ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

La web "If it were my home" permite comparar las circunstancias de vida de diversos países

¿Cómo sería tu vida hubieras nacido en otro país?

Podíamos resumir la empatía como la capacidad para ponerse en los zapatos de otro. Pero no sólo ponerse sus zapatos, sino (como dijo recientemente una gran filósofa) también caminar unos cuantos kilómetros con ellos. Lejos de las concepciones más “new age”, ser empático es una característica de lo humano, en ocasiones confundida con la pena y frecuentemente ocultada como una vergüenza o una debilidad. Lo más posible es que sea todo lo contrario, dado que la empatía hace más sencillo el salir del egoísmo de uno mismo (la única y verdadera puñetera zona de confort de la que debería hablarse), un auténtico sendero empinado que sólo (dicen) los más fuertes pueden recorrer. Y de eso va precisamente una web llamada If it were my home.

Es difícil imaginar cómo vivirá la gente de otros países, por muchos documentales o “callejeros” que pongan en la tele. Siempre será una visión parcial y, sobre todo, una visión de sofá, porque no sabemos lo que es estar todos los días, durante meses o años, viviendo en esas circunstancias. Aunque seas capaz de pasar un día sin comer y no es igual que pasar días sin saber si ese día comerás algo; ir de acampada no te hace saber cómo será no tener un techo que te cobije en invierno ni un lugar donde asear tu dignidad. No es lo mismo, pero la web ayuda a conocer un poco, a rasgos generales, mejor cómo son los zapatos que las circunstancias han hecho calzar a otro.

Nunca va a ser lo mismo que caminar realmente con los zapatos de otro, ni tampoco es siempre posible hacerlo, pero iniciativas como If it were my home es, como ellos describen, una puerta para comprender cómo es vivir en otros hogares, en otros lugares del mundo, con otras circunstancias desconocidas para nosotros. Lo que hace esta web es comparar cómo se desarrolla la vida en otros países en comparación con el propio. La web también ayuda a conocer cómo impactan los desastres en cada uno de los lugares.

Sri Lanka

Si comparamos, por ejemplo España con Sri Lanka tendríamos un 80,61% de probabilidades de estar en paro, pero la esperanza de vida se reduciría en 5,12 años, tendríamos un 78,41% menos de dinero, tendríamos 4,7 veces más probabilidades de morir asesinado y 2,7 veces más posibilidades de morir durante la infancia.También usaríamos un 92,2% menos de electricidad, tendríamos un 34,75% menos posibilidades de ir a prisión en caso de cometer un delito a causa de las diferencias entre las prácticas locales con respecto a los delincuentes, y el número de nacimientos sería un 64,37% mayor.

Curiosamente, si comparamos España con Estados Unidos sorprendentemente las condiciones de vida empeoran: aunque tendríamos un 72,24% menos de desempleados y un 75,42% más de dinero, tendríamos 5 veces más posibilidades de ir a prisión (incluyendo presos preventivos), tendrías también 6,3 veces más posibilidades de morir asesinado, gastarías 3,2 veces más en salud, gastarías 2,3 veces más electricidad, el doble de gasolina, tendrías nada menos que un 85,29% más posibilidades de morir durante la infancia, tendrías 6,94% menos de tiempo libre, la división de clases sería un 40,63% mayor, un 50% más de posibilidades de contraer SIDA y 1,91 años menos de vida. En cuanto a los nacimientos, habría un 35,83% más de niños.

En cuanto a las catástrofes, en el caso por ejemplo de las inundaciones de Pakistán en 2010, murieron unas 2.000 personas y otros 20 millones se vieron afectadas, con pérdidas económicas para el país que alcanzaron con 43.000 millones de dólares.

Cada entrada despliega información algo más detallada acerca de la misma, y hay una breve descripción del país y de algunas de sus circunstancias históricas más significativas, junto con una serie de lecturas recomendadas para conocer mejor cómo es la vida en ese lugar. Se echan de menos datos como la escolarización, el nivel de desigualdad entre hombres y mujeres, las muertes por deficiencias sanitarias o el número de refugiados que genera ese país, pero aún así es un interesante ejercicio de comparación.

No comments yet.

Deja un comentario