ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

En los días de más calor aumentan las emisiones de gases nocivos por parte de las centrales eléctricas

El aire acondicionado puede aumentar la contaminación en verano

El verano puede ser una estación bastante dura de soportar y, si contamos con que en los últimos años las temperaturas globales han ido paulatinamente en aumento, podemos tener la certeza de que el calor será cada vez mayor. Muchos vivimos esa infancia de botijo, chicharras, abanico y sillas a la fresca, y somos conscientes de lo mucho que ha hecho el aire acondicionado por la humanidad, pero es posible que esta solución a la flama de estío esté contribuyendo a aumentar la contaminación del aire.

Hace algún tiempo que los investigadores se percataron de un curioso fenómeno: en los días más calurosos aumentaba también la contaminación del aire. Así fue como investigadores de la Universidad de Wisconsin-Madison iniciaron un estudio para cuantificar la relación entre la temperatura diaria y las emisiones de óxidos de nitrógeno, dióxido de azufre y dióxido de carbono por parte de las centrales eléctricas.

Hablamos de gases que tienen un fuerte impacto tanto en el medio ambiente como en la salud de las personas. Tanto el dióxido de azufre como los óxidos de nitrógeno puede ocasionar problemas respiratorios, especialmente en asmáticos, niños y ancianos. En cuanto al dióxido de carbono, es el principal gas de efecto invernadero, por lo que tendríamos un círculo vicioso de aumento de calor => aumento de aires acondicionados => aumento de emisiones de gases => aumento del efecto invernadero => aumento del calor.

Según explica David Abel, estudiante de posgrado en el Instituto Nelson de Estudios Ambientales de la Universidad de Wisconsin-Madison y autor del trabajo, “demostramos que el aumento de la demanda de electricidad puede desempeñar un papel clave en los altos niveles de ozono, partículas y otros contaminantes, por lo que los esfuerzos para reducir la demanda pico podría ser beneficioso para la salud pública“.

Por su parte, Tracey Holloway, directora del estudio y profesora de estudios ambientales en el Instituto Nelson y el departamento de Ciencias Atmosféricas y Oceánicas de la Universidad Wisconsin-Madison, señala que “la mayor parte de las investigaciones sobre el clima y la contaminación atmosférica se ha centrado en otras fuentes de emisión, reacciones químicas del aire y cómo los patrones climáticos pueden capturar la contaminación“. Con este trabajo se muestra que “en los días calurosos de verano también hay mayores emisiones de las plantas de energía“.

Los datos

El equipo contó también para este estudio con científicos de Seventhwavem una organización sin ánimo de lucro con sede en Madison, así como con Paul Meier, ingeniero de Blumont/International Relief and Development. Los investigadores recopilaron datos desde 2003 a 2014, centrándose en las emisiones de las centrales eléctricas en 26 estados del Este de EE.UU. junto con Texas.

Tras el análisis de los datos se vio que las centrales eléctricas liberaron un 3,35% más de dióxido de azufre de promedio por cada grado Celsius que aumentaba la temperatura. Mientras que los óxidos de nitrógeno y el dióxido de carbono aumentaron 3,60% y 3,32% respectivamente. También pudieron ver cómo las emisiones globales disminuyeron gracias a un mayor uso de dispositivos de control de emisiones y la disminución del uso del carbón. Aunque hablamos de datos globales no eran datos homogéneos, y evidentemente había variaciones significativas entre las diferentes regiones analizadas.

Una de las sorpresas del estudio fue descubrir que en los estados donde las emisiones fueron más bajas, en el noreste, mostraron una mayor sensibilidad a la temperatura. Algo que apunta hacia la importancia de la generación de picos de electricidad en los días calurosos y el papel de las viejas instalaciones o las menos reguladas que sólo pueden activarse cuando las personas ponen a funcionar al máximo sus aparatos de aire acondicionado. Justamente son esos los días en los que el control de la contaminación es más importante de cara a proteger la salud pública.

Las investigaciones de este equipo continuarán para comparar el impacto de las emisiones de electricidad con otros factores relacionados con la emisión de contaminantes, en especial los factores químicos, las emisiones naturales y los patrones de viento.

Fuente: Phys.org

No comments yet.

Deja un comentario