" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

El 60,6% de los españoles mantiene sus reservas a la hora de facilitar datos personales para comprar online

Casi la mitad de los españoles todavía prefiere pagar en efectivo

En un informe de 2015 de DEC, se ponía de manifiesto la buena salud del comercio electrónico, con un aumento global de las compras por Internet en Norteamérica y Europa, y situando a España en el cuarto puesto del ranking, como uno de los países donde las compras online se usaban más. Si embargo, un reciente estudio, realizado por Paysafecard, ha revelado que a la hora de comprar, los usuarios siguen prefiriendo el dinero en efectivo.

Según el estudio, realizado entre 4.000 usuarios de 8 nacionalidades y un rango de edad entre los 18 y los 69 años, todavía hay un importante grupo de personas que no se siente del todo confiado a la hora de usar su tarjeta de crédito o facilitar información personal a través de Internet. El 37,2% de los usuarios encuestados afirmaron preferir comprar con dinero en efectivo, mientras que el 48,2% se inclinaba por la tarjeta de crédito u otros métodos de prepago. Mientras que un 14,6% no tenía claro qué método prefería.

Aunque estos datos son globales, a la hora de centrarnos en los distintos países que han participado en el estudio, y en los rangos de edad, los datos oscilan notablemente. Por países, los más proclives al efectivo son los austríacos (56,4%), seguidos por los griegos (52%) y los alemanes (50%). Luego, entre los que prefieren otros métodos de pago están los polacos (74,8%), los franceses (59%), los italianos (53,2%) y los españoles (50,4%).

No a la desaparición del efectivo

Aunque si en algo coinciden es en su oposición a la desaparición de las monedas y billetes. Así, los más reacios a la desaparición del cash son los austríacos (81,5%), los alemanes (73,7%), los franceses (70,8%) y los españoles (69%), y por rangos de edad, las personas entre 18 y 25 años se oponen directamente, en un 62,2%, a la desaparición del efectivo.

Así, curiosamente, el 48,4% de los jóvenes de entre 18 y 25 años son los que suelen hacer más pagos en efectivo. En España se da una curiosa situación, y es que el 21,8% de los jóvenes prefiere el efectivo, mientras que entre los más mayores (entre 60 y 69 años) diversifican más sus opciones: el 22,7% prefiere el el efectivo, al 14,7% le da igual y al 22,7% le gustan más otros métodos de pago.

Donde encontramos a los más aficionados a los pagos online es en el rango de edad de los 51 a los 59 años (61,1%), seguido por los de 26 a 35 años (56,8%).

Los datos personales, la principal preocupación

A la hora de realizar pagos online esta es la mayor inquietud de los usuarios es la adecuada protección de los datos personales, y la razón principal en el 47,9% de los encuestados (53,2% en España) es la falta de confianza en las medidas de seguridad de la red.

Pero también hay otros motivos detrás de la reticencia a usar los pagos online, y es la obligación en muchos casos de facilitar información de carácter personal para poder realizar una compra. El 34,2% de los españoles han desistido de hacer una compra a causa de esa imposición de dar datos que no querían facilitar.

El 60,6% de los españoles mantiene sus reservas a la hora de facilitar datos y no se fía de lo que se vaya a hacer con esos datos; sólo un 4,6% se muestra despreocupado por el destino de sus datos personales. En el resto de los países la desconfianza es algo menor, pero igualmente significativa, con el 56,3%. Este dato sitúa a los españoles como los más cautelosos de los 8 países encuestados.

Fuente: PaySafeCard

No comments yet.

Deja un comentario