" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

La compañía invertirá 3.000 millones de dólares en ella a lo largo de los próximos cuatro años

IBM crea una división dedicada a Internet de las Cosas

Hace mucho que se habla de Internet de las Cosas como uno de los grandes retos del futuro de la tecnología y las telecomunicaciones, pero ese futuro comienza a estar más cerca de lo que muchos piensan. A pesar de que casi no nos damos cuenta de ello, cada vez hay más dispositivos de todo tipo conectados a Internet, desde termostatos a coches, y poco a poco, este fenómeno está empezando a coger velocidad. Tanto, que si alguna gran empresa que muestra cierto interés en el tema se lo piensa un poco más, puede que llegue demasiado tarde. En IBM quieren evitarlo, y han decidido no perder más tiempo, para lo que han decidido crear una división dedicada exclusivamente a Internet de las cosas, en la que la compañía planea invertir nada menos que 3.000 millones de dólares a lo largo de los próximos cuatro años.

La decisión la han tomado para llevar más allá los proyectos relacionados con Internet de las Cosas que sus empleados están desarrollando desde el 2008, año en que la compañía puso en marcha su plan Smarter Planet. Con él han desarrollado todo tipo de proyectos relacionados con ciudades inteligentes o gestión más eficaz de los recursos, que van desde la planificación e instalación de sistemas de distribución y gestión de agua inteligentes hasta la dotación de tecnología digital para la mejora de las redes eléctricas, pasando por la integración de sistemas inteligentes en diversas infraestructuras de las ciudades. Así, IBM reunirá los recursos y el personal que se ha venido dedicando hasta ahora a trabajar en proyectos relacionados con Internet de las Cosas en una única división.

El dinero invertido por IBM en esta unidad se utilizará para desarrollar e implementar en todo el mundo sistemas informáticos basados en Internet de las Cosas. La compañía va a poner a trabajar en este campo a más de 2.000 de sus investigadores, desarrolladores de software y consultores. Entre otras cosas, además de dedicarse a la investigación en IoT, su misión será facilitar en tiempo real los datos recogidos por dispositivos conectados a los clientes de la compañía, tanto a empresas como a organismos oficiales, proceso que se llevará a cabo a través de la nube.

Todo para evitar que esta información pierda valor, ya que según apunta Steve Hamm, Evangelizador Jefe de IBM, en uno de los blogs oficiales de la compañía, dedicado a la iniciativa Smarter Planet, “Aunque ya hay billones de dispositivos conectados en todo el planeta, el 90 por ciento de los datos que recogen nunca se analiza, y el 60 por ciento empieza a perder su valor sólo unos segundos después de su generación”. Así, al distribuirse a las entidades adecuadas y en el menor espacio de tiempo posible, se podría conseguir información muy valiosa para mejorar y transformar no sólo el mundo de la empresa, sino también los transportes, la gestión y conservación de infraestructuras, la seguridad, la construcción o la educación.

Los primeros pasos que va a dar esta nueva división de IBM serán el diseño de diversas soluciones de Internet de las cosas para tres sectores: banca, seguros y ventas. Además, la compañía planea utilizar su entorno de desarrollo en la nube Bluemix para mejorar las posibilidades que ofrece Internet de las Cosas. Y no van a hacerlo solos, puesto que van a firmar acuerdos de colaboración con otras compañías para poder desarrollar soluciones a medida para distintos sectores. Fundamentalmente serán desarrolladores de chips y gadgets, como el que IBM ha firmado con ARM, centrado en la aceleración del desarrollo de dispositivos conectados a la nube.

No comments yet.

Deja un comentario