ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

El 48% de las personas deja la configuración de privacidad de la aplicación

¿Compruebas los permisos de las apps antes de instalarlas? Esto es lo que puede pasarte si no lo haces

La confianza es buena, pero ser confiado no lo es tanto. Cuando hablamos de apps, no revisar las condiciones y permisos antes de descargarlas puede poner nuestra privacidad en una situación bastante delicada, pero también puede suponer que abramos la puerta de nuestros dispositivos a todo tipo de infecciones. Conviene, por tanto, ser un poco precavidos y tomarnos la molestia de hacer unas sencillas comprobaciones antes de darle a “Aceptar”.

Se prevé que el año 2017 supere los 268.000 millones de aplicaciones descargadas. Si tenemos en cuenta que el 48% de los usuarios de smartphones, según datos de una encuesta realizada por la empresa de ciberseguridad S2 Grupo desde el blog Hijosdigitales.es, deja la configuración por defecto de las apps y que el 45% no revisa los permisos antes de instalarlas, hablamos de cerca de 134.000 millones de riesgos que corremos sin necesidad.

El problema, según S2 Grupo, es que “hay aplicaciones que se exceden en sus permisos solicitados y obtienen toda la información guardada en la agenda, por ejemplo, pudiendo acceder a los datos de los contactos e, incluso, leer el correo electrónico sin ninguna razón que lo justifique, lo que puede poner en jaque la privacidad de las personas que las han instalado“.

¿Cómo usar las apps con seguridad?

Desde S2 Grupo se han elaborado una serie de recomendaciones para descargar y usar las aplicaciones de forma segura, de manera que quede protegida la privacidad de los usuarios al tiempo que se evitan infecciones de virus.

  1. Ajustar los dispositivos en su configuración para no permitir la instalación de aplicaciones de origen desconocido.– De esta forma sólo permitirá la instalación de apps provenientes de la tienda oficial, algo que suele dar mayor seguridad, ya que las no son oficiales pueden contener funciones ocultas, como virus.
  2. Actualización de las aplicaciones.- Las actualizaciones de las apps habitualmente responden a mejoras en su sistema de seguridad, por este motivo se recomienda activar las actualizaciones automáticas. Para que esto no suponga un exceso en el consumo de datos, se puede especificar que las actualizaciones se realicen sólo cuando el móvil esté conectado a una red wifi.
  3. Revisar periódicamente los permisos concedidos a las redes sociales.– Pueden hacer concesiones para necesidades puntuales y olvidarlo. Esto puede permitir que sus desarrolladores estén leyendo información en silencio durante años.
  4. Preservar nuestra intimidad.- Los permisos más habituales son leer nuestros archivos (fotos y vídeos), conocer nuestra ubicación, acceder a los mensajes y correo electrónico, leer nuestros contactos y escribir y publicar en nuestro nombre en una red social. Para preservar nuestra intimidad es recomendable acceder al área de ajustes del teléfono y eliminar las apps y permisos que consideremos inadecuados.
  5. Permisos coherentes con la función que la aplicación va a realizar.– Por ejemplo, es normal permitir que Whatsapp acceda a la cámara de fotos o a la tarjeta SD porque es una herramienta de mensajería. Sin embargo, si instalamos una aplicación linterna no es “normal” que solicite el permiso para enviar SMS, realizar llamadas o acceder a nuestros contactos, ya que podrían usarlos de forma oculta y elevar considerablemente la factura telefónica.
  6. Antes de instalar la app, leer la lista de permisos solicitados.
  7. Una vez instalada revisar en “ajustes” los permisos que realmente se han otorgado.– Es interesante comporbarlos para asegurarnos de que coinciden con la información facilitada antes de la descarga.
  8. Instalar un antivirus.– Cada año aparecen nuevas variantes de virus destinados a atacar directamente a los teléfonos móviles, por eso es esencial tener un antivirus que analice la idoneidad de las apps cada vez que las descargamos.

 

No comments yet.

Deja un comentario