ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Things también estará presente en los procesadores SnapDragon de Qualcomm

Android Things sustituye a Brillo para el desarrollo de aplicaciones IoT

No hay duda de que Google está en permanente evolución y lanzando productos y servicios, algunos de los cuales permanecen largo tiempo, mientras que otros desaparecen, o evolucionan. Este es el caso de Google Brillo que fue anunciado en la conferencia Google I/O 2015, celebrada en mayo de 2015 en San Francisco. Aprovechando la experiencia de estos meses y las opiniones de los desarrolladores de la plataforma Brillo, Google anuncia ahora la aparición de un nuevo, o evolucionado, según se mire, sistema de desarrollo para los dispositivos del Internet de las Cosas, con lo cual Android Things sustituye a Brillo como herramienta de desarrollo para aplicaciones IoT. El cambio implica que hay que hacer modificaciones sobre el código desarrollado previamente mediante Brillo y volver a compilar el código bajo Android Things. Pero con la ventaja de que, una vez hechos estos cambios, el código emplea ahora las extensas librerías disponibles, así como simplifica el acceso a interfaces y periféricos, como los de tipo GPIO, SPI, I2C, UART y PWM, además del API de Android y permite ejecutar el APK de depuración sobre los dispositivos soportados por Android Things. Todo ello orientado, según indican desde Google a desarrollar el código de manera más sencilla y rápida, además de tener la capacidad de usar el lenguaje de programación Java.

En su página de presentación con el anuncio, Wayne Piekarski, Developer Advocate for IoT de Google, indica “Estamos lanzando una versión previa de desarrollo de Android Things, una manera integral para crear productos IoT con la potencia de Android, uno de los sistemas operativos más soportados a nivel mundial”. Los desarrolladores interesados pueden descargarse la SDK, actualmente en versión beta, desde esta página. La versión previa, oficialmente denominada Developer Preview of Android Things, funciona de momento sobre las plataformas de hardware de Intel Edison, NXP Pico y Raspberry Pi 3, cuyas imágenes se pueden descargar en estos enlaces, a la cual se irán añadiendo nuevos elementos.

Otra de las ventajas adicionales es que ahora los desarrolladores podrán construir rápidamente proyectos usando las APIs de Android y los servicios de Google, a la vez que permanecer con un nivel elevado de seguridad, gracias a las actualizaciones directamente desde Google. Los usuarios del proyecto Brillo encontrarán algunos elementos familiares, como el Android Studio, Android Software Development Kit (SDK), Google Play Services y Google Cloud Platform. A lo cual se añade Google Weave, como elemento de conectividad y gestión de datos en la nube. Sobre todo, para interactuar con servicios en la nube como Google Assistant, Philips Hue, Samsung SmartThings, Belkin WeMo, LiFX, Honeywell, Wink, TP-Link y First Alert.

Weave proporciona toda la infraestructura en la nube, por lo que los desarrolladores pueden centrarse en la creación de sus productos, sin enredarse en la complejidad de los servicios en la nube. Weave también incluye un Device SDK para los microcontroladores soportados, así como una consola de administración. El Weave Device SDK soporta actualmente esquemas para lámparas y enchufes inteligentes, entre otros, junto con una API para aplicaciones móviles destinadas tanto a iOS como Android. Wayne Piekarski indica que “estamos trabajando para fundir Weave y Nest Weave para facilitar toda clase de dispositivos que se conecten entre sí de forma segura y fiable”.

En el terreno de los procesadores, hay que mencionar que el fabricante Qualcomm ha firmado un acuerdo con Google para combinar Android Things con sus procesadores SnapDragon. Este acuerdo da acceso a Google a un importante mercado de dispositivos conectados, tanto para el hogar inteligente como en montajes diversos y elementos de Smart City. Según fuentes de Qualcomm, Android Things estará disponible en este 2017 para los procesadores SnapDragon y su colaboración se enfocará “en aplicaciones industriales y de consumo”. Como indican desde Qualcomm “el diseño de dispositivos IoT resulta una tarea compleja, que usualmente requiere conjuntar diversas tecnologías, sensores, proceso de datos y almacenamiento, multimedia avanzada, interfaces de usuario, seguridad, integración con la nube, administración de dispositivo, así como servicios y actualizaciones remotas. El desarrollo por lo tanto resulta un reto particularmente complejo, sobre todo en un entorno de ecosistemas con múltiples sistemas operativos compitiendo por ganar cuota, pero que impide que haya un entorno consistente, así como las herramientas software y el soporte necesario para crear aplicaciones de primer orden”.

Desde luego la unión de ambas compañías en una empresa común dará un importante impulso a la plataforma de desarrollo IoT de Google. Sobre todo, considerando que recientemente Qualcomm adquirió la firma NXP Semiconductor, un fabricante con una sólida posición en el mercado de la electrónica del automóvil, en una operación valorada en 47.000 millones de dólares.

Fuente del gráfico: ZDNet

No comments yet.

Deja un comentario