" />
Futuro
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Inteligencia artificial basada en el lenguaje y en el reconocimiento visual

Google se alía con la Universidad de Oxford para impulsar DeepMind

Los intereses de Google hace tiempo que van mucho más allá de su popular buscador. En los últimos años se ha dedicado a poner mucho dinero (comprando o invirtiendo) en el campo de la robótica y la inteligencia artificial. No sorprendió por tanto la adquisición, a principios de año, de la empresa de IA DeepMind. Los tiros, en principio, iban destinados a desarrollar sistemas inteligentes de recomendación de compras para los usuarios, basándose en el estado de ánimo. Y posiblemente sigan por ahí, pero no del todo.

En un paso más de sus intenciones de desarrollo, Google ha firmado un acuerdo con la Universidad de Oxford, de manera que algunos de los investigadores de este prestigioso centro colaboren en darle un buen empujón a este proyecto. Las áreas principales en las que Oxford y DeepMind van a colaborar son la inteligencia artificial basada en el lenguaje y también en el reconocimiento visual.

En prevención de que algunas de estas investigaciones sobrepasen la fina línea que separa lo correcto y lo incorrecto, Google ha creado también un comité ético que vele por la contención de posibles abusos de esta tecnología. La preocupación no es banal. Las posibilidades de un desarrollo eficaz en este campo pueden influir en los usuarios de tal manera que dejaríamos de hablar de “influencia” y tendríamos que usar directamente la palabra “manipulación”. En el caso de la robótica, la ONU ya ha llegado al punto de referirse a los “robots asesinos”, por lo que el asunto es serio, y requiere un control muy estricto. Claro que sin criterios éticos claros, ningún control interno o externo sirve de nada.

Fuente: Slash Gear

Imagen: Wikimedia Commons. Autor: Mattbuck

No comments yet.

Deja un comentario