" />
Machairasaurus
ZOOM
GALERÍA
1 COMENTARIO

Los minirraptores emplumados que diversificaron su tamaño evolucionaron hasta nuestros días

Dinosaurios: mejor encogerse que extinguirse

Si hay una incognita en la historia de la evolución esa es cómo se extinguieron los dinosaurios. Descartando las fantasías literarias y la peregrina idea de que se los llevaran los extraterrestres en naves espaciales, los grandes saurios que poblaron la Tierra desaparecieron en un relativamente corto espacio de tiempo y no termina de estar claro por qué. Sin embargo no es del todo cierto que los dinosaurios se extinguieran. Bueno, sí, algunos de ellos lo hicieron, pero no todos, ni mucho menos. De hecho, hoy en día siguen existiendo. Lo que pasa es que ya no tienen el aspecto que tenían antes, simplemente, redujeron su tamaño y adaptaron sus formas para sobrevivir y seguir evolucionando. Al menos es lo que se desprende de un estudio realizado por la Universidad de Oxford y el Museo Real de Ontario.

El equipo de científicos realizó mediciones para estimar la masa corporal de los dinosaurios en 426 especies diferentes, basándose en el espesor de los huesos de las patas. Como resultado encontraron que desde el momento en que aparecieron sobre la faz de la Tierra, hace unos 220 millones de años, su tamaño evolucionó rápidamente a más, para luego sufrir una desaceleración. Curiosamente, la línea evolutiva de las aves sí mantuvo el ritmo de cambio de tamaño al menos durante 170 millones de años. Un desarrollo que dio lugar a una riqueza ecológica no conocida en el resto de saurios. En la actualidad hay unas 10.000 especies vivas de dinosaurios de la línea de las aves.

El estudio confirma las grandes variaciones de masa corporal producidas en la evolución de la línea de las aves, especialmente en los raptores emplumados. Estas variaciones van de los 15 gramos a las 3 toneladas, y se trata de especies tanto carnívoras como herbívoras y omnívoras. La opinión de los investigadores es que el reducido tamaño de sus cuerpos ayudó a mantener el potencial evolutivo de las aves. Tanto que logró romper el límite de tamaño de 1 kg de otros dinosaurios. Una variedad de tamaño realmente enorme, en la que el dinosaurio más grande, el Argentinosaurio, alcanza las 90 toneladas, lo que supone unos seis millones de veces más pesado que la especie más pequeña, el gorrión Qiliana, de 15 gramos.

Estudiando el árbol genealógico de los dinosaurios en sus 160 primeros millones de años en la Tierra se descubre que, cuando los parientes cercanos tienen tamaños similares,  la evolución se produjo de forma lenta, mientras que cuando los tamaños son muy diferentes, la evolución sucedió de forma más rápida. Justamente, el estudio de los huesos de dinosaurio llevado a cabo por este equipo señala que se produjo una rápida evolución del tamaño del cuerpo en las primeras formas. Luego, las tasas de desaceleración se diversificaron, y fueron las altas y sostenidas tasas de evolución en la línea de los miniraptores emplumados el que derivó hacia las aves, experimentando con diversos tamaños de cuerpo que lograron adaptarse mejor y más rápido que los dinosaurios más grandes. Los que no pudieron dirigirse a esa diversificación de tamaños, quedaron encerrados en su nicho ecológico, cada vez más estrecho, y se extinguieron.

Fuente: Universidad de Oxford, sobre un estudio dirigido por el Dr. Roger Benson, del departamento de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Oxford, en colaboración con el Dr. Nicolás Campione, de la Universidad de Uppsala y el Dr. David Evans, del Museo Real de Ontario.

Imagen: Wikimedia Commons. Autor: Danny Cicchetti

 

One Response to Dinosaurios: mejor encogerse que extinguirse

  1. Samuel 7 Mayo, 2014 at 14:38 #

    Interesante articulo

Deja un comentario