" />
GPS
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Es mucho más eficaz que los sistemas existentes hasta la fecha

¿Dónde se grabó este vídeo? Un nuevo algoritmo permite averiguarlo

Tras el 11S y la identificación de Bin Laden como responsable de los atentados, comenzó una persecución desesperada por capturar, mejor muerto que vivo, al terrorista. Desde su escondite, Bin Laden grababa ocasionalmente vídeos para demostrar que seguía vivo y que aún no le habían pillado. En televisión, algunas cadenas invitaban a sus analistas favoritos a opinar sobre los vídeos. Por aquellos tiempos se pudo ver a algunos de ellos desmenuzando los vídeos y asegurando que las rocas que se percibían al fondo eran tal o cual montaña, a equis kilómetros al Este de una determinada ciudad. Pero identificar con cierta fidelidad el lugar de grabación de un vídeo por el análisis de las imágenes y los sonidos sólo había funcionado bien en el cine. La popularización del vídeo como medio para difundir todo tipo de mensajes, incluidos los de personas que desaparecen, reivindicaciones terroristas o asesinatos de cooperantes, convierte en vital para las fuerzas de seguridad y los servicios de inteligencia contar con alguna herramienta que permita averiguar dónde se grabó cuando no existen datos de geolocalización por GPS.

El campus La Salle de la Universidad Ramón Llull de Barcelona acaba de acercarse más de lo que nadie lo había hecho hasta ahora. La clave está en un algoritmo que permite ubicar en un mapa vídeos sin información sobre geoposicionamiento ni textos asociados, y lo hace registrando todos los frames del vídeo y el sonido al completo. Según Xavier Sevillano, uno de los autores del sistema, el audio puede ser a veces mucho más eficaz que el vídeo para identificar una localización. El conjunto de los datos obtenidos se agrupan en clusters. Luego los investigadores aplican los algoritmos desarrollados para comparar esos vídeos con otros previamente captados y geolocalizados en todo el mundo. La referencia para ello han sido más de 10.000 secuencias de la base de datos audiovisual MediaEval Placing task, donde se buscaban los vídeos con más similitudes audiovisuales al que se quería localizar para determinar una geolocalización probable.

El único problema con el que parece encontrarse el sistema es la reducida capacidad de la base de datos existente, a pesar de lo cual se ha mostrado mucho más eficaz a la hora de identificar localizaciones que las herramientas existentes hasta la fecha. Puede situar un 3% de los vídeos en un radio de 10 kilómetros respecto a su situación geográfica real, y un 1% de las veces la precisión se aproxima al kilómetro. Puede que un 3% no parezca mucho, pero conforme crezcan las bases de datos audiovisuales, las posibilidades de este sistema pueden ser mucho más amplias.

Fuente: Agencia Sinc

No comments yet.

Deja un comentario