" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Las dos empresas cierran extrajudicialmente sus enfrentamientos por patentes

Apple y Samsung firman la paz fuera de Estados Unidos

Todos los enfrentamientos, todas las guerras han tenido, tienen o tendrán un elemento coincidente y realmente positivo: la firma de la paz. Y esto que tiene su máximo exponente, lógicamente, en las guerras propiamente dichas, también es aplicable, no obstante, a cualquier otro tipo de enfrentamiento, incluidos los empresariales. Por eso, el acuerdo extrajudicial entre Apple y Samsung por todos sus enfrentamientos por patentes fuera de Estados Unidos es una estupenda noticia.

En un comunicado emitido conjuntamente por ambas empresas, y del que se hacía eco la agencia de noticias Reuters, los dos gigantes de la electrónica de consumo afirman lo siguiente:

Apple and Samsung have agreed to drop all litigation between the two companies outside the United States. This agreement does not involve any licensing arrangements, and the companies are continuing to pursue the existing cases in US courts.

Traducido: Apple y Samsung han acordado cerrar todos los litigios abiertos entre ambas compañías fuera de Estados Unidos. Este pacto no lleva asociados acuerdos relacionados con el uso de patentes, y ambas compañías mantienen abiertas las causas judiciales en los tribunales de Estados Unidos. Esto afecta a los enfrentamientos que ambas compañías mantenían abiertos en Alemania, Australia, Corea del Sur, Francia,Holanda, Italia, Japón y Reino Unido, en los que ambos fabricantes pretendían vetar las ventas de su rival.

Desde hace alrededor de tres años, ambas empresas se han visto las caras en los tribunales de todo el mundo, en una espiral de denuncias-contradenuncias-juicios-apelaciones y demás que, en algunos casos (como ocurrió, por ejemplo, en Australia) han servido incluso para bloquear la venta de dispositivos de alguno de ambos fabricantes, lo que sin duda ha sido malo para la empresa afectada, pero también para los usuarios que deseaban adquirirlos y no podían. El enfrentamiento Apple-Samsung comenzó con una denuncia de Apple, en la que afirmaba que el fabricnte coreano había copiado elementos de diseño del iPhone en su Samsung Galaxy, el buque insignia de los smartphones del fabricante. Y este, lejos de amilanarse, contra-atacó denunciando a Apple por emplear tecnología inalámbrica de su propiedad.

Ahora, con este acuerdo, todas las miradas apuntan a los litigios abiertos en Estados Unidos, en los que de momento Apple le lleva cierta ventaja a Samsung, especialmente desde la intervención de la administración Obama en la única gran victoria judicial obtenida por Samsung en Estados Unidos, y que revirtió la sentencia casi en su totalidad. El comunicado afirma claramente que las causas abiertas en el país se mantienen, pero tiene sentido esperar que se produzcan negociaciones similares, que acaban con estos enfrentamientos judiciales que tan poco hacen por la innovación tecnológica.

Ya, claro, hay múltiples teorías sobre las causas que puede haber tras el acuerdo extrajudicial firmado por Apple y Samsung fuera de Estados Unidos: el «ensayo» de un acuerdo para cerrar los litigios en EEUU, dejar de destinar tantos recursos a algo que, en realidad, no aporta nada de valor a ambas empresas y a sus usuarios, la búsqueda de un frente común contra los trolls de patentes… sólo quienes han firmado el acuerdo pueden saber sus propias motivaciones (seguramente ni siquiera conozcan las de su rival). Pero tras varios años en los que bastantes titulares sobre empresas tecnológicas trataban sobre sus encuentros (o encontronazos) en los tribunales, y viniendo de los tiempos en los que Steve Jobs le declaró la guerra termonuclear a Android (testimonio recogido en la biografía de Jobs de Walter Isaacson), da alegría pensar que todos los recursos (mal)gastados por ambas empresas en estas guerras de juzgados, vuelvan al presupuesto del que nunca debieron salir, al de I+D. Los usuarios, los inversores y, en general, el mundo de la tecnología, lo agradeceremos mucho.

 

Imagen: Frances «Fannie» Benjamin Johnston

No comments yet.

Deja un comentario