" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

La prueba de concepto se llevó a cabo en la conferencia de seguridad SyScan360

Hackeado un Tesla Model S

La llegada de la electrónica a prácticamente todo lo que nos rodea ha supuesto, sin duda, una revolución que aún a día de hoy cuesta valorar en su justa medida. Cada integrado electrónico en vehículos, electrodomésticos, elementos de mobiliario urbano, etcétera, se traduce en una mejora para el servicio que ofrece a su usuario. Y el número de integrados electrónicos que nos rodean es tan, tan alto, que más de uno se quedaría con la boca abierta. Sin embargo, la electrónica también es, en cierta medida, una puerta abierta a amenazas de seguridad que, en el caso de la mecánica y la electricidad, no tienen cabida. Por eso, cada vez que la electrónica llega a algo nuevo, una importante comunidad de aficionados y profesionales de la seguridad se ponen manos a la obra, para buscar los posibles agujeros de seguridad que pueda tener el recién llegado. Y, claro, cuánto más mediático es el recién llegado, más esfuerzo se suele poner en encontrar dichos problemas. Así, no es de extrañar que, para muchos, el popular Tesla Model S sea uno de los principales objetivos a hackear. Y, según informan, la conferencia SyScan 360 celebrada recientemente en Beijing ha sido el lugar donde los hackers lo han conseguido.

En una noticia publicada por el Chicago Tribune, que hace referencia a un mensaje publicado en Weibo por un miembro de Qihoo 360 Technology Co., miembros de dicha empresa. En dicho mensaje afirma, e ilustra con algunas fotografías, que han conseguido acceder a determinados sistemas del coche, y emplearlos para controlar las luces interiores, el claxon y, lo que es más peligroso, el cierre de puertas, todo esto mientras el coche está en movimiento. De momento, claro, no han publicado cómo lo han logrado, y cabe esperar que lo siguiente que han hecho haya sido contactar con Tesla para informar de los fallos de seguridad y colaborar en su eliminación. La respuesta de Tesla, según el diario de Chicago, ha sido la siguiente:

While Tesla is not associated with the conference and is not a sponsor of the competition, we support the idea of providing an environment in which responsible security researchers can help identify potential vulnerabilities […]We hope that the security researchers will act responsibly and in good faith.

En resumen, que aunque Tesla no tiene relación alguna con dicho evento ni con la competición para intentar hackear sus sistemas, sí que están de acuerdo con que existan entornos en los que los investigadores de seguridad puedan hacer sus pruebas y detectar vulnerabilidades potenciales. Así mismo, claro, hacen saber su deseo de que los investigadores que han participado en el ataque actúen de forma responsable y de buena fe.

 

Imagen: Robert Scoble

No comments yet.

Deja un comentario