" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Pixate seguirá abierta, y ha convertido en gratuita su herramienta Pixate Studio

Google compra Pixate, creadora de software de desarrollo de apps

Pixate, una startup que nación hace tres años con la intención de poner en marcha software para facilitar el desarrollo de apps ha confirmado que ha sido adquirida por Google. El anuncio lo ha efectuado el CEO de la compañía, Paul Colton, mediante un post en su blog oficial, algo que es bastante habitual en las operaciones de este tipo. Como suele suceder también en estos casos, en Google no han hecho ningún tipo de declaración, y se desconoce el precio que los de Mountain View han pagado por Pixate.

Las primeras medidas que ha tomado la compañía tras su adquisición, que va a continuar en funcionamiento de forma independiente, benefician claramente a los usuarios de sus productos. Por un lado, su herramienta de diseño y prototipado de apps, Pixate Studio, pasará a ser gratuita a partir de ahora. Además, su servicio online Pixate Cloud reduce drásticamente su precio. A partir de ahora, el precio de la suscripción a dicho servicio pasará a costar cinco dólares al mes para cada desarrollador que lo suscriba, así como 50 dólares al año si se decide abonar la cuota de forma anual. Los que hayan

Pixate Studio y Pixate Cloud van a continuar funcionando con normalidad, y aceptarán nuevas suscripciones. Los que hayan pagado por una licencia de Pixate Studio recibirán 150 dólares para gastar en una suscripción a una cuenta de Pixate Cloud. Si la compra de la licencia de Studio se ha realizado en los últimos 14 días (después del 6 de julio de 2015), los compradores pueden pedir la devolución de su dinero en vez de la cantidad mencionada para Pixate Cloud. Los suscriptores de un plan anual Premium de Pixate verán que sus cuentas pasan a ser de Pixate Cloud, y que en la cuenta figura la cantidad de dinero resultante de la diferencia entre el precio antiguo y el nuevo, de forma que vaya gastándose gradualmente en el pago de la nueva cuota.

No comments yet.

Deja un comentario