" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

El sistema se inspira en el intercambio de información que se produce entre el corazón y los pulmones

Descubren un sistema de cifrado inspirado en órganos internos

En ocasiones, la inspiración o una idea que da origen a un nuevo descubrimiento surge dónde y cuando menos se lo espera uno. Esto es lo que les ha sucedido a un grupo de investigadores de la Universidad de Lancaster, en Reino Unido, que mientras estaban trabajando para entender las interacciones entre los pulmones y el corazón humanos con el objetivo de construir modelos de software que simulasen la forma en que se comunicaban, han ideado un nuevo sistema de cifrado. El nuevo método de encriptación que han descubierto está basado en el funcionamiento coordinado de dichos órganos. En concreto, en cómo coordinan sus ritmos para pasar información de uno a otro.

Con este nuevo sistema, que sus descubridores ya han patentado, se obtiene el cifrado de las señales de datos utilizando para ello las variaciones que hay entre dos funciones que operan de manera independiente pero que son complementarias. Es decir, entre dos elementos que funcionan de manera autónoma cada uno por su lado, pero que no pueden existir el uno sin el otro y que se influyen mutuamente. Exactamente igual que sucede con el corazón y los pulmones: funcionan cada uno por su lado, pero se intercambian información que contribuye a su regulación, y que sólo tiene sentido y es consistente si ambos elementos están presentes.

Así, si se eligen adecuadamente dos funciones autónomas, complementarias y que funcionen de forma similar, se pueden utilizar para cifrar información. Los investigadores que lo han descubierto afirman que ofrece un número infinito de combinaciones para la generación de la clave privada, la que se comparte entre el emisor de la información y el receptor. Además, puede transmitir varios flujos de información al mismo tiempo y no le afecta el ruido externo. Por tanto, es prácticamente imposible romper el cifrado y, en lugar de tener que utilizar una clave para cada intercambio de información, pueden enviarse varios flujos de datos con la misma. A pesar de estar patentada, todavía no se sabe cuándo verá la luz.

No comments yet.

Deja un comentario