" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Prorrogado otros cinco años el contrato entre la GSMA y la ciudad, que vencía en 2018

El Mobile World Congress, en Barcelona al menos hasta 2023

Cuando hace unas semanas Ada Colau fue elegida alcaldesa de Barcelona, las dudas sobre la ciudad que albergaría la edición de invierno del Mobile World Congress a partir de 2018, año en que vencía el contrato entre la ciudad y el GSMA (asociación que agrupa a la industria del móvil a nivel mundial), arreciaron. Pero esas dudas se despejaron cuando, recién elegida y aún sin ocupar su cargo, Colau apoyó y avaló, junto con casi todos los grupos municipales (salvo la CUP), la solicitud de renovación del contrato para que la feria continuase celebrándose en Barcelona. Dicha solicitud se envió hace unos días a la GSMA, que ya ha respondido a ella de forma favorable y ha decidido prorrogar el contrato con la ciudad otros cinco años. Por tanto, el Mobile World Congress seguirá celebrándose en la ciudad, al menos, hasta el año 2023.

Así, la ciudad condal seguirá siendo “Mobile World Capital” y anfitriona de la mayor feria tecnológica del mundo, gracias a este nuevo acuerdo alcanzado entre la GSMA y los socios de Barcelona (el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, la Generalitat de Catalunya, el Ayuntamiento de Barcelona, Turismo de Barcelona, la Fira de Barcelona y la Fundación Mobile World Capital Barcelona. El Consejero Delegado de GSMA, John Hoffman, ha comentado sobre la ampliación del acuerdo: “Estamos encantados de anunciar que Barcelona seguirá siendo Mobile World Capital y sede del Mobile World Congress durante los próximos ocho años. Nuestro evento de 2015 marcó el décimo aniversario de la celebración del Mobile World Congress en Barcelona, y a lo largo de esos años, hemos recibido un apoyo enorme por parte de todos nuestros socios del Mobile World Congress y de Barcelona Mobile World Capital. Esperamos continuar ampliando nuestro éxito en los próximos años.”

La edición 2015 del Mobile World Congress reunió en Barcelona a más de 94.000 visitantes de 200 países, que acudieron a la feria a informarse sobre las novedades que presentaban en ella las cerca de 2.000 compañías expositoras durante los cuatro días que estuvo abierta al público. Según un análisis económico independiente de sus resultados económicos y los beneficios que aporta a la ciudad, sólo en 2015 aportó 436 millones de beneficio. Además, se crearon 12.675 puestos de trabajo a tiempo parcial. Colau, no obstante, quiere que las condiciones de los contratos de estos trabajadores mejoren, y que los beneficios que consiga la ciudad repercutan en todos sus habitantes. Habrá que ver si los cambios que desea la alcaldesa comienzan a producirse en su próxima edición, que se celebrará entre los días 22 y 25 de febrero de 2016 en el recinto de Fira Gran Vía.

No comments yet.

Deja un comentario