" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

La Comisión Europea investiga si varias cláusulas de sus acuerdos con distribuidoras perjudican a la competencia

Europa investigará los acuerdos de distribución de ebooks de Amazon

La Comisión Europea ha abierto una nueva investigación por prácticas monopolísticas contra una de las grandes tecnológicas. En esta ocasión le ha tocado a Amazon, que verá cómo los responsables de la Comisión revisan los acuerdos de distribución de libros electrónicos que ha firmado con editoriales en Europa. En concreto, lo que investigarán son varias cláusulas que hay en los contratos firmados con ellos. Estas cláusulas implican que las editoras de ebooks deben informar a Amazon de las ofertas de acuerdos más favorables y alternativos a los de la compañía que les hagan otras distribuidoras de la competencia. Además, en dichas cláusulas se sostiene que deben ofrecer a Amazon términos y condiciones parecidos a los que ofrecen a su competencia (al menos, exactamente igual de favorables).

Los miembros de la Comisión Europea han manifestado su preocupación antes estas cláusulas, puesto que piensan que otros distribuidores de libros electrónicos lo pueden tener más complicado para competir con Amazon por culpa de ellas, así como para poner en marcha productos y servicios innovadores relacionados con los ebooks. Por tanto, la Comisión va a investigar si estas cláusulas limitan la competencia entre diferentes distribuidoras de ebooks, así como las posibilidades de elección de los consumidores.

De confirmarse que, efectivamente, lo limitan, este comportamiento podría considerarse una violación de las leyes antimonopolio de la Unión Europea que prohiben el abuso por posición dominante en el mercado y por prácticas de negocio restrictivas. Eso sí, la apertura de estos procedimientos no establece en ningún caso juicios previos acerca del resultado de la investigación.

Margrethe Vestager, que está al frente de las reglas sobre competencia de la Unión Europa, ha querido dejar algunos puntos claros sobre esta investigación, afirmando que no tiene nada que ver con el hecho de que Amazon haya desarrollado un negocio de éxito que ofrece a los consumidores un servicio completo. Tal como Vestager ha confirmado, su labor es asegurarse de que los acuerdos que Amazon tiene con los editores no dañan a los consumidores evitando que otros distribuidores puedan innovar y competir en igualdad de condiciones con Amazon. De eso se ocupará la investigación, de comprobar si las preocupaciones de los miembros de la Comisión Europea son fundadas.

Habrá que esperar un tiempo para conocer el resultado de esta investigación. Por ahora, la Comisión ha informado tanto a Amazon como a su competencia de su apertura, sin que haya fechas legales concretas para que se llegue a una conclusión. La resolución de este caso depende de varios factores, entre los que están su complejidad, la cooperación o no de las partes implicadas con la Comisión y la defensa que alegue la parte investigada, a la que tiene derecho según la ley.

Esta no es la primera investigación que la Comisión Europea abre contra Amazon. En octubre de 2014 abrió otra para investigar si la decisión tomada por las autoridades de Luxemburgo en materia fiscal con respecto a Amazon cumplían o no con las leyes vigentes en la Unión Europea, o si representaban una ventaja para Amazon.

Foto: Robert Scoble

 

No comments yet.

Deja un comentario