento por parte de particulares en Airbnb, con la que entre otras cosas quedaba regulado el pago de impuestos  por su parte (tasas hoteleras), parece que se han dado cuenta de que tiene varias lagunas que la convierten en inaplicable, y quieren modificarla. Pero no sólo eso: las autoridades han comenzado a enviar cartas a algunos habitantes de San Francisco que alquilan habitaciones y apartamentos en Airbnb, reclamando que paguen las tasas de su bolsillo, a pesar de que Airbnb se encarga tanto de recopilarlas como de pagarlas a las autoridades de San Francisco desde principios del otoño pasado.

La ley que se aprobó en febrero, conocida como Ley Airbnb, establece ciertos límites al alquiler en dicha plataforma y otras similares, como la prohibición de alquilar en ciertas zonas clasificadas como «no comerciales». Así, un particular no puede alquilar su vivienda durante un periodo superior a 90 días al año si no reside en ella. Además, todos los que deseen ofertar un alquiler en la plataforma deben registrarse antes en el ayuntamiento y pagar una tasa de 50 dólares. No obstante, dado que Airbnb no facilita los datos personales de las personas que ofrecen alojamiento en la plataforma, los responsables municipales han llegado a la conclusión de que la ley es inaplicable. Si no cuentan con datos facilitados por la plataforma, no pueden estar seguros de si una persona está alquilando su vivienda en Airbnb. Tampoco pueden saber si está o no residiendo en ella, lo que dificulta el cumplimiento del límite de 90 días por año.

El Ayuntamiento de San Francisco se enfrenta por tanto a un dilema. Por un lado, necesita los datos personales de los usuarios que ofrecen su casa en la plataforma, pero tampoco quiere solicitar mucha información personal de los usuarios de la plataforma de una startup como Airbnb. Por tanto, están pensado qué es lo que pueden hacer para que se cumpla la ley sin más dolores de cabeza por su parte. Pero parece que hay más problemas que, como hemos mencionado, están relacionados con el pago de tasas hoteleras por los alojamientos alquilados, que en Airbnb recaudan y pagan a la ciudad en nombre de sus usuarios desde otoño pasado. Por ello, los responsables de la plataforma han remitido una carta a los habitantes de la ciudad que alquilan alojamientos en su plataforma. En ella, afirman que llevan pagando cada mes tasas a la ciudad de San Francisco desde otoño, además de facilitar a la corporación municipal datos anónimos de los alquileres, con el objetivo de facilitarles la comprobación de que efectivamente se están pagando los impuestos correspondientes

En la carta también se pone de manifiesto que las autoridades no deben reclamarles el pago de una tasa ya abonada. Airbnb también comunica que están trabajando en una solución para el problema. Mientras tanto, han pedido a todos los que alquilan sus viviendas en San Francisco que firmen una petición para que las autoridades solucionen el problema y faciliten el proceso de pago de tasas.

No comments yet.

Deja un comentario