ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Telepizza, Seur y Cabify han desarrollado ya soluciones basadas en este sistema

Click & Go, el botón inteligente de Telefónica

Cuando se habla de Internet de las cosas se tiende a pensar en dispositivos complejos que transmiten una gran cantidad de datos que son almacenados y procesados en plan Big Data para que resulten significativos. Claro que siempre hay quien encuentra otros usos y maneras para poner en marcha iniciativas relacionadas con Internet de las cosas de manera más simple y eficaz. Este es el caso de algunos partners de Telefónica, que han tomado como base su placa TTO (Thinking Things Open), para crear novedosos servicios que tienen como puntos en común la simplicidad de uso, al tiempo que aprovechar las capacidades de la pequeña pero inteligente placa. Una manera de evitar el uso de un smartphone o un ordenador para lanzar acciones que de otro modo requerirían bastante esfuerzo para lograr un servicio.

Sobre esta placa, y cada uno de los partners a su manera, han ideado servicios que parten de la realización de una acción simple sobre un botón, lo cual desencadena una acción preprogramada, a través de la información que el dispositivo IoT transmite. Con esta simple acción, el cliente satisface una necesidad de la manera más rápida y simple. En unos casos se trata de lanzar el pedido de una pizza para que llegue a casa, en otros de solicitar una recogida de un paquete, o bien de encargar un vehículo de transporte. Y simplemente apretando un botón en un pequeño dispositivo autónomo.

click-go-boton-telefonica-01

Algunos de estos servicios y dispositivos ya están en fase de prueba, y se prevé que a la vuelta del verano se produzca su lanzamiento comercial, para comenzar una fase piloto hasta fin de año. En 2016 se espera que el producto esté prácticamente listo para que llegue a los consumidores finales. Por el momento, Telefónica ha revelado las soluciones creadas por tres de sus socios en esta gama: Telepizza, con un novedoso sistema de encargo de pizzas; Seur, para solicitar una recogida de paquetes; y Cabify, para pedir un coche con conductor. Cada uno de ellos ha empaquetado su solución de forma que tenga un aspecto atractivo a la vez que funcional.

El corazón TTO

Para comenzar hay que describir que el núcleo de estos servicios se fundamenta en un proyecto del IoT Industrial Lab, una división de I+D de Telefónica orientada al diseño de servicios y dispositivos de IoT. Más que un corazón, el núcleo y cerebro de todos estos dispositivos es un desarrollo que incluye una circuitería compatible con el popular Arduino, mas la inclusión de conectividad GSM global, en todos los países dónde Telefónica ofrece su servicio de cobertura de datos.

La placa incluye una SIM soldada directamente en la circuitería, que incorpora un plan de datos preprovisionado, es decir, que no requiere activación, con lo que resulta totalmente funcional nada más comenzar a usarlo. Claro está, que hay que contratar el servicio de conectividad por parte de los usuarios, ya sea una empresa o un particular, con Telefónica. Pero con la tarjeta se cuenta con un sistema de conexión de datos global y lista para su uso desde el primer momento, sin las complicaciones de configuración asociadas a las redes inalámbricas Bluetooth o WiFi. La conectividad se basa en radio GSM, 2G, dado que permite una cobertura mucho más universal, ya que las redes 3G y 4G tienen menor despliegue, y, además más conveniente en cuanto a precio, debido a que resulta más asequible. Esto cobra sentido cuando se desea masificar un servicio y posicionarlo en la gama baja en cuanto a precios. La placa incluye un administrador de batería de polímero de Litio, para facilitar el empleo como sistema autónomo.

click-go-boton-telefonica-02

A esto se añaden un API de programación sencillo y un entorno de desarrollo sobre el popular IDE de Arduino. Y preparado para actualización OTA (Over The Air). Es decir, sobre los dispositivos ya desplegados y de forma remota, para dotarlos de mayores prestaciones o mejorar su seguridad sin necesidad de acceder a cada dispositivo de manera individual.

Soluciones Click & Go

Para materializar la creación de servicios de “pulsar y listo”, Telefónica ha mostrado su placa TTO a multitud de empresas y desarrolladores. Y algunos de ellos han sabido encontrar una aplicación que se adapte a su negocio. El primero de los que ha creado una solución ha sido, como hemos mencionado, Telepizza, mediante un “imán Click&Pizza”. Con el dispositivo fijado, por ejemplo, en la nevera, basta pulsar el botón para lanzar la petición de nuestra pizza favorita que llegará sin ninguna otra acción a nuestro hogar. La simplicidad absoluta. Y un tremendo ahorro de tiempo y esfuerzo, tanto para el cliente como para Telepizza. Para la compañía, esta nueva modalidad entra dentro de su denominada multicanalidad, y con la idea de realizar una acción rutinaria para desencadenar la compra de la pizza. También se basa en que el botón captura el contexto, es decir el tipo de solicitud y la localización, para, de forma directa, enviar la información a Telepizza, que coteja la información con “repetir el último pedido” o “mi pizza favorita”. Como se aprecia, la información proporcionada por el dispositivo IoT requiere un tratamiento específico por parte de la empresa que presta el servicio.

Para Seur, el dispositivo OneClick tiene mucho sentido en empresas que requieren con regularidad el mismo tipo de servicio. El único requisito es que la empresa solicitante use más o menos el mismo tipo de envíos, ya sean sobres o paquetes, de forma regular. Con el botón OneClick de Seur, se activa una petición, de manera que el transportista más cercano recibe la localización del peticionario y puede acudir a la mayor brevedad posible a por el paquete. En este caso, Seur ha llevado el concepto más allá y el sistema es altamente informativo. Tras pulsar el botón el dispositivo OneClick pone una luz a parpadear indicando que la solicitud se está procesando. Una vez que el pedido es aceptado, la luz se pone fija en color verde, indicando que se procederá a atenderla.

Si, por cualquier motivo, como estar fuera de horario de recogida, la solicitud no puede atenderse, la luz se pone en rojo para informar al usuario. Al cabo de un breve periodo, el dispositivo se apaga y queda en situación de reposo. De nuevo se logra que la persona encargada de pedir el transporte haga la petición con el mínimo de esfuerzo y atención, y que Seur reciba la petición de forma automatizada.

click-go-boton-telefonica-03

En el caso de Cabify, una empresa española dedicada a proporcionar soluciones de movilidad urbana mediante vehículos con chófer, el dispositivo es bastante más sofisticado. Debido a que esta startup tiene presencia en varios países latinoamericanos donde la seguridad es un elemento importante, y ofrece varios tipos de coche, el dispositivo tiene un par de botones, varias luces y ¡una impresora! En este caso la simplicidad viene de que la elección de un coche estándar o de alta gama se realiza mediante botones diferenciados.

Además, el sistema, tras atender la petición, devuelve como información el modelo y la matrícula del coche, así como el nombre y teléfono móvil del conductor. Estos datos se imprimen en un ticket, lo que garantiza que el usuario es atendido por el coche enviado por Cabify, sin que pueda existir engaño o suplantación. Un factor no sólo importante sino incluso decisivo en algunos países con problemas de inseguridad ciudadana. Destinado a hoteles o grandes empresas que hacen un uso frecuente de este tipo de servicios, de nuevo aquí la solicitud se lanza con el mínimo esfuerzo, queda procesada con eficacia por Cabify, y con un retorno de información que garantiza la calidad y trazabilidad del servicio.

Click & Go genérico

Dentro de esta filosofía del Click and Go, Telefónica ha creado un sistema genérico de botón multipropósito, de cara a que otras empresas sean capaces de abordar el desarrollo de nuevos servicios contando con una base hardware “llave en mano”. Para ello han desarrollado una pequeña caja que aloja la placa TTO dentro de una atractiva carcasa con el botón. Con ello, los desarrolladores tendrán, sin inversión inicial, un equipo de marca blanca con el que sean capaces de desarrollar servicios que se aprovechen de las funciones IoT de este desarrollo de Telefónica. Además, podrán mostrar a sus potenciales clientes unos prototipos profesionales en cuanto al acabado. Sin duda, una iniciativa práctica que, salida del laboratorio de Telefónica, se abrirá camino hacia el mundo real del IoT.

No comments yet.

Deja un comentario