ZOOM
GALERÍA
2 COMENTARIOS

PRISA y Mediapro buscan sistemas para combatir a rojadirecta.com

El fútbol, el streaming y los ataques: así actúan los medios de AEDE

ACLARACIÓN: Puestos al habla con el Director de IPRODED, que no ha querido entrar en valoraciones sobre el artículo de El País en el que nos hemos basado para la redacción de este artículo, se ha ofrecido amablemente a explicarnos el sistema empleado por la empresa para minimizar el volumen de tráfico que pueden asumir los servidores vinculados a Rojadirecta. Y, recibida dicha información, consideramos adecuado aclarar que las actuaciones llevadas a cabo por IPRODED se ajustan a la legalidad vigente, y que no se emplean sistemas de Denegación de Servicio. Sí que se deduce de sus palabras que entiende la confusión que se ha producido, por lo que se ha mostrado más que dispuesto a realizar tantas aclaraciones como sea necesario. Por lo tanto, y tras dicha conversación en la que ha quedado clara la legalidad de las actuaciones de IPRODED, y que se ve avalada por la retirada de muchos de los artículos en los que se realizaba dicha acusación (algo que, me gustaría aclarar, no nos ha sido solicitado por la empresa en ningún momento), hemos decidido eliminar la parte del artículo en la que relacionábamos las actuaciones de la empresa con los ataques de Denegación de Servicio. Y, en aras de la trasparencia informativa, en vez de borrar dicho contenido, empleamos la función de tachado para dejar constancia expresa del texto que, de manera totalmente libre, hemos decidido eliminar.

 

El fútbol es así, y los sueños, sueños son. Y si hay algo que sí que es sueño, es pensar que el mundo que rodea al fútbol se va a quedar de brazos cruzados ante todo aquello que va en contra de sus intereses. Que sea legal o no ya es otro asunto, y seguro que dará para una larga “conversación” (en Internet y/o en los tribunales), pero el caso es que las gestoras de derechos parecen dispuestas a hacer cualquier cosa para acabar con aquellos rivales que amenazan sus intereses, y en una guerra en la que los tribunales no les han dado demasiadas alegrías. Así, en una acción sorprendente (y de dudosa legalidad), Prisa y Mediapro han llegado a un acuerdo (por sorprendente que resulte) para hacer frente común contra una de sus bestias negras: la web rojadirecta. Y, según informa el diario online El Confidencial, para tal fin estarían contando con una empresa que realiza ataques destinados a colapsar el acceso a  las webs que atacan sus intereses.

Según el diario El País (propiedad del grupo Prisa, uno de los dos principales perjudicados por las actividades de rojadirecta), el último Madrid Barcelona se vivió de manera particularmente intensa en Internet. Para tal fin, según un artículo publicado por el propio diario, han contado con la empresa IPRODED (Instituto Para la Protección de Derechos en el Entorno Digital), cuya operativa, según el propio diario “fue un ataque legal, que permitió localizar alrededor de mil páginas y señales de streaming con contenidos piratas para cerrarlas o colapsarlas”. Las dudas que se plantean ante dichas acciones están directamente relacionadas con el término “colapsarlas”, empleado por el medio (que, recordamos, es parte implicada en esta situación), y que apunta a medidas que sí que serían ilegales. Según menciona IPRODED en su propia web “Ante eventos críticos (acontecimientos deportivos, estrenos de cine o televisión, etc.) realizamos acciones especiales de protección que logran cotas de exclusión muy cercanas al 100%”.

 

ESTE TEXTO SE MUESTRA TACHADO POR LOS MOTIVOS EXPUESTOS AL INICIO DEL ARTÍCULO

Esto, sin duda, apunta al empleo de sistemas de cualquier tipo para bloquear el servicio de rojadirecta. Y el principal sistema para conseguir algo así son los ataques de denegación de servicio (DoS) que, en su forma distribuida (DDoS), suelen consistir en un gran número de ordenadores enviado (cada uno de ellos) miles y miles de peticiones a un servidor, con el fin de saturarlo e impedir que preste servicio con normalidad. Seguro que recuerdas acciones de ese tipo, generalmente orquestadas por Anonymous, contra la SGAE, las webs del Gobierno y de los partidos políticos, etcétera.

El problema es que, a diferencia de las acciones de rojadirecta, que hasta ahora siempre ha salido victoriosa de los tribunales, e incluso del bloqueo ordenado a la misma por el FBI, y que se sitúan dentro de la legalidad (al menos dentro del marco legal vigente en la actualidad), el 24 de diciembre de 2010 entró en vigor una reforma del Código Penal que no dice lo mismo de este tipo de ataques. Concretamente, en su artículo 264, párrafo 2, indica lo siguiente:

El que por cualquier medio, sin estar autorizado y de manera grave obstaculizara o interrumpiera el funcionamiento de un sistema informático ajeno, introduciendo,  transmitiendo, dañando, borrando, deteriorando, alterando, suprimiendo o haciendo inaccesibles datos informáticos, cuando el resultado producido fuera grave, será castigado, con la pena de prisión de seis meses a tres años.

Es decir, que desde hace ya más de tres años, los ataques destinados a bloquear un servidor web (como los que, según El País se llevaron a cabo contra rojadirecta el día del partido Madrid-Barcelona, según el propio diario indica en la noticia que hemos enlazado al principio de este artículo, y del que puedes ver un pantallazo en la parte inferior) sí que son un delito, por lo que el artículo publicado en el diario podría terminar por resultar una prueba incriminatoria, en caso de que el administrador de rojadirecta decidiera elevar este asunto a la vía judicial. Por lo tanto, de confirmarse que entre los sistemas especiales empleados por IPRODED se encuentran los sistemas de denegación de servicio, tal y como plantea El Confidencial, esto daría lugar a una situación de lo más sorprendente, en la que los atacantes tendrían más que perder que qué ganar.

 

elpais

 

ACTUALIZACIÓN: El Confidencial, denunciante de esta situación, ha eliminado (al menos de manera temporal) el artículo en el que relacionaba las acciones de IPRODED con ataques de denegación de servicio. En su lugar, se puede encontrar este contenido, en el que se aclara que las actuaciones de dicha empresa siempre se han realizado dentro de la legalidad vigente, por lo que cabe entender que la elección del término “ataque” por parte de El País para referirse a las acciones llevadas a cabo es bastante desafortunada.

ESTE TEXTO SE MUESTRA TACHADO POR LOS MOTIVOS EXPUESTOS AL INICIO DEL ARTÍCULO

También sorprende la afirmación “Fue un ataque legal, que permitió localizar alrededor de mil páginas y señales de streaming con contenidos piratas para cerrarlas o colapsarlas.“, concretamente la parte destacada en negrita. ¿Qué sistema legal se emplea para colapsar un servidor web? Acciones para cerrar una web, como requerimientos legales y acciones similares están plenamente legitimados, pero el uso de herramientas para colapsar el acceso a un servicio, no tantas. Así pues, la duda es: ¿se trata de un error de redacción en la noticia de El País o, por el contrario, señala a acciones llevadas a cabo por IPRODED? Cabe esperar una aclaración por parte del diario o, en su caso, por parte de la empresa, en la que aclare que sistemas legales emplea para colapsar (que no cerrar) páginas web.

 

Imagen de apertura: MJimages

Fuente: El País

2 Responses to El fútbol, el streaming y los ataques: así actúan los medios de AEDE

  1. Desi 17 Abril, 2015 at 17:26 #

    Lo que hay que hacer es devolver la píldora a ellos??

    • Desi 17 Abril, 2015 at 17:27 #

      C+ y gol son b.a.

Deja un comentario