ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Este desarrollo puede revolucionar las energías renovables

Eurotapes: el proyecto europeo que puede llevarnos a la superconductividad

Desde hace algo más de cuatro años, un consorcio internacional de investigadores, liderado por el Instituto de Ciencia de Materiales de Barcelona del CSIC, ha estado trabajando en el desarrollo de cintas superconductoras más baratas y más eficientes. Al hablar de superconducción lo que se busca son materiales capaces de canalizar la electricidad con la mínima resistencia (resistencia cero) y muy poca pérdida de energía porque, cuando una corriente eléctrica para a través de materiales conductores ordinarios como el cobre o la plata, hay una parte de la carga que se pierde en forma de calor, y cuanta mayor es la distancia que tiene que recorrer la electricidad a través del cable, más energía pierde.

El proyecto, denominado Eurotapes, es quizá uno de los más importantes que hay en estos momentos con implicaciones del mundo académico y de la industria, y ya ha logrado fabricar 600 metros de cinta superconductora mediante un sistema que reduce costes, simplifica el proceso y mejora sustancialmente su capacidad de trabajo a distintas temperaturas. Ha sido el resultado de 54 meses de investigación, cuyos resultados acaban de presentarse.

Según explica Xavier Obradors, del ICMAB-CSIC y coordinador del proyecto, ha dado a conocer algunas de las características del material desarrollado. Tiene óxido de cobre, una fibra que que conduce 100 veces más electricidad que el cobre. Ese hilo permite crear cables capaces de transportar más electricidad, así como generar campos magnéticos mucho más intensos que los que se consiguen actualmente.

Una revolución para las renovables

Según ha explicado Obradors, el nuevo material podría conseguir que los aerogeneradores sean más potentes y ligeros; las predicciones hablan de turbinas eólicas con el doble de potencia que las actuales, y bastante más baratas. En apenas cuatro o cinco años las redes eólicas podrían estar trabajando ya con este sistema, mejorando sustancialmente la producción y haciendo de las renovables energías mucho más competitivas.

Además de sus buenos resultados en campos magnéticos de alta magnitud, también la logrado destacar en investigación magnética avanzada, un ámbito en el que centros como el CERN y el ITER están también trabajando. El nuevo material tiene implicaciones a futuro sobre los aceleradores de partículas y las terapias contra el cáncer, según ha explicado la profesora Teresa Puig, directora del Departamento de Materiales Superconductores y Grandes Nanoestructuras del ICMAB-CSIC.

Quizá por eso el proyecto ha sido cubierto en un alto porcentaje, el 75%,  por el Programa Marco de Investigación de la Unión Europea, con un presupuesto total de 20.133.695 € y cuenta con la participación de investigadores de prestigio dentro del campo de la superconductividad.

Junto con el ICMAB-CSIC, están participando también en Eurotapes la Universidad Autónoma de Barcelona, el Centro Tecnológico LEITAT, las empresas OXOLUTIA y CARRER, junto con las universidades de Cambridge, Amberes, Gent, la Universidad Tecnológica de Viena, la de Cluj-Napoca, el Instituto de Ingeniería Eléctrica de la Academia Eslovaca de Ciencias, la agencia nacional italiana ENEA, el Instituto Tecnológico de Karlsruhe, el Instituto Leibniz IFW Dresde, el Instituto Néel del CNRS y las empresas BRUKER, THEVA, Dnano, EVIC y NEXANS.

Fuente: Phys.org y Eurotapes

Foto interior: Eurotapes

No comments yet.

Deja un comentario