" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Está destinada a controlar las constantes de pacientes y participantes en pruebas de mediamentos y ensayos clínicos

Google desarrolla una pulsera inteligente para monitorizar pacientes

La división dedicada a la salud de los laboratorios de Google dedicados al desarrollo de dispositivos innovadores, Google X, está trabajando en una pulsera cuantificadora pensada para que los profesionales de la medicina puedan monitorizar a sus pacientes, y tener controladas gracias a ella sus constantes vitales en todo momento. En efecto, tal como apunta Bloomberg, esta pulsera es experimental y se utilizará, entre otras cosas, en ensayos clínicos y pruebas de nuevos medicamentos, con el objetivo de facilitar en tiempo real todo tipo de información sobre los que participen en estas pruebas a los responsables de las investigaciones.

Este dispositivo es capaz de medir y controlar, entre otros indicadores, el pulso, el ritmo cardiaco y la temperatura de la piel. Además, también puede registrar datos del entorno en el que se encuentra. Entre ellos, los niveles de ruido y la exposición a la luz. Pero no se venderá al público, tal y como ha manifestado Andy Conrad, responsable del equipo de Ciencias de la Vida de Google.

Con esta pulsera, Google pretende dar una solución a las necesidades de la comunidad sanitaria, que precisaba un dispositivo que no resultase molesto para los pacientes, y que además resultase sencillo no sólo de transportar, sino también de manejar, aparte de poder proporcionar información precisa en todo momento. Pero sus responsables tienen planes para ella a más largo plazo. Tal como ha manifestado el propio Conrad en una entrevista, espera que en el futuro, dispositivos como la pulsera que están desarrollando permita detectar enfermedades en un nivel temprano de desarrollo, de forma que no sólo puedan tratarse a tiempo, sino en muchos casos, prevenirse.

Dado que aún está en fase de desarrollo y sus usos pueden ampliarse a medida que se vaya distribuyendo a médicos e investigadores, Google colaborará con los profesionales que la distribuyan entre los pacientes, así como con los desarrolladores de medicamentos en pruebas, con el objetivo de comprobar su precisión. La compañía también se encargará de obtener los premisos necesarios para que pueda utilizarse tanto en Estados Unidos como en Europa. También existe la posibilidad de que la compañía quiera encontrar un socio para desarrollarla, como sucedió con Novartis, compañía que se encargará de desarrollar sus lentillas inteligentes encargadas de medir el nivel de glucosa de quien las lleva puestas.

No comments yet.

Deja un comentario