" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Dell aceptará pagos en Bitcoin

Bitcoin alcanza la mayoría de edad

Que las cosas no son lo que eran es, de puro repetirse una y otra vez, tanto la frase como la realidad, una obviedad. Pero este mes de julio, que no deja de sorprendernos con días de intenso calor, algo de frío, lluvias, y en general con un bonito batiburrillo meteorológico, además está siendo muy intenso en noticias sobre tecnología y aledaños. Toda moneda es tecnología, es más, todo producto, por sencillo que sea, es tecnología. Damos por hecho que lo ya conocido no es tecnología sino costumbre y guardamos el “palabro” tecnológico para lo que es reciente, generalmente electrónico, y también habitualmente poco conocido. Una de las noticias recurrentes de un tiempo a esta parte son las incursiones (o dentelladas) que le propina la tecnología a todo lo establecido, como a los sistemas y usos habituales en la economía.

Las criptomonedas llevan un tiempo entre nosotros, pero su vida se mide en unos pocos años, un tiempo realmente cortísimo como para que hayan encontrado acomodo en los sistemas legales, financieros y económicos que rigen las actividades humanas. Pues a pesar de su insultante juventud, el ascenso de Bitcoin al primer plano del la economía es un hecho, insólito, pero totalmente real.

Durante el mes de julio se ha sabido que muchas compañías aceptarán pagos en Bitcoin, entre ellas la compañía aérea Air Baltic, la tienda online de electrónica Newegg.com, el vendedor de metales preciosos Provident Metals, la empresa de venta de coches usados Beepi, el servicio de streaming de música Grooveshark, el grupo hotelero Sandman Hotels o la tienda online Takealot.com. Es cierto que muchas de estas empresas son norteamericanas, y que muy pocas son #1 fuera de los EE.UU., y que seguramente se han lanzado a la aventura de Bitcoin animadas por poder decir que fueron la primera de sus respectivos sectores en hacerlo. Pero lo que es absolutamente cierto es que lo han hecho. Y nos imaginamos que antes de dar este paso han hecho muchos cálculos, han estudiado muy bien la cuestión técnica y legal con sus asesores y, así y todo, han decidido hacerlo. Si tienes dinero en Bitcoin puedes adquirir bienes y servicios de estas empresas (y de muchas otras). Con las salvedades que impone el tipo de cambio volátil que implica Bitcoin, tratan a los pagos en esta moneda como a cualquier otro medio de pago. Lo consideran dinero.

Si quieres saber más sobre Bitcoin
Te recomendamos (¡cómo no!) la serie de artículos que publicamos en Teknlife. En primer lugar, Criptomonedas, así funciona Bitcoin, donde explicamos el principio en el que se basa esta criptomoneda. En la segunda entrega de la serie, Las alternativas a Bitcoin, se amplía la vista a todo el universo de criptomonedas y conocerás las diferencia entre unas y otras. La última parte de esta serie introductoria a Bitcoin es ¿Hacia dónde va Bitcoin? en la que explicábamos el futuro de esta popular criptomoneda. Y si el tema te llama la atención, te recomendamos que directamente escribas ‘Bitcoin’ (sin los apóstrofes) en la casilla del buscador de la parte superior derecha para localizar todos las noticias que hemos publicado hasta ahora en Teknlife. Tras hacer click en el icono de la “lupa”, haz nuevamente click pero esta vez en la pestaña “Noticias” para quedarte sólo con las publicaciones de ese tipo.

En resumen, que Bitcoin está dejando de ser una “frikada” y va haciéndose un hueco en el sistema financiero. Y esto hará aumentar el volumen de transacciones realizadas en esta criptomoneda, que hasta ahora han consistido básicamente en convertir dinero de monedas de curso legal en Bitcoin y aparcarlos (en muchos casos viendo crecer esas cantidades) en un proveedor. Esto hará crecer su uso real, diario, en transacciones normales. Aunque obviamente los primeros usuarios de Bitcoin sean muy avanzados tecnológicamente y falta bastante para que esta criptomoneda dé el salto al gran público. Recuerda un poco a esos primeros negocios que permitían la compra online de productos a enviar por correo o, más llamativo todavía, encargar pizzas u otra clase de fast food.

Sus primeros usuarios desde luego no fueron gente corriente, sino techies que usaban este canal, seguramente porque era novedoso y posible. Las primeras compañías que iniciaron su andadura online también se hicieron muy populares entre los usuarios técnicamente más avanzados. Y al principio seguramente el proceso de compra fue incluso algo más incómodo que los tradicionales hasta el momento. Pero eran pioneros avanzando en una tierra recién descubierta. Y tras ellos vinieron todos los demás.

No comments yet.

Deja un comentario