" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Abonarán 415 millones de dólares para evitar el juicio por pactar para no contratar a empleados de las compañías participantes en el acuerdo

Apple, Google, Intel y Adobe pactan de nuevo para evitar juicio

Recién estrenado el siglo, varias grandes compañías tecnológicas, cuyos responsables no veían con muy buenos ojos la escalada alcista de los salarios de sus trabajadores ni los continuos pasos de profesionales de unas a otras en un intento por mejorar su retribución, llegaron a un pacto por el que acordaron que los reclutadores de personal con los que trabajaban para cubrir sus vacantes no contratasen a trabajadores de las compañías participantes en el acuerdo. Entre ellas estaban empresas como Google, Apple, Intel, Adobe, Intuit, Lucasfilm o Pixar. El acuerdo estuvo en vigor entre 2005 y 2009 y, claro está, cuando los trabajadores de estas empresas se enteraron de todo, no les hizo mucha gracia.

En efecto, unos 64.000 trabajadores de las compañías citadas consideraron que este pacto les perjudicaba claramente, y que además era contrario a las leyes de la libre competencia, por lo que decidieron acudir a los tribunales en 2010. La justicia admitió su denuncia a trámite y emprendió acciones legales. Las empresas denunciadas se dieron cuenta de lo que se les venía encima, puesto que de no poder llegar a un acuerdo para arreglar la situación, les iba a tocar hacer frente a indemnizaciones milmillonarias. Y comenzaron a mover fichas para intentar llegar a un pacto económico no tan gravoso y evitar ir a juicio. Las primeras en hacerlo fueron Pixar y Lucasfilm, hoy propiedad de Disney. Intuit también llego a un acuerdo sin mucho esfuerzo. Pero los acuerdos que negociaban las compañías de más peso, y las que contaban con casi un 92 por ciento de trabajadores afectados, no iban a ser tan sencillos.

Tras mucho tira y afloja por parte de los representantes legales de todas las partes, las compañías que aún no habían arreglado la situación, acordaron la pasada primavera pagar 324 millones a los cerca de 60.000 empleados que las habían denunciado de forma conjunta. Pero a la juez encargada del caso, Lucy Koh, no le parecía suficiente, y echó para atrás el acuerdo a mediados del pasado mes de agosto, alegando que debían ofrecer más dinero.

Tocaba pues sentarse de nuevo a negociar, y tras varios meses más de conversaciones, parece que por fin se ha acordado entregar una indemnización más elevada a los empleados perjudicados. Según el nuevo acuerdo, Apple, Google, Adobe e Intel abonarán 415 millones de dólares para evitar ir a juicio, algo que ya han conseguido esquivar temporalmente gracias a los acuerdos anteriores. El acuerdo ya se ha comunicado a la juez encargada del caso, Lucy Koh, y sólo queda saber si ésta lo aprueba finalmente o devuelve a las empresas a la mesa de negociación, aunque ya parece poco probable su rechazo

Foto: Joe Gratz

No comments yet.

Deja un comentario