" />
Entrada del KGB
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Son más de 26 volúmenes con documentos sobre las actividades del KGB

El archivo Mitrojin sobre la KGB se hace público

El mundo de los espías ha llenado, y seguirá llenando, páginas y más páginas en novelas, noticias e intrigas. El robo de documentos secretos no es una novedad de estos tiempos. Antes de que existiera Internet y los hackeos, los microfilms y los micrófonos escondidos en jarrones eran de lo más sofisticado. Y aún antes de los tiempos de la guerra fría y las novelas de Le Carré, cuando ni siquiera había máquinas de escribir, los correos se interceptaban a punta de espada. El mismo interés que ha existido siempre por conocer los secretos de otros es el que hace que, ahora, se hayan hecho públicos los famosos archivos secretos de Mitrojin.

Aunque Mitrojin comenzó a editar en forma de “libros” todo el material recopilado durante años, en el que se daban todos los detalles de grandes operaciones militares y de inteligencia desarrolladas por el KGB, los archivos como tales se han puesto ahora a disposición del público. Sólo existían, hasta el momento, dos lugares en el mundo donde se podían consultar esos documentos, los propios archivos del KGB y el Centro de archivos Churchill, donde a su vez, sólo un historiador, el profesor Christopher Andrew, tenía acceso al mismo.

En el Centro de archivos Churchill se custodiaban y estudiaban los documentos mecanografiados por Mitrojin tras desertar, hace 20 años, junto con su familia, y refugiarse en Reino Unido. Desde 1972 hasta su muerte en 2004, Mitrojin había deseado ver publicados y difundidos estos documentos, en los que se detallaba el funcionamiento interno de la KGB, sus operaciones de inteligencia en el exterior de sus fronteras y la política exterior soviética.

En las 19 cajas y miles de periódicos que se guardan en el centro británico hay papeles inmediatamente posteriores a la revolución bolchevique de 1917 hasta casi la época Gorbachov, y hay expedientes sobre el Papa Juan Pablo II, mapas con escondites de armas rusas y muchísimo más. Tanto que durante los años que Mitrojin estuvo trabajando para el Gobierno británico, transcribió  y manuscribió notas que se materializaron en unos 36 volúmenes. Un trabajo monumental que, ahora, finalmente y según los deseos de Mitrojin, ve la luz.

Fuente: Universidad de Cambridge

Imagen: Wikimedia Commons. Autor: Multimotyl

No comments yet.

Deja un comentario