" />
Niño leyendo en el WC
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

El MIT desarrolla una tecnología que permite sentir lo que describen los cuentos

Cuentos que te hacen sentir… de verdad

Aunque vista con los ojos de la edad adulta «La historia interminable» fue una película bastante lamentable, lo cierto es que mientras la veía de pequeña, quería ser como Atreyu, pero también poder experimentar lo maravilloso de leer un libro tan vivo como aquel, en el que podías vivir y sentir lo mismo que su protagonista. Era la magia del libro, pero también el poder de la imaginación. Ahora, un equipo de investigadores del MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts), han desarrollado unos sensores que permiten que el lector pueda sentir lo que se siente en los cuentos.

El prototipo, denominado Sensory Fictionlogra transmitir, en principio, sensaciones físicas, como el frío, el calor o la presión, pero también recrear una noche sombría o un alegre día de primavera con cambios de iluminación en sus páginas. A futuro, este desarrollo podría lograr una inmersión pasiva mucho más viva en la narración de las historias que se leen.

De momento, la forma de experimentar todo esto resulta un poco aparatosa, ya que, además de tener el libro en las manos, hay que ponerse un chaleco en el que van integrados una serie de sensores. Libro y chaleco están conectados, de manera que mientras el libro recrea los cambios de ambiente con modificaciones de luz, el chaleco detecta en qué momento debe transmitir al lector las sensaciones: latidos de corazón, frío, mayor o menor presión. Según el MIT, han logrado sumergir al lector en los estados de ánimo del libro.

Los cambios de ambiente en el libro corren a cargo de 150 leds programables. Incorpora también sonido, diversos dispositivos para modificar la temperatura del lector, vibradores que transmiten los cambios de ritmo en la frecuencia cardiaca y un sistema que aumenta o disminuye la presión para favorecer la sensación de tensión.

La iniciativa no deja de ser interesante para experimentarla alguna vez en la vida. Sin embargo, como toda tecnología que propone hacer las cosas por nosotros, corre el riesgo de popularizarse, es decir, de que una buena cantidad de gente se empeñe en que es mejor un libro le diga (y haga) sentir lo que hay que sentir en cada momento a tomarse la molestia de usar su propia imaginación.

Imagen de portada: Wikimedia, CC. Autor: drcorneilus

No comments yet.

Deja un comentario