" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

La serie clásica The Twilight Zone rendirá homenaje a algunos personajes míticos

En los límites de la realidad tendrá figuras de acción

En los años 60, dos grandes series de historias sorprendentes con capítulos autoconclusivos vieron la luz. The Twilight Zone y The Outer Limits. La primera se renombró en español como En los límites de la realidad y la segunda con el título algo más cercano, aunque no exacto al original, de Más allá del límite.

Paralelamente, ambas series obtuvieron una continuación durante los 80 y los 90. Aunque personalmente prefería The Outer Limits, quizá porque se centraba más en las historias de ciencia-ficción, hay que reconocer que los autores de las historias de The Twilight Zone eran impresionantes: Ray Bradbury o Richard Matheson escribieron guiones para que actores reconocidos como William Shatner o Peter Falk interpretasen a los personajes. Por su parte, The Outer Limits contaba con Joseph Stefano, guionista de Psicosis, y la colaboración de ocasional del genial Harlan Ellison, que escribió guiones para ambas series.

Preferencias personales aparte, las dos series han dado lugar a un sinfín de merchandising como homenaje. A las tazas, camisetas y a alguna réplica de muñecos míticos de la serie se suman las figuras de 30cm (es decir, tamaño Geyperman, para los de mi generación) de Más allá del límite y ahora, además, figuras de acción de tamaño pequeño (10 centímetros, algo menores que una figura de Star Wars) para The Twilight Zone.

Las figuras estarán disponibles a partir de agosto y reproducen a personajes míticos de la serie original como Henry Bemis, del episodio Time Enough at Last, uno de los episodios imprescindibles, o Tina, la aterradora muñeca de Living Doll, el episodio que inspiró El Muñeco Diabólico. Un detalle a agradecer es que los creadores han tenido la valentía de respetar los originales al detalle, conservando el blanco y negro de los capítulos originales tanto en la figura como en el packaging. A un precio de 10 dólares por unidad, es probable que muchas figuras terminen formando parte de la colección de más de uno. Por si acaso, yo mantendría a Talky Tina bien guardada dentro de una caja. Nunca se sabe…

No comments yet.

Deja un comentario