ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Si los drones pueden entregar paquetes, también puede recoger excrementos

Drones para detectar y limpiar caca de perro

Hemos estado muy tentados de titular esta noticia “Los vigilantes de la caca”, pero finalmente la seriedad se ha impuesto y hemos optado por uno más informativo. Hecha la aclaración toca ahora explicar el tema.

Holanda, como otros países del mundo, sufre la molestia de las cacas de perro no recogidas. A veces es a causa de un chucho escapista que logra hacer sus cosas sin que el dueño llegue a ver dónde y, otras veces es que, sencillamente, no las quieren recoger. Pero sea como sea, el caso es que se calcula que al año hay 100 millones de kilos de caca de perro sólo en los Países Bajos que no se eliminan como dios manda. Los dueños responsables se ven afectados también por la mala imagen que dan los más cochinillos, y les frustra que la limpieza en la que ellos se afanan no sea generalizada.

Tinki es un proveedor holandés de productos caninos que ha visto en este problema una interesante oportunidad. Total, si los drones pueden entregar paquetes, también puede recoger excrementos. Se han puesto a trabajar con el drone Space53 para desarrollar un sistema que mantenga los parques públicos holandeses libres de cacas de perro.

El sistema se basa en el trabajo conjunto de dos robots. Por un lado está el Watchdog 1, que hace las funciones de vigilante aéreo. Desde el cielo escanea con su cámara térmica los espacios públicos y realiza mapas de calor para detectar los excrementos recién depositados (directamente de su intestino a tu césped). Una vez que detecta la temperatura sospechosa el drone determina las coordenadas GPS y las envía al enlace de tierra, un robot llamado Patroldog 1 que avanza hasta el lugar señalado y recoge la descarga.

Los prototipos, por el momento, parece que hacen lo que tienen que hacer, pero aún quedan flecos que pulir, como la cantidad de pupú que la máquina puede limpiar porque, claramente, no es lo mismo lo que sale del ojo moreno de un Chihuahua que lo que sale de un Terranova. Según sea, el robot puede verse desbordado por la misión. Otra cuestión a solventar es, una vez recogida la caca, cómo reciclarla de forma efectiva e inteligente.

Una cuestión añadida es la legislativa. La actual ley holandesa no permite los drones autónomos no pilotados, así que mientras la ley cambia o no cambia, Tinki está buscando voluntarios que quieran hacer de pilotos para los recogecacas.

Fuente e imágenes: NewAtlas

Si-te-ha-gustado-5

No comments yet.

Deja un comentario