" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Se trata de un biomaterial hecho a partir de conchas de crustáceos

Desarrollan una espuma capaz de detener hemorragias

Cuando haces un curso de primeros auxilios uno de los puntos más delicados en caso de accidente es el de las hemorragias. Siempre se explica que hay que evitar la pérdida masiva de sangre. Presionar contra la herida con lo que tengamos a mano, y si se empapa, nunca quitarlo, sino poner otro encima, y otro si es necesario. Todo para aguantar hasta que llegue un equipo sanitario preparado. Sin embargo hay heridas más fáciles de taponar que otras. Una herida en una extremidad tiene la ventaja de que puedes presionar contra el hueso (salvo que esté muy fracturado), lo cual ayuda bastante a mantener la compresión. En heridas, por ejemplo, abdominales, la presión puede hacer más daño que bien si hay órganos vitales afectados. Son lesiones que, a día de hoy no tienen tratamiento. En este caso la persona podría morir desangrado antes de recibir asistencia médica. Ahora, un grupo de investigadores estadounidenses ha desarrollado una espuma rociable capaz de detener hemorragias en heridas abiertas.

La espuma es un biopolímero anfifílico que se ha creado a partir de un quitosano modificado hidrófobamente, o dicho de otra manera, un material basado en conchas de crustáceos. Tiene la ventaja de que puede pulverizarse directamente sobre la herida, lo que también evita “tocar” sobre lesiones que podrían ser graves o muy graves. Cuando la espuma se pulveriza dentro de una cavidad abierta por una lesión se expande crea una barrera independiente que evita la expulsión de sangre desde la cavidad. El material activo de esta espuma se conecta físicamente con los grupos de células sanguíneas, por medio de interacciones hidrofóbicas, por lo que actúa de forma semejante al mecanismo de coagulación, con la diferencia de que es capaz de seguir funcionando incluso con anticoagulantes como la heparina o el citrato en sangre. De momento se ha probado sólo en cerdos, pero de seguir con los buenos resultados obtenidos hasta el momento (reducción en un 90% de la pérdida de sangre), esta espuma será tan imprescindible en un botiquín básico como el agua oxigenada y las tiritas.

Fuente: ACS

No comments yet.

Deja un comentario