ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

¿Será posible un futuro sin cables ni baterías?

Energía ambiental: clave para el avance del Internet de las cosas

La energía ambiental se puede obtener a través del movimiento, la luz o el calor. Los investigadores están trabajando en un Internet de las cosas más autónomo gracias a la recolección de esa energía.

Conforme hemos avanzado hacia una mayor conexión en movilidad, el interés de la tecnología ha estado en lograr baterías más pequeñas con mayor capacidad y autonomía. Con el desarrollo del Internet de las cosas (tal y como os contamos anteriormente en el artículo “El IoT tendrá más impacto en la próxima década de lo que ha tenido Internet hasta la fecha”) se han creado, además, infinidad de posibilidades para sensorizar todo tipo de objetos cotidianos, desde el colchón hasta la ropa.

Sin embargo, con sensores cada vez más pequeños y adaptables, el uso de baterías convencionales se vuelve más complejo. Si a eso le sumamos la necesidad de mantener la carga de energía en los lugares más inaccesibles y diversos, las posibilidades de avance del IoT se centran mucho en la energía. Por eso los investigadores llevan algunos años trabajando en el desarrollo de una tecnología que permita que los dispositivos electrónicos se recarguen con la energía del medio ambiente.

No hace mucho os avanzábamos que se había creado un móvil sin batería capaz de captar la energía del medio ambiente y la luz. En esa misma línea distintos laboratorios trabajan en diseños para suprimir la exigencia de conexiones a la red eléctrica para recargar las baterías o el cambio de las mismas.

La solución la están buscando en la recolección de energía ambiental, ya sea de la luz, el calor o el movimiento. Serán cosas tan sencillas e ingeniosas como células solares o interruptores de pared que prescinden del cable: al presionar el interruptor generan la energía necesaria para enviar una señal inalámbrica a la lámpara para que esta se encienda.

Aunque no hay duda que el futuro del mundo conectado tendrá menos enchufes, no será algo factible a corto plazo. Incluso la energía ambiente tiene sus limitaciones, y en las condiciones actuales de exigencia de los dispositivos, lo más fiable sigue siendo un cable o una batería. Lo que sí será posible en breve es la creación de sistemas integrados en los que la recolección de la energía del medio ayude a alargar y recargar de forma pasiva los sistemas tradicionales. Lo que no quita que más adelante no se consiga una tecnología capaz de aprovechar al máximo, de forma limpia, la energía que se mueve a nuestro alrededor y desterrar para siempre los cables.

Fuente: ACS

No comments yet.

Deja un comentario