" />
ZOOM
GALERÍA
1 COMENTARIO

El país es el primero en permitir el uso de dispositivos de embarque a desembarque

Australia: Bienvenidos a bordo, no apaguen sus móviles

La llegada de los teléfonos móviles supuso, hace unos años, un importante cambio en lo referido al uso de cualquier dispositivo electrónico a bordo de los aviones. Y es que, aunque hasta entonces se habían empleado gadgets de otro tipo (walkmans y discmans, videoconsolas portátiles, etcétera), la proliferación de aparatos que emitían señales que podían interferir con el instrumental de las aeronaves hizo que, por seguridad, se regulara hasta el extremo el uso de los mismos. Esto dio lugar a que, al poco tiempo, muchos fabricantes añadieran el Modo Avión a sus dispositivos, un estado especial en el que los gadgets desactivan todas sus radios (3G, Wifi, bluetooth, etcétera) y, en algunos casos, incluso algunas funciones relacionadas con la recepción pasiva de datos del exterior (como es el caso del GPS o lo sería, por ejemplo, la recepción de señales de radio). Sin embargo, y hasta hace relativamente poco tiempo, todavía había aerolíneas que prohibían el uso de los teléfonos móviles incluso en modo avión, algo un tanto excesivo. Sin embargo, y a medida que ha sido posible efectuar todas las pruebas necesarias para valorar adecuadamente la seguridad de usar dichos dispositivos, los legisladores van levantando dichas restricciones, hasta llegar a puntos como el de Australia, que ya permite que se empleen dispositivos electrónicos desde el embarque hasta el desembarque, es decir, durante todo el tiempo en que el viajero permanezca en la aeronave.

Qantas y Virgin Australia ya han anunciado que aplicarán la nueva norma desde hoy mismo, por lo que todos los dispositivos electrónicos de peso inferior a un kilogramo, no tendrán que ser apagados ni durante el despegue ni durante el aterrizaje. Los de mayor peso (principalmente portátiles, pero también tablets de gran tamaño y/o con complementos y otros) no podrán ser utilizados durante esas fases del vuelo. Estos tendrán que ser guardados (bajo el asiento, en el bolsillo del respaldo del asiento delantero, bajo el asiento delantero, etcétera), si bien no tendrán que ser apagados, ya que la norma de seguridad se debe a que pueden hacer daño a alguien si accidentalmente lo golpean, no a las emisiones que puedan generar cuando están en funcionamiento. Es importante, eso sí, tener en cuenta que el uso del Modo Avión seguirá siendo obligatorio.

Hace un par de meses vi a un tripulante de cabina llamar la atención a un pasajero por utilizar un e-reader durante un despegue. Entendí entonces (y sigo entendiendo ahora) que la normativa es la que es, y que el empleado de la aerolínea sólo estaba haciendo su trabajo. Sin embargo, no pude (ni puedo) dejar de pensar en lo absurdo que me parece. La seguridad debe ser siempre lo primero, por eso soy de los que se enfadan cuando ven a alguien hablando por teléfono cuando el push-back ya es pasado y estamos en rodadura. Pero de ahí, a pensar que cualquier dispositivo electrónico puede interferir en sistemas que, por norma general, tienen unos sistemas de aislamiento formidables, va un paseo bastante largo. Y, por otra parte, desconfío bastante más de las emisiones que pueda hacer un reloj digital fabricado hace treinta años (y que por obra y gracia de las modas vuelve a poblar las muñecas de medio mundo) que de las de un dispositivo fabricado durante los últimos dos años, en el marco de una normativa legal mucho más estricta al respecto. Pero, ¿qué hacemos? Prohibir a la gente embarcar con esos relojes? ¿Pedirles que les quiten la pila para apagarlos durante el despegue y el aterrizaje? Parece que, afortunadamente, el futuro no va en esa dirección, sino en la contraria, y que dentro de poco también en Europa podremos no tener que interrumpir la lectura durante despegue y aterrizaje. Y, ojo, que lo dice uno que, aunque vaya leyendo la revistilla de turno, siempre deja de hacerlo para poner los cinco sentidos en disfrutar, precisamente, de ambas fases del vuelo. Pero bueno, yo es que soy un poco aerotranstornado, pero eso es otra historia… de momento, me conformo con saber que, poco a poco, la aviación y la electrónica de consumo se van reconciliando.

 

Imagen: Aero Icarus

One Response to Australia: Bienvenidos a bordo, no apaguen sus móviles

  1. Ambrosio 27 Agosto, 2014 at 18:35 #

    excelentes noticias

Deja un comentario