" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

La compañía que la ha ideado, StoreDot, planea lanzar en 2016 una que se recargue en 30 segundos

Crean una batería de smartphone capaz de recargarse en unos segundos

Por mucho que avance la tecnología, y que los fabricantes de smartphones intenten dotar de las funciones más novedosas a sus dispositivos, hay un aspecto en el que la mayoría de usuarios de telefonía móvil sienten que los avances no son tan rápidos como les gustaría: la duración de sus baterías. Generalmente, la autonomía de los móviles no suele superar un día, y aunque hay científicos que están trabajando en el desarrollo de soluciones para mejorar su recarga, lo habitual es dejarlos cargando por la noche, porque también tardan bastante en recargarse. Otro impedimento más si te quedas sin batería en medio de una situación en la que necesitas autonomía y una batería que se recargue a toda velocidad. Por suerte, puede que en un futuro no muy lejano haya baterías que se recarguen en un abrir y cerrar de ojos. Todo gracias a una compañía israelí, que ha creado una capaz de recargarse a una velocidad mucho más rápida que las convencionales, y que en sólo unos segundos puede absorber gran cantidad de energía

StoreDot, que así se llama la empresa, ha empleado la nanotecnología para desarrollar los nuevos materiales empleados en su desarrollo. Doron Myersdorf, fundador y CEO de la compañía, los denomina “nanopuntos”, y los define como moléculas de péptidos bioorgánicas. Estos nanopuntos son los encargados de modificar el comportamiento de la batería y de hacer que pueda absorber y retener gran cantidad de carga en poco tiempo. Como resultado, no sólo puede cargarse de forma más rápida que una convencional, sino que también puede almacenar mucha más carga que las actuales. Eso sí, por ahora es sólo un prototipo, y tiene un tamaño que aún es demasiado grande para su inserción en un smartphone. No obstante, los responsables de la empresa afirman que en 2016 pueden sacar al mercado una batería, con las mismas dimensiones y capacidad que las utilizadas en un móvil convencional, y que podrá cargarse para que su autonomía alcance un día completo en sólo 30 segundos.

Myersdorf ha afirmado que todavía les quedan unos cuantos escollos que superar para poder desarrollar una batería más fina y conseguir que aguante más ciclos de carga que los que soporta el prototipo actual, que aún no llega a los 1.500 ciclos que quieren que soporte el modelo definitivo. No obstante, esperan hacerlo a tiempo para cumplir con la fecha prevista. Financiación no les falta para ello, puesto que ya han reunido 48 millones de dólares en un par de rondas. Entre los inversores que han participado en ellas figuran el Presidente del Chelsea, Roman Abramovich, y una firma de telefonía móvil asiática, cuyo nombre no ha trascendido.

Pero los responsables de StoreDot no quieren detenerse en la fabricación de baterías de este tipo para smartphones, ya que también quieren desarrollar unas específicas para vehículos eléctricos. Pretenden para ello conseguir una que pueda recargarse por completo en dos o tres minutos, un tiempo similar al que ahora emplean los coches convencionales en repostar. Algo que seguramente agradecerían tanto los fabricantes de este tipo de vehículos como sus propietarios.

Foto: Japanexperterna

No comments yet.

Deja un comentario