Mark Zuckerberg durante una rueda de prensa
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Se trata de un experimento que lleva la segmentación de usuarios de la red social a los móviles

Facebook prueba publicidad en apps de terceros

La carrera de Facebook por dominar el mercado de la publicidad en Internet ha marcado una nueva etapa. A la gran cantidad de tráfico que genera, y que Facebook monetiza mediante publicidad en diferentes formatos dentro de la red social, ahora se añadirá la de apps móviles. No son las propias apps de Facebook, sino que se trata de apps de terceros que podrán disponer de la plataforma publicitaria de Facebook dentro de sus aplicaciones, con todas las posibilidades de segmentación que ofrece y, tal vez, utilizando otros datos obtenidos en la red social.

La información fue publicada en el blog de desarrolladores de Facebook por uno de los programadores de la red social, Sriram Krishnan, que asegura que por el momento lo están probando con un grupo reducido de anunciantes elegidos por ellos. Si esta función termina por publicarse, Facebook pasaría a ser competencia de otras redes de publicidad móvil, con la ventaja de disponer de información detallada de millones de potenciales compradores. Krishnan asegura que se trata de una mejora para los anunciantes y que los desarrolladores de apps tendrían más fácil el monetizar sus creaciones. Para el anunciante se trata, sin duda, de una ventaja respecto a otras plataformas publicitarias.

A los parámetros comunes de segmentación se pueden sumar los intereses personales del usuario, así como las páginas a las que sigue en la red social. Así, se podría programar una campaña dirigida a temas afines (p.ej.aficionados a la música rock), a seguidores de la marca en la red social e, incluso, a personas que siguen a marcas de la competencia. El problema es que muchos usuarios no reciben con agrado este tipo de publicidad tan dirigida.

Dejando a un lado el debate sobre si es más útil o no el recibir sólo ofertas que podrían ser de interés para el usuario, la sensación de que, después de buscar sobre algún tema, empecemos a ver ofertas relacionadas es desagradable. Lo mismo sucede en la propia Facebook con la publicidad que, precisamente por lo segmentada que está, a veces da la sensación de que lo está demasiado.

Además, la información que tiene Facebook a su disposición no es sólo la que nosotros damos de forma consciente. Recientemente, Apple ha patentado un sistema para personalizar la publicidad según el estado de ánimo actual. Está basado en datos como la ubicación o los contenidos a los que accedemos. Facebook tiene mucho más a mano información que permita conocer cómo nos sentimos: nuestros estados o comentarios pueden ser objeto de análisis. Además, una demanda presentada en California contra la red social asegura que el sistema lee los mensajes privados enviados mediante la herramienta de mensajería de Facebook. Incluso respetando los mensajes privados, la recopilación datos para ofrecer publicidad “a medida”, aunque útil para las marcas, puede resultar lesiva para el usuario.

Foto de Mark Zuckerberg por Robert Scoble.

No comments yet.

Deja un comentario