" />
Mujer leyendo su smartphone
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Sólo con una app y cinta adhesiva

Cómo convertir tu móvil en un detector de rayos cósmicos

¿Por qué no? Nunca sabes cuándo el cielo puede caerse sobre tu cabeza, o en qué momento una oleada imprevista de rayos cósmicos freirá todos tus dispositivos electrónicos antes de que los metas en una jaula de Faraday. Claro. Los rayos cósmicos no avisan. No hay un servicio telefónico de información sobre el estado de los rayos cósmicos, algo que te dé la previsión del día. Un verdadero problema que ha disparado el consumo de ansiolíticos entre los informáticos y acumuladores de gadgets. La vida es una incertidumbre insoportable en la que no sabes cuándo perderás todo lo que te importa, esto es, la última partida de Candy Crush, la discografía inédita de Massiel y esas fotos trucadas en las que abrazas un personaje manga. Pero no te apures, porque el próximo bombardeo masivo de rayos cósmicos no te pillará desprevenido.

Bromas aparte, Justin Vandenbroucke, profesor de física en la Universidad de Wisconsin-Madison, ha creado una aplicación para Android que permite convertir el smartphone en un detector de rayos cósmicos. Ahora bien, ¿qué son exactamente los rayos cósmicos? Se trata de una radiación, en contreto de partículas subatómicas provenientes del espacio que bombardean continuamente la Tierra. Los científicos opinan que su origen está en los agujeros negros, en las erupciones solares o en las estrellas que han explosionado. Cuando esas partículas chocan con la atmósfera de nuestro planeta se crea una lluvia de partículas secundarias que reciben el nombre de muones. Se trata de un fenómeno muy común, aunque algunas veces se hayan producido noticias algo alarmantes sobre erupciones solares capaces de fulminar todo cacharro electrónico.

Gracias la combinación de chips de silicio y cámaras de móvil, la aplicación hace uso del efecto fotoeléctrico por el que los fotones, al impactar sobre la superficie de silicio, liberan una carga eléctrica. Los muones hacen lo mismo. Cuando el muón atraviesa la atmósfera e impacta contra la superficie de silicio del semiconductor de la cámara del móvil, se libera una carga eléctrica que se puede traducir en una huella especial en forma de píxel. Este píxel se puede registrar, almacenar y analizar.

El que quiera participar en esta experiencia de observar los rayos cósmicos a través del móvil, además de descargarse la aplicación tiene que cubrir la lente de la cámara con cinta adhesiva y dejar el teléfono boca arriba, incluso aunque sea dentro de un cajón, ya que los muones, como los rayos X, pueden atravesar gran variedad de sólidos. Hay que tener en cuenta que los muones se detectan mejor a grandes alturas, por lo que puede ser interesante que aprovechar los vuelos para detectar este tipo de partículas.

Aunque el móvil no puede sustituir la capacidad de captación de rayos cósmicos de los grandes observatorios, como objeto de estudio para científicos aficionados o para crear una red de ciudadanos que capten y compartan con sus móviles la actividad de las partículas espaciales, es una opción realmente interesante.

Fuente: Universidad de Wisconsin-Madison

Imagen: Wikimedia Commons. Autor: Ed Yourdon from New York City, USA

No comments yet.

Deja un comentario