" />
Taza de café
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Cómo influye la genética en el consumo de café

El café está en los genes

Largo, americano, expreso, cortado… sea como sea, el café es una de las bebidas más consumidas del planeta y está detrás de muchos desvelos. Algunos de ellos se han traducido en grandes obras literarias, descubrimientos científicos o desarrollos tecnológicos. Los expertos no terminan de ponerse de acuerdo en si es bueno o malo, si perjudica más de lo que beneficia o al revés. La razón es que no todas las personas reaccionan igual ante la cafeína ni la toleran de la misma manera. ¿Por qué?

Recientes investigaciones, llevadas a cabo por la profesora de Harvard Marilyn Cornelis, han descubierto (de momento) seis nuevos genes relacionados con la asimilación del café en el organismo. Antes ya habían identificado otros dos implicados en el proceso. De los nuevos genes descubiertos, dos se relacionan directamente con el metabolismo de la cafeína, dos con sus efectos psicoactivos y, los otros dos, que aún se están estudiando, con el metabolismo de los lípidos y la glucosa.

Los trabajos de Cornelis arrojan algo de luz no sólo a las razones por las que el café afecta de forma diferente a las personas, sino también a por qué se generan diferentes comportamientos a la hora de tomar café. Sería el caso, por ejemplo, de las personas que sólo toleran una taza de café al día. Si alguna vez toma más, posiblemente tendrá trastornos digestivos y exceso de nerviosismo, lo que le desalentará de tomar más café del tolerado en el futuro.

En realidad, la acción de estos nuevos genes descubiertos sólo explicarían el 1,3% del comportamiento del ser humano frente al café. La misma relación que existe frente a otras sustancias como el consumo de tabaco o alcohol. Posiblemente porque los factores psicológicos y culturales tengan una carga importante en el proceso. Aún así el factor genético descubierto tiene una gran importancia en el desarrollo de los hábitos de consumo, justamente porque, por mucho que a alguien le guste, si su organismo no lo tolera, no podrá pasar de un americano al día sin empezar a tener molestias en el estómago.

La siguiente pregunta que se hacen los investigadores es acerca de los beneficios del café. Además de los efectos estimulantes de la cafeína, también existe un efecto antioxidante en el café y una acción protectora que podría tender a equilibrar el metabolismo.

Fuente: Universidad de Harvard

Imagen: Wikimedia Commons. Autor: Julius Schorzman 

No comments yet.

Deja un comentario