" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Quieren mejorar tanto las baterías de ión-litio y las de estado sólido, como las destinadas a proyectos con necesidades especiales

Google trabaja en el avance de la tecnología de las baterías

Las tecnologías empleadas en la fabricación y desarrollo de todo tipo de dispositivos avanza día a día. Muchas veces, a velocidades sorprendentes. Pero hay una excepción: las baterías. A pesar de que los dispositivos que las integran y funcionan gracias a ellas son cada vez más avanzados, muchos tenemos la impresión de que estas fuentes de energía se están quedando atrás. Y no sólo en lo que se refiere a autonomía. Son muchos los aspectos de las baterías que no evolucionan en la medida que a los fabricantes y a los usuarios les gustaría. Por ejemplo, su tiempo de recarga, así como las tecnologías y sistemas empleados para recargarlas. O su tamaño, que a muchos les gustaría que fuese menor, de forma que los dispositivos que las integran pudiesen ser más pequeños y finos. Cansados de tantas trabas, muchas grandes de la tecnología, como Apple, se han puesto manos a la obra y han comenzado a investigar para que la tecnología de las baterías avance a mejor ritmo. Entre ellos, Google, que según apunta el Wall Street Journal, tiene a varios investigadores trabajando en ello ya desde hace algún tiempo.

La compañía, que cuenta con varios proyectos en la actualidad que dependen de las baterías (desde Google Glass hasta su coche autónomo, pasando por los drones de Project Loon), puso en marcha a finales de 2012 un grupo de investigación dentro de sus laboratorios Google X dedicado en un primer momento a la prueba de las destinadas a la integración en dispositivos móviles con sistema operativo Android, fabricadas por terceros. Aproximadamente un año después, el enfoque del grupo cambió, y pasó a investigar en el desarrollo de tecnologías puestas en marcha con el objetivo de que Google pudiese desarrollar sus propias baterías.

En la actualidad, este grupo sigue trabajando en este campo. Se trata de una división de un tamaño bastante reducido, ya que está compuesta únicamente por cuatro personas. Su responsable es un antiguo empleado de Apple, el experto en baterías Ramesh Bhardwaj, y su tarea está centrada en la mejora tanto de baterías de ión-litio como en las de estado sólido, utilizadas en dispositivos como Google Glass o las lentillas medidoras de niveles de glucosa desarrolladas por la compañía.

Además de este grupo, hay otros trabajando en el desarrollo de la tecnología de las baterías dentro de Google, en colaboración con la compañía de Chicago AllCell Technologies. En concreto, en el desarrollo de las que se integran en los drones del Proyecto Loon, que requieren modelos que soporten bien las bajas temperaturas que hay a la altitud a la que vuelan. Estos grupos también trabajan en otros tres proyectos que requieren fuentes de energía con características especiales.

En cualquier caso, aún hay pocos detalles sobre los logros de Google en el avance de las baterías. Habrá que esperar todavía un tiempo para ver los resultados, tanto en lo que se refiere a las destinadas a su integración en drones y coches autónomos como a las que podemos encontrar en dispositivos destinados a los consumidores. Esperemos que quede poco para contar con baterías más pequeñas, con más capacidad y, sobre todo, con una autonomía mucho mayor que la que podemos encontrar en la mayoría de dispositivos portátiles.

Foto: Japanexperterna

No comments yet.

Deja un comentario