" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

La "Tasa Google" genera un duro enfrentamiento entre ambas entidades

CEOE y AEDE: ¿guerra abierta?

Estar o no estar en Google se ha convertido en objeto de conversaciones, debates, conceptos legales e, incluso, legislaciones al respecto. Y uno de los episodios más destacables al respecto es el enfrentamiento entre CEOE y AEDE a cuenta de la Tasa Google. Ayer conocíamos que la CEOE está en contra de la tasa a agregadores de noticias, y proponía cambios sustanciales a la LPI, en una carta remitida por la patronal a los diferentes grupos parlamentarios. Y hoy nos hemos despertado con la respuesta de AEDE (Asociación de Editores de Diarios Españoles) que, sin paños calientes, califica la opinión de la CEOE de “impresentable”. En un comunicado emitido hoy por la asociación, que se ha erigido en principal defensora de la imposición de una tasa a todos los servicios online que recopilen y enlacen contenidos de terceros, queda clara su postura con respecto a la propuesta de la patronal, con frases como “con una sonrojante incongruencia empresarial, la CEOE se pone del lado de quienes se aprovechan del esfuerzo ajeno”.

En dicho comunicado, y según la lectura de hace AEDE de la propuesta de la CEOE, aquella opina que es inaceptable está “pretenda negar a los editores de diarios el derecho de propiedad intelectual sobre las noticias que sus periódicos difunden por Internet”. También consideran que los empresarios atacan directamente el derecho de libertad de expresión de los editores: “Ha cargado contra las empresas de prensa a las que no considera amparadas por la libertad de expresión del artículo 20 de la Constitución, prerrogativa que sí concede a los agregadores de contenidos”. A espera de una respuesta de la CEOE, con la que intentamos contactar ayer sin éxito desde Tek’n’Life, sí que nos cuesta creer que se niegue el derecho mismo a la palabra a los editores y que, por lo tanto, esta desafortunada frase sólo puede tener su origen en una lectura especialmente “parcial” del texto de la patronal.

Uno de los aspectos más polémicos del anteproyecto de la LPI que incluye la Tasa Google, que el derecho de compensación sea irrenunciable, tiene también presencia en la respuesta de AEDE a CEOE. En ella, argumentan que debido a la situación de posición de dominio en el mercado de las búsquedas, y ante el riesgo de que Google, si un medio decide darse de baja en News, lo elimine también de los resultados del buscador, la tasa sería la única garantía de que Google respeta el sistema. De esto, se deduce que lo que desean los medios de AEDE es que sus contenidos sigan mostrándose como resultados en las búsquedas, pero no así en Google News. En concreto, lo que afirma AEDE es lo siguiente:

no son libres de decidir si indexan o no sus contenidos en Google News, opción que Google define como optout. La realidad es que esa opción resulta inviable para cada uno de los editores de forma aislada. El mismo dominio de Google como buscador global haría que, si un editor decide no indexar sus contenidos en Google News, pondría en peligro la aparición de sus noticias en el buscador de Google, lo que es, prácticamente, decir adiós a Internet

Por otra parte, critican que CEOE se ponga de parte de Google, una empresa que ejerce una clara posición de dominio en el mercado, cerrando el mismo a la competencia y que, además, genera mucho menos empleo y paga muchos menos impuestos que los miembros de AEDE. La CEOE, “con una sonrojante incongruencia empresarial, se pone del lado de quienes se aprovechan del esfuerzo ajeno y en contra de los emprendedores que producen los contenidos, crean empleo, cotizan, pagan impuestos en España y han sido protagonistas de buena parte del desarrollo real de la sociedad de la información”, indica el comunicado. Y sigue en esa línea al afirmar lo siguiente: por mucho que sorprenda a la patronal, las empresas innovadoras españolas, el empleo y la creación de riqueza están del lado de los editores de diarios“. Sin duda alguna, esta frase levantará ampollas en la comunidad emprendedora de nuestro país, que ve a los editores en su esfera más cercana.

 

El valor del tráfico

Frente a la argumentación dada por los agregadores de noticias, de que suponen una de las principales entradas de tráfico a sus páginas, los medios de AEDE critican que dichas visitas lleguen desprovistas de información adicional, es decir, de datos relacionados con dicha visita. A este respecto, los datos que más interesan a los editores son, claro, los de segmentación de usuarios: edad, sexo, etcétera. Y es que, con esa información, que AEDE afirma que Google tiene, es posible segmentar la publicidad que se muestra a los usuarios. Información que, sin embargo, afirman que la empresa del buscador sí que tiene. Y es que, aunque Google afirma que no muestra publicidad en Google News, los editores consideran que el tráfico de los mismos sí que ofrece información segmentada de sus usuarios. Por lo tanto, cabe entender que quizá, tras el interés de los editores por un canon, que ya se ha visto que no es la solución por la que han optado sus semejantes en otros países europeos, quizá se encuentre la intención de llegar a un acuerdo, por el cual el tráfico redirigido a los sitios de AEDE desde Google News, lo haga con información segmentada del usuario, al que el medio, de esta manera, podrá ofrecer publicidad que se adapte más a sus intereses.

En nuestro caso, tenemos muy claro que nos interesa que los lectores lleguen (lleguéis) desde cualquiera de las vías posibles, y entendemos que estar en Google News es algo que nos beneficia. Ya lo dejamos claro en nuestro editorial sobre Internet y el periodismo, y cada vez tenemos más claro que medidas como la “Tasa Google” van, básicamente, en contra de todos los (muchos) medios online que no forman parte de AEDE. Por otra parte, tampoco hay que olvidar que, pese a que el objetivo claro de esta nueva regulación es Google, hay otros tantos servicios que resultan todavía mucho más afectados, ya que ni cuentan con los medios del buscador, ni obtienen las ventajas que sí que recibe el buscador por dicho tráfico. El principal ejemplo de ello es el más que popular agregador Menéame, que en base al planteamiento del anteproyecto, también tendría que compensar a AEDE por los enlaces. Una muestra más de que se ha redactado un proyecto en el que sólo se ha tenido la opinión de unos pocos, ignorando no sólo al resto (que ya tiene delito), sino también la propia naturaleza del medio que pretende regular. ¿Qué habría pensado Tim Berners-Lee hace 25 años, cuando creo la web y la basó en enlaces, de haber sabido que habría quienes pretendieran cobrar por enlazar de un contenido a otro?

 

Imagen: Gerry Lauzon

No comments yet.

Deja un comentario