" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

La Comisión Europea ha establecido también las primeras normas para salvaguardar la Neutralidad de la Red en la UE

El pago por roaming en la Unión Europea desaparecerá en 2017

Después de varios años de negociaciones, aplazamientos y reducción del precio del pago por roaming en países miembros de la Unión Europea, que comenzó a descender en julio de 2014, parece que ya hay acuerdo sobre el fin del pago del roaming para viajeros de un país de la Unión Europea que se desplacen a otro. Y aunque en principio parece que iba a producirse en una fecha tan lejana como 2018, parece que los miembros de la comisión encargada de elaborar la hoja de ruta que llevará progresivamente a su final han conseguido adelantar este final al 15 de junio de 2017 gracias a la firma de un principio de acuerdo. Este principio tiene todavía, eso sí, que ser pulido y ratificado por todos los países de la Unión, algo que se producirá a lo largo de los próximos días.

Pero ese no es el único alcanzado en las reuniones y negociaciones mantenidas en los últimos meses para tratar de desbloquear la posición de algunos gobiernos y muchas operadoras de telecomunicaciones europeas, ya que a partir del 30 de abril de 2016, el pago por roaming descenderá de nuevo. Se cobrará un máximo de 0,05 euros el minuto para llamadas, 0,02 euros por cada SMS y 0,05 euros por cada MB de datos consumido mientras se utiliza el smartphone en un país europeo distinto al de origen. Y desde mediados de junio de 2017, los usuarios de un smartphone que viajen de un país a otro de la Unión Europea pagarán por utilizarlo los mismos precios que pagan en su país de origen. Y si tienen contratada una tarifa plana de voz, datos y SMS, seguirán utilizándola como si estuviesen en su país, sin ningún coste adicional.

Eso sí, la Comisión Europea ha tomado una serie de medidas para evitar ciertas prácticas, como utilizar una SIM de un país con unas tarifas más económicas que las del suyo en su lugar de origen, o si el cliente se instala permanentemente en otro país y utiliza un plan contratado en su país de origen. Para evitarlas se ha acordado la puesta en marcha de unas «políticas de uso correcto», que impliquen ciertos límites. Una vez que se superen mientras se está en otro país, la operadora puede cobrar una pequeña cantidad al propietario de la SIM que tiene firmado el contrato. Eso sí, dicha cantidad sería mucho menor que las que se están cobrando en la actualidad por roaming, pero la Comisión tiene todavía que concretarla, así como de establecer los límites a partir de los que se empezaría a aplicar.

La Comisión Europea también ha aprovechado para aprobar las primeras leyes pensadas en salvaguardar la Neutralidad de la Red, esto es, centradas en asegurar que los europeos tienen acceso a los contenidos y servicios online que quieran sin ningún tipo de discriminación o interferencia de los proveedores de acceso a Internet, como bloqueos o bajadas de velocidad). Hasta ahora no había ninguna regla en vigor sobre la neutralidad de la red a nivel europeo, y sólo en algunos países se habían tomado medidas de carácter nacional al respecto. Pero dado que se busca la creación de un Mercado Único Digital, era cuestión de tiempo que llegasen medidas al respecto para todos los miembros de la UE.

Así, las reglas aprobadas hoy implican la prohibición del bloqueo o de la aceleración de acceso a contenidos, aplicaciones y servicios online. Los miembros de la Comisión establecen que todos los europeos deben ser capaces de acceder a Internet y a todos sus contenidos, y que los proveedores de servicio deben ser capaces de proporcionar sus servicios a través de una conexión a la Red abierta y de alta calidad. Además, todo el tráfico debe tratarse de la misma forma, lo que implica que no se dará prioridad al tráfico que pague una cuota extra para acceder a Internet. Ambas medidas, como se puede apreciar, son básicas para evitar la discriminación en el acceso a Internet.

Foto: Ildar Sagdejev

No comments yet.

Deja un comentario