grafeno
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

El nuevo material tiene aplicaciones en la creación de memorias, sensores magnéticos o el famoso ordenador cuántico

Científicos del CSIC logran un grafeno con propiedades magnéticas

Por cómo se habla del grafeno en los ámbitos tecnológicos y científicos pareciera que se trata de un nuevo Santo Grial, una llave para impulsar la computación hasta lugares ignotos. Sin embargo, aunque las propiedades del grafeno son excepcionales como material de alta resistencia y flexibilidad, y aplicables a múltiples campos, lo cierto es que hasta el momento tenía una importante limitación para postularse como sustituto del silicio o como potencial elemento de desarrollo de las súperbaterías: no es magnético.

La buena noticia es que un equipo de investigadores internacionales, entre los que había científicos del CSIC, han creado un híbrido de grafeno con moléculas magnéticas, tal y como informa el propio CSIC en su web. El nuevo material está formado por la unión de moléculas magnéticas con cuatro átomos de hierro, a una lámina de grafeno. Lo más interesante es que, según explican los científicos, la presencia del grafeno modifica radicalmente el magnetismo de las moléculas. “Los resultados muestran que el grafeno apantalla de manera muy eficiente los espines moleculares de fuentes de ruido tales como vibraciones o campos electromagnéticos”, dice Fernando Luis, del Instituto de Ciencia de Materiales de Aragón, centro mixto del CSIC y la Universidad de Zaragoza.

Las posibles aplicaciones de este nuevo material estarían en la creación de nuevas memorias o sensores magnéticos y, cómo no, en el futuro desarrollo del ordenador cuántico.

No comments yet.

Deja un comentario