" />
ZOOM
GALERÍA
3 COMENTARIOS

Hombres y mujeres adaptan su actividad neuronal cuando cuidan de sus hijos

¿Existe el instinto paternal?

Unos científicos israelíes procedentes de la Universidad Bar-Ilan, del Instituto Wohl de Imagen Avanzada, de la Universidad de Tel-Aviv y de la Escuela de Psicología del Centro Interdisciplinar de Herzlia se plantearon conocer más de las bases neuronales de la paternidad. Los cambios sociales de las últimas décadas han modificado el papel de hombres y mujeres al tener hijos, y querían saber si esto se podía medir. Y parece que sí, que se puede.

Para ello contaron con padres y madres que estaban criando a su primer hijo separados en tres grupos: 20 madres heterosexuales cuyo rol fuera el de cuidadoras primarias (PC); 21 padres heterosexuales cuyo rol fuera el de cuidadores secundarios (SC) y, por último, 48 padres homosexuales que actuasen como cuidadores primarios de su hijo (PC) y sin implicación maternal. Con el objetivo de conocer y categorizar la actividad, estos investigadores midieron la respuesta de los cerebros de todos los padres (hombres y mujeres) a los estímulos procedentes de sus hijos. Se midió la actividad neuronal con análisis de imagen por resonancia magnética funcional (fMRI), niveles de oxitocina y el comportamiendo hacia los niños.

Los resultados de sus trabajos (que puedes consultar aquí) indican que las parejas de padres ponen en marcha una especie de red neuronal de “cuidado paterno-maternal”, que integra el funcionamiento de los dos sistemas: la red de procesamiento emocional que incluye las estructuras subcorticales y paralímbicas asociadas con la vigilancia, la priorización, los premios y la motivación, así como una red de mentalización que implica circuitos de las zonas frontopolar-media-prefrontal y temporal-parietales relacionados con la empatía cognitiva y la comprensión social.

Estas dos redes trabajan de forma coordinada para dotar al cuidado de los niños con emociones, conexión con el estado del niño y la planificación adecuada de la paternidad-maternidad. Las madres cuidadoras primarias (PC) mostraron una mayor actividad de las estructuras de procesamiento de las emociones, relacionadas con la oxitocina y la sincronización madre-hijo, mientras que los padres cuidadores secundarios (SC) mostraron más actividad en los circuitos corticales, asociados con la oxitocina y la paternidad.

Los padres en un rol de cuidadores primarios (PC) mostraron unos niveles de activación de la amígdala similares a los de las madres cuidadoras primarias (PC), junto con un alto nivel de activación del Sulcus Temporal Superior (STS) comparables a los de los padres cuidadores secundarios (SC), y una conexión funcional entre la amígdala y STS. En todos los padres, el grado de conexión entre la amígdala y STS era directamente proporcional al tiempo dedicado al cuidado de sus hijos.

Estos resultados les permiten afirmar que la base neuronal del cuidado maternal y paternal es común, identificar las relaciones entre el cerebro, las hormonas y el comportamiento en situaciones de paternidad y apuntar a la existencia de mecanismos de maleabilidad del comportamiento del cerebro en los padres dedicados al cuidado de otros seres. Esto es, que el instinto paternal existe, sólo hay que dejar que se desarrollo en las condiciones adecuadas.

3 Responses to ¿Existe el instinto paternal?

  1. Pilar Donadios 29 Mayo, 2014 at 14:43 #

    Muy interesante

    • pilar 1 Junio, 2014 at 17:39 #

      ¡¡PERO, QUE (PADRES )!! MIRALOS ELLOS TAN JOVENES TAN GUAPOS¡¡SE DE BUENA TINTA QUE ASI SON, EL QUE QUIERE PUEDE,,,,MUCHOS PADRES SE QUEJAN QUE SUS HIJOS NO LOS QUIEREN,,,,HAY QUE EMPEZAR,DESDE EL 1º DIA DE VIDA,,,A, VOSOTROS NUNCA OS PASARA.TENER LA ABSOLUTA CERTEZA VUESTROS HIJOS OS QUERRAN TODA LA VIDA!!!

  2. Antonia 29 Mayo, 2014 at 18:35 #

    Si es que todo es cuestión de práctica. ¿Será también al revés? que las madres que “practican” menos tienen más desactivado el instinto? Interesante en cualquier caso.

Deja un comentario