" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Una grabación de 50 milisegundos "muestra" la superposición cuántica de estados

El Gato de Schrödinger: la película

La física cuántica está de moda: los progagonistas de Big Bang hablan todo el día sobre ella, la NSA está construyendo un superordenador que se basa en ella… incluso me han comentado que el reiki afirma basarse en la física cuántica (alerta magufos, alerta magufos…). El caso es que una de las aproximaciones más fascinantes al nivel subatómico de todo lo que nos rodea (y de lo que nosotros mismos estamos formados) está, de repente, en boca de muchos. No hace tanto, cuando mi hermano empezó a estudiar Ciencias Físicas, el concepto era tan conocido, a nivel general, como lo es la lista de los reyes godos para un ni-ni de nivel medio. Y uno de los principales representantes de la mecánica cuántica en la sociedad es el Gato de Schrödinger. Sí, ese pobre animal metido en una caja, aislado del mundo, y con un veneno que podría matarlo en cualquier momento. Algunos, incluso tenemos camisetas y otra serie de bobadas sobre el pobre felino, al que nos gustaría sacar de la caja (vivo, claro), darle algo de comida y acariciarlo hasta que empiece a ronronear. El caso es que, en una noticia que nos ha dejado sorprendidos, el efecto del Gato de Schrödinger se muestra en una grabación de 50 milisegundos. La cinta, cuya duración es de 25 segundos (se ha ralentizado el tiempo para poder apreciar el efecto), cuyo autor el Premio Nobel de Física Serge Haroche, es la evolución del trabajo que ya le llevó a obtener el Nobel en 2012. En ella se muestra como unos fotones (que, basándose en la dualidad onda-partícula de la física clásica, en este caso actuarían como ondas) llegan a alcanzar ambos estados de manera simultánea, lo que supondría la primera representación gráfica de una superposición cuántica de estados producida por el ser humano en un laboratorio.

En este momento, es más que probable que los más temerosos con el famoso ordenador de la NSA, piensen que esto significa que esa máquina está más cerca de lo que pensábamos. Sin embargo, en el vídeo, se observa que la actividad entre ambos estados, que debe existir y es imprescindible para llevar a la práctica la explicación teórica del ordenador cuántico, se pierde en varios momentos de la prueba. La existencia de dicho “nexo” entre un estado y otro es lo que se denomina coherencia cuántica, y la falta de la misma, el mayor enemigo del desarrollo del ordenador cuántico, es la decoherencia cuántica. Cuando ésta se produce, aunque los fotones, a nivel atómico, actúen como indica la física cuántica, a un mayor tamaño muestran un comportamiento más propio de la física clásica. Esto, nos llevaría a una situación en la que el punto de vista de la interpretación de los universos múltiples ganaría posiciones, ya que en el mismo realmente se producen los dos estados de manera simultánea, pero no es posible que se produzca interacción alguna entre ambos.

Según el físico, la gran misión a la que se enfrentan ahora los científicos es minimizar la decoherencia, pero a este respecto afirma que la situación todavía es embrionaria. Todavía será necesario esperar unas cuantas decenas de años antes de empezar a ver aplicaciones prácticas de la superposición cuántica, y además piensa que no serán para los usos que esperamos.

 

Fuente: Agencia Sinc

Imagen: Grażyna Suchecka

No comments yet.

Deja un comentario