" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Equivaldría a la desaparición de 60.000 millones de toneladas de carbono

El cambio climático podría fundir el 3,5% de los depósitos de metano para 2100

Posiblemente todavía no se conocen bien todos los efectos que el cambio climático puede llegar a tener sobre el mundo que ahora conocemos. Y lo peor es que, quizá, no nos preocupa todo lo que debiera porque no estaremos para ver la magnitud del daño, sólo una parte. Serán nuestros hijos o nuestros nietos los que tengan que vivir en un mundo dañado por nuestros actos y los de los que nos precedieron. Eso no nos libera de la responsabilidad, menos aún cuando las voces de alerta llevan años anunciando lo que puede pasar y proponiendo soluciones que no se terminan de aplicar.

Entre los riesgos más desastrosos podría esta la desaparición de aproximadamente 60.000 millones de toneladas de carbono, causada por la fusión del 3,5 por ciento de los depósitos mundiales de hidrato de metano. El cambio climático y el calentamiento de las aguas favorecerían que se fundieran antes de 2100, lo que haría que se vertieran a la atmósfera toneladas de este gas, con un potente efecto invernadero. Algo que sumaría aún más impacto al problema, acrecentando el calentamiento.

Estos datos los ha aportado un equipo de investigadores del Instituto Andaluz de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Granada y la Universidad de Cambridge, y el trabajo se ha publicado en la revista Nature Communications.

La investigación ha empleado modelos de simulación donde, a los mecanismos ya conocidos, han añadido el de ósmosis, hasta ahora ignorado en las previsiones, pero capaz de tener un papel determinante dentro de los procesos medioambientales. Asimismo, el trabajo ha analizado otro factor que, hasta el momento no se había tenido en cuenta, que es el impacto sobre los depósitos de hidrato de metano.

Según Julyan Cartwright, investigador de la UGR, “debajo de los mares y océanos existen lugares donde surge metano de capas rocosas inferiores. Frecuentemente, encontramos enormes depósitos de hidratos de metano, un material sólido que contienen gas metano, en el lecho marino. Pero debemos entender mejor y analizar si existe un riesgo de que estos depósitos puedan fundirse con el cambio climático, dejando escapar al medio ambiente su metano, que es un potente gas invernadero“.

Los investigadores han calculado, mediante dinámica de fluidos, las fuerzas asociadas al movimiento del fluido en una emanación o un volcán de fango, fenómenos ambos en los que un fluido, ya sea agua, barro o burbujas de gas, surgen del lecho marino.

Fuente: Universidad de Granada

No comments yet.

Deja un comentario