" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Será fundamental favorecer la inversión I+D+i en renovables

El camino de España hacia un modelo energético sostenible

A pocas horas de que entremos en la celebración global de La hora del planeta, nos preguntamos hasta qué punto los gestos como este no contribuyen a tranquilizar las conciencias por un día, en lugar de mover a acciones más sostenidas en el tiempo, en la medida y responsabilidad en las que cada cual puede hacer algo. Despertar las conciencias es el paso previo y necesario para corregir el rumbo que nos ha llevado a provocar el Cambio Climático, aunque las consecuencias las vamos a pagar durante varias generaciones antes de que veamos resultados efectivos. También es importante que toda la ciudadanía participe en esta toma de conciencia, y tomen medidas en sus ámbitos para reducir la contaminación o asumir hábitos energéticamente sostenibles. Toda acción cuenta. Pero no cabe duda de los que tienen más responsabilidad y peso en esta tarea son las grandes compañías energéticas.

Para clarificar ante la sociedad cuáles son los pasos a seguir en este proyecto de sostenibilidad, la Real Academia de Ingeniería reunió hace unos días en su sede a cientos de expertos, representantes del sector energético en su mayoría, con la colaboración de algunos de sus principales actores: Endesa, Gas Natural Fenosa, Iberdrola, la Escuela Técnica Superior de Ingeniería y el Colegio de Ingenieros del ICAI-ICADE Pontificia Comillas, entre otros.

Compromisos y transición

El compromiso que asumió la Unión Europea en la pasada Cumbre de París sobre el Cambio Climático pasaba por reducir las emisiones de gases efecto invernadero entre un 80% y un 95% en 2050, respecto a los niveles de 1990. De aquí a 2050 serán muchas las medidas tomar y los nuevos caminos de investigación a recorrer, algo en lo que los ingenieros tendrán un papel fundamental, trabajando para desarrollar sistemas eficientes y sostenibles dentro de ese objetivo mundial. No deben ser medidas temporales, sino que deben garantizar la sostenibilidad ambiental del planeta más allá de ese plazo, sin afectar el suministro energético, cada vez más importante en el avance de las sociedades y exigente en cuanto a consumo.

El compromiso de España, según Alberto Amores, consultor de Monitor Deloitte y autor del informe “Un modelo energético sostenible para España en 2050”, requerirá que se sigan empleando de momento todas las tecnologías y energías disponibles para favorecer el periodo de transición hacia ese modelo energético sostenible, ya que prescindir prematuramente de combustibles como el carbón, el gas o la energía nuclear, podrían poner en peligro la seguridad del suministro y la deseada eficiencia energética en ese necesario periodo de transición.

nuclear-396435_640

Según Amores “no se debe cerrar prematuramente durante la transición las centrales térmicas convencionales de gas natural y de carbón, dado que, en caso de hacerlo, a partir de 2020 tendremos que volver a construir nuevas centrales de gas, emisoras de CO2, condenadas a funcionar muy pocas horas para dar el respaldo necesario al sistema eléctrico, porque las nuevas tecnologías de almacenamiento no estarán disponibles tan pronto

En su opinión cerrar las centrales nucleares al cumplir los 40 años o antes ocasionaría un aumento de las emisiones de CO2, dado que sería necesario en ese momento sustituirlas por energía térmica a partir de gas natural. Según sus cálculos, cerrar los 7.800 MW que actualmente hay instalados supondría, en el caso de no mantener su actividad más allá de los 40 años, unas emisiones adicionales de unas 170 MtCO2 equivalentes hasta 2030 (la mitad del total de las emisiones en España en 2013). En estos momentos, según Amores, el cierre de las plantas nucleares no cuenta con otras alternativas que la producción térmica convencional, por lo que a lo ya dicho habría que sumar un aumento del precio del mercado diario de entre 8 y 10 euros/MWh a corto plazo; y 11.000 millones de consumidores finales verían subir su factura de la luz.

El momento de las renovables

Por su parte, Carlos Sallé, director de Políticas Energéticas y Cambio Climático de Iberdrola planteó públicamente su propósito de reducir en un 50% la intensidad de las emisiones de CO2 para el año 2030 sobre los niveles de 2007, y de conseguir un suministro neutro de CO2 en 2050. Sobre el acuerdo firmado en París consideró que se trata de una oportunidad que “viene a refrendar la apuesta que Iberdrola realizó hace años por un modelo empresarial sostenible, basado en un mix de generación que minimice los efectos del cambio climático, unas redes inteligentes que ayuden a integrar la alta penetración de renovables necesaria, y una I+D+i que proponga soluciones a los importantes retos del sector energético“.

wind-turbine-957438_640

La representante de Acciona, Carmen Becerril, afirmó que es el sector energético el responsable del 80% de las emisiones de CO2, y es por eso el que tiene que modificar sus prácticas “para alcanzar cotas ambiciosas de descarbonización“. Entre las medidas que recomienda la Agencia Internacional de Energía Becerril apuntó la reducción progresiva de las plantas de carbón más antiguas, incrementar significativamente la inversión en renovables, hacer desaparecer progresivamente las subvenciones a los combustibles fósiles y reducir las emisiones de metano en los procesos de extracción de petróleo y gas.

Para Becerril es importante poner precio al carbono para reducir finalmente la descarbonización; según señalaba “el debate sobre soluciones fiscales o soluciones de mercado no está resuelto. Lo que está claro es que se precisa una señal económica, que permita impulsar inversiones dirigidas a que se produzca el cambio tecnológico que los objetivos fijados en la COP 21 de Paris requieren”.

En su intervención, Raquel García Monzón, técnico de Energía del programa de Clima y Energía de WWF, hizo hincapié en aumentar los esfuerzos para dar cada vez más peso a las renovables, y explicó que desde WWF apuestan “por un modelo 100% renovable en 2050 para España“, y añadió que “es necesaria una transición hacia un nuevo modelo, basado en las energías renovables, el ahorro y la eficiencia energética, como única solución para combatir el principal problema de nuestro Planeta, el cambio climático, cuyas consecuencias ya estamos sufriendo y contra el que debemos actuar de forma urgente“.

Para García Monzón en vital apoyar la inversión I+D+i en el sector de las renovables para lograr avanzar en el compromiso de la energía sostenible, especialmente dentro de las futuras Smart cities, los edificios inteligentes y el objetivo de cero emisiones con ayuda de los vehículos eléctricos. Aunque la propuesta de París puso como límite los 2º C como umbral para el aumento de la temperatura de la Tierra, la representante de WWF insistió, como Sellé, de asumir tácitamente el límite en 1,5º C, para evitar impactos “de carácter irreversible“.

car2go

Finalmente, durante su turno Eduardo González, subdirector de la Oficina de Cambio Climático del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente, se sumó a lo dicho anteriormente, pero apuntó que uno de los puntos clave del Acuerdo de París radicaba en que no comprometía sólo a los países desarrollados, sino también a los que están en vías de desarrollo, y que ahora tienen en sus manos colaborar en el logro de los objetivos, claro está con “mucho de voluntariedad“, dado que la situación que vivimos ahora no ha sido causada por ellos, sino por los países desarrollados, y sumarse a este reto podría suponerles, según señalaron durante la Cumbre de París, un retraso en su propio avance tecnológico e industrial.

Comunicadores sociales

Este debate está englobado dentro de un ciclo impulsado por la RAI para hacer llegar a los ciudadanos, y a la sociedad en general, los puntos clave del momento de transformación energética que estamos viviendo en estos momentos, así como todos los retos que forman parte de ese proceso. Un ciclo precisamente titulado “La energía y la ingeniería al servicio de la sociedad” que también quiere comprometer, por la parte que le toca, a aquellos que están llamados a liderar la investigación y el desarrollo de energías más limpias y eficientes, que contribuyan significativamente a alcanzar con éxito los compromisos de nuestro país.

No comments yet.

Deja un comentario