" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Su posicionamiento en contra del matrimonio gay ha levantado ampollas

El pasado de Brendan Eich juega en contra de Mozilla

No nos referimos a la carrera profesional del nuevo CEO de Mozilla Foundation. Desarrollador del navegador web Netscape y uno de los creadores del lenguaje de programación Javascript, lleva vinculado a Mozilla desde que AOL abandonó Netscape y liberó su código fuente, que sería la base de los navegadores de Mozilla. Eich ayudó a poner en marcha la fundación, en cuya dirección ha ocupado diferentes cargos hasta convertirse en CEO recientemente.

Con estas credenciales, cualquiera diría que Eich es la elección perfecta: conoce a la perfección el navegador desde el punto de vista técnico y a la Fundación que produce el navegador Firefox y el sistema Firefox OS como muy pocos de sus miembros. Pero en su pasado hay algo que le ha puesto en tela de juicio en los últimos tiempos: donó 1.000 dólares en 2008 para una campaña en contra de la aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo.

No se trata del único responsable de una compañía o fundación tecnológica que está implicado en política en EEUU. Al contrario, personalidades de grandes compañías como Bill Gates, Mark Zuckerberg, Jack Dorsey o Elon Musk apoyan en mayor o menor medida causas o partidos. En el caso de Zuckerberg, es también el fundador de FWD.us, que pretende reducir las restricciones a la inmigración y favorecer la innovación en tecnología.

La mayoría de las causas que apoyan los responsables de empresas tecnológicas son causas progresistas o, como dicen allí, liberales (no en el sentido económico, sino en el social). Sin embargo, el nombramiento de Eich tras apoyar una causa considerada homofóbica ha provocado duras reacciones. El portal de citas OkCupid bloquea el acceso desde el navegador Firefox y asegura que “si individuos como el Sr.Eich logran su propósito, casi el 8% de las relaciones por cuya formación hemos trabajado tan duramente serán ilegales”. Por eso, piden a sus usuarios que no utilicen el navegador.

Además, tres de los seis miembros de la junta directiva de la Fundación Mozilla la han abandonado poco después de comunicarse el nombre de Eich como responsable. A pesar del comunicado explicando que al menos dos de ellos ya tenían planeado dejar su puesto de responsabilidad desde hacía tiempo, la interpretación mayoritaria ha sido que la salida es una forma de protestar por la elección de Eich como CEO.

Eich ha publicado un comunicado asegurando que trabajará bajo principios de igualdad, en el que asegura que “estoy comprometido a asegurar que Mozilla es, y así seguirá, un lugar que incluye y apoya a todos, sin importar su orientación sexual, identidad de género, edad, raza, grupo étnico, situación económica o religión”. En este, incluso agradece la disposición de miembros de Mozilla entre los que se encuentran miembros de la comunidad LGBT a darle su apoyo en esta tarea.

Con independencia de la postura de Eich en el aspecto político, muchas personas llevan más de una década trabajando con la Fundación Mozilla en pro de una Internet más abierta, según el manifiesto de la propia Fundación. Los boicots contra el navegador van en contra del esfuerzo de todas esas personas y de los logros que ha conseguido Mozilla.

El debate que se abre es incluso más importante: las ideas de Eich, incluso para quienes pensamos que van contra la igualdad de derechos que las sociedades democráticas persiguen, han sido expresadas de forma legal y respetuosa. Entran dentro de otros principios democráticos como el de la libertad de expresión y, por eso, merecen ser defendidas también cuando no se está de acuerdo con las ideas expresadas.

No comments yet.

Deja un comentario